HARRY POTTER

De niño mago a adulto atribulado

El nuevo libro, editado mundialmente el domingo en inglés, está a la altura de la saga.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Harry Potter y el niño maldito". Foto: Difusión

Nueve años pasaron de aquella noche del 21 de julio de 2007 cuando miles de fanáticos rompieron filas para hacerse con el séptimo y último libro de la saga de Harry Potter.

Aquello parecía el final de una historia con la que los que hoy son casi treintañeros vivieron su adolescencia.

Pero nueve años después tenemos un vistazo a la vida de un Harry adulto, luchando con el desafío de ser padre de adolescentes. Y ahí no hay truco que alcance.

Harry Potter and the Cursed Child ("Harry Potter y el niño maldito"), el nuevo libro de Potter editado el domingo, es, en realidad, el guión de los ensayos de una obra de teatro estrenada en la víspera del cumpleaños del exniño mago, quien el 31 de julio celebró 36 años.

Ese guión teatral se convirtió en un libro que se lanzó junto con la premiere mundial de la obra y fue escrito por J.K. Rowling quien entregó su idea original a John Tiffany y Jack Thorne para lo que la conviertan en esa puesta que agota funciones en el West End londinense.

Durante el estreno de la obra, Rowling avisó que ahora sí, al acceder al teatro, la historia ha llegado a su fin. Según The New York Times, Harry Potter and the Cursed Child podría tener su versión en Broadway en poco tiempo.

El libro.

El nuevo libro, que para los fanáticos es lectura obligada y de un tirón, no decepciona. Como por efecto de magia, los lectores son atrapados desde las primeras páginas.

La que ha sido promocionada como la octava historia de la saga tiene poco más de 300 páginas y se divide en dos partes de dos actos cada una.

Desde el punto de vista argumental, el personaje creció junto a sus fanáticos, ya que probablemente muchos estén viviendo experiencias similares a las de Harry y sus amigos como padres: el guión repasa temas profundos y reflexivos, dirigidos a un público más maduro. La paternidad es una de las tareas más complicadas para Harry Potter.

Por allí aparece, por ejemplo, el peso que siente por haber crecido sin padres ni referentes en su vida.

Y las muertes que pesan en su conciencia y los hechos traumáticos que vivió en su lucha por destruir a Lord Voldemort lo volvieron un hombre atribulado, que no conecta con su hijo ni consigue transmitirle amor incondicional.

La posibilidad de cambiar el pasado, sin trastocar el presente es uno de los conflictos centrales de la obra. Como reflexionando sobre el efecto mariposa, el texto demuestra como las acciones pasadas nos han traído al día de hoy y por qué es necesario que la realidad permanezca así.

El argumento.

La primera escena de la obra de teatro es familiar. La historia se retoma 19 años después de la Batalla de Hogwarts, en el exacto momento que la dejamos en el epílogo de las Reliquias de la Muerte.

En el andén 9 y de la estación Kings Cross de Londres un Harry Potter de 36 años, casado con Ginny Weasley aparece con tres hijos: James, Albus Severus y Lily. También están allí Ron y Hermione, con sus hijos Rose y Hugo, y Draco Malfoy con su esposa Astoria y su único hijo Scorpius.

El tiempo ha pasado y ahora Harry trabaja en el Ministerio de Magia y es el jefe del Departamento de Seguridad Mágica; Hermione es la Ministro de Magia, la primer ministro del mundo mágico; Ron se encarga de la tienda de bromas que fundaron sus hermanos, los entrañables gemelos Fred y George; mientras que Ginny es la editora de deportes de El Profeta.

No todo es color de rosa, Ron aparece caracterizado levemente como alcohólico aunque sigue siendo el chistoso de siempre, Hermione continúa siendo brillante y exigente, una mujer poderosa y empoderada, mientras que Harry se ha convertido en un hombre bastante más oscuro de lo que imaginábamos. La huella de Lord Voldemort en su vida aún lo persigue, las personas que murieron para salvarlo pesan en su conciencia y no está cumpliendo correctamente con su trabajo. A todo esto se suma los problemas que tiene con su hijo que ha entrado en Hogwarts, fue seleccionado para Slytherin y su mejor amigo es Scorpius Malfoy, el hijo de Draco.

Scorpius y Albus sienten el peso de ser hijos de sus padres: Malfoy es brillante y víctima de bullying, debido a que se rumorea que su veradero padre es Lord Voldemort, mientras que Albus lidia con ser hijo del "niño que vivió".

Harry es acechado nuevamente por su pasado, la cicatriz vuelve a doler, los sueños vuelven a aparecer y la posibilidad de que Lord Voldemort regrese lo aterra. Y la muerte de Cedric Diggory comienza a pesar más sobre Harry: se rumorea que han encontrado un Giratiempos —aquel dispositivo que usaba Hermione para asistir a clases en El Prisionero de Azkaban y que salvó la vida a Sirius Black— y el padre de Cedric desea que Harry viaje en el tiempo y salve la vida de su hijo.

Albus escucha la conversación de su padre y decide remendar los errores del pasado. Animado por la supuesta prima de Cedric, Delphi decide vivir una aventura y viajar en el tiempo junto a Scorpius.

Pero viajar y modificarlo sin que tenga efectos en el presente es muy riesgoso y el hijo de Harry Potter pone en riesgo, incluso su propia existencia.

Además, una nueva profecía cierne sobre él y vaticina el regreso de Lord Voldemort.

Quienes decidan leer el libro volverán a sumergirse en el mundo creado por Rowling de manera absorbente. A pesar de tratarse de un producto pensado para ser interpretado en el teatro funciona igual que los siete libros anteriores y no opone resistencia a quienes lo leen y atreven a adentrarse en esta nueva aventura.

O sea que la magia sigue intacta.

EL 28 DE SEPTIEMBRE LLEGA EN ESPAÑOL.

En Uruguay ya se agotó esta edición en inglés.

Si bien ya se realizó el lanzamiento en inglés de Harry Potter and the cursed child, los lectores uruguayos tendrán que esperar, de acuerdo con su distribuidora local, Gussi, hasta el 28 de septiembre para poder leerl en español, las aventuras de un (ahora) adulto Harry Potter.

Pero muchos uruguayos ya lo habrán leído en inglés. El octavo libro, esta vez el guión de la obra de teatro tuvo, como en todo el mundo una preventa en Uruguay que comenzó un mes antes de la fecha de lanzamiento con un precio promocional de 1.370 pesos (ahora cuesta 1.610), de acuerdo con información provista por la librería Bookshop. Los 220 ejemplares (todos en inglés), que trajo esa librería se agotaron antes del domingo, por lo que ahora intentan conseguir más ejemplares, para satisfacer la demanda local.

Mundialmente, el libro rompió todos los récords de venta anticipada, según Amazon y la librería Barnes & Noble. Ese récord hasta ahora lo tenía Harry Potter y las reliquias de la muerte, el último libro de la saga original lanzado en 2007.

La editorial estadounidense Scholastic, que publica los libros de Harry Potter en Estados Unidos, imprimió 4,5 millones de ejemplares. Un justificado optimismo.

Harry Potter and The Cursed Child. Parts One and Two [*****]

De J.K. Rowling, John Tiffany y Jack Thorne. Obra teatral: Jack Thorne. Editorial: Arthur A. Levine Books, 2016. Páginas: 308. Precio: En librerías locales: 1.610 pesos. En Amazon: 9.99 dólares (edición kindle). Editado: 31 de julio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados