TELEVISIÓN

Nueva temporada de una mítica serie de televisión

En Netflix se estrenó la tercera temporada de Twin Peaks.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Twin Peaks, Foto: Netflix

El domingo, se estrenó la tercera temporada de la serie creada por David Lynch y Mark Frost, Twin Peaks en el canal Showtime de Estados Unidos.

Sin los grandes anuncios que caracterizan al servicio de streaming Netflix ya se puede ver no solo la nueva temporada, sino también la serie original de 1990 y la película Twin Peaks, el fuego camina conmigo. Toda una panzada se podrán hacer los seguidores del director, así como de esta serie que, con los años se ha convertido en una de culto.

El regreso de Twin Peaks es uno de los acontecimientos más importantes del año para la televisión. Ccuando los seguidores del misterio que rodea la muerte de la joven Laura Palmer se habían resignado a que la historia no seguiría apareció Netflix.

De esta forma, ya se puede ver el primer episodio, un capítulo especial de dos horas, y todos los lunes se irán agregando los capítulos que siguen, hasta completar los 18 que conforman la tercera temporada.

Poco a poco, con ese ritmo pausado que ha caracterizado a la serie se irán revelando los misterios y las preguntas sin contestar que habían quedado flotando en el aire en la primera temporada.

Algunas de esas cuestiones las intentó dulucidar la película, que funcionó como una precuela de esta cruenta historia.

También regresan las escenas oníricas que han marcado a la filmografía de Lynch y han sido uno de los puntos fuertes de la serie. Y están los asesinatos macabros y el extraño sentido del humor con el que Lynch ha cargado a esta serie.

Con este regreso, Lynch demuestra que su fuerza estética y su compleja narración se mantienen intactos, tras más de 25 años del final de la serie que cambió por completo la forma de hacer televisión, tras su debut en 1990.

"Nos vemos dentro de 25 años" le susurraba Laura Palmer al detective Dale Cooper (Kyle MacLachlan), el encargado de investigar su asesinato. Nadie se esperó que Lynch se tomara tan en serio esta frase, aunque lo que parecía una simple referencia esotérica más, este año finalmente se ha cumplido.

Unas semanas antes del desembarco de la nueva tanda de episodios, Lynch le había contado a la revista The Sidney Morning Herald que ya no dirigirá más películas. Para él, que hizo películas como Terciopelo azul, Carretera perdida, Corazón salvaje y Una historia sencilla, considera que la industria cinematográfica ha cambiado demasiado y él ya no tiene lugar en ella.

Porque según dijo, las cosas que le ofrecían dirigir, aunque podrían haber sido taquilleras, no eran las que quería hacer. La televisión se ha convertido el refugio de varios realizadores que no encuentran cabida en la pantalla grande. Lynch es uno de ellos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)