entrevista

Zorrito Von Quintiero: el milagro del rock y de los amigos

El músico argentino, que toca en la banda de Charly García y formó parte de Soda Stereo y Ratones Paraonicos, toca todos los martes de enero en Medio y Medio 

Fabián "Zorrito" Von Quintiero
Fabián "Zorrito" Von Quintiero. Foto: Fernando Ponzetto

"¿Venís para el Sofitel?”, me pregunta Fabián “Zorrito” Von Quintiero por chat de whatsapp. Lo que originalmente se había planeado como una pequeña entrevista telefónica se terminó convirtiendo en una charla de más de una hora y media, en la que el tecladista de Charly García -que pasó por Soda Stereo y Ratones Paranoicos-, llenó mi grabadora con grandes anécdotas de una vida dedicada al rock.

“Dale, salgo para ahí”, le respondí luego de dudar unos minutos por el repentino cambio de planes. No podía negarme a escuchar en persona las historias de un hombre que en su foto de perfil en whatsapp se lo ve abrazado a Mick Jagger.

Al entrar al restaurante del hotel de Carrasco lo encuentro comiendo unos huevos benedictinos al salmón junto a Mariana, su pareja. Con su melena negra, una barba que delata algunas canas, varias cadenas colgando del cuello, bermuda de jean y camiseta blanca, Zorrito es la imagen de todo aquello que viene a la mente cuando pensamos en un rockstar.

“Me gusta mucho compartir con los pibes uruguayos, que son amigos de toda la vida”, comenta de entrada. “Pasar todo el verano acá y tener la posibilidad de que nos den el escenario una vez por semana me pone muy contento”. Desde 2017, Quintiero pasa toda la temporada en Punta Ballena y toca todos los martes de enero en Medio y Medio.

Primero participó de algunas fechas del Martes On Fire -organizados por Francisco Fattoruso-, y, desde el verano pasado, pasó a tener su propio ciclo musical, donde la improvisación es el principal atractivo de la noche. En 2018 estuvo a cargo del ciclo Rockeo y Julieta, junto a Julieta Rada en voces, en el que luego de interpretar clásicos del repertorio rioplatense, se daba espacio a jams, a las que se sumaban algunos músicos veraneantes. Así, subieron al escenario de Medio y Medio leyendas como David Lebón, Ruben Rada y Charly García quien el año pasado festejó de cumpleaños del Zorrito.

Ahora, Von Quintiero está a cargo de Zorrito Von & The Cracks, que junto a Felipe Herrera (voz), Quique Parodi (voz), Nicolás Cattáneo (teclado), Nicolás Bereciartúa (guitarra), Federico Dinamita Pereda (guitarra) y Javier Pichu Villa (batería), se dedican a “celebrar la historia” del cover.

“El cover existe desde hace mucho y tiene su encanto en la historia de la música. Hay artistas que son muy buenos escritores, con una obra impresionante, y que hicieron sus versiones de otros artistas”, me dice mientras se toma un jugo de frutas y moja pan en la yema de los huevos benedictinos.

Enseguida, Zorrito y Mariana comienzan a nombrar músicos que grabaron versiones. La lista es larga y se entusiasman, por ejemplo, con el “Hey Joe” que popularizó Jimi Hendrix. Me atrevo a mencionar las canciones de Stevie Wonder hizo de los Beatles y Dylan. Los tres estamos de acuerdo que están buenísimas

“Quiero que la música nos una”, dice, como si fuera un manifiesto. “Para separarnos ya tenemos a la economía, la política y el fútbol”, añade y sonríe. En sus recitales, el momento en que la música funciona más claramente como un elemento de unión llega con las improvisaciones.

“La semana pasada se subió a tocar Vitico, de Riff, y fue increíble. Igual, al escenario no se sube cualquiera”, aclara. “Algunos se asustan porque hay que mandarse sin ensayar y pelar; no es fácil”.

Zorrito Von Quintiero
Zorrito Von Quintiero tocando en Medio y Medio. Foto: Sol Giraudo

La vida con Charly García

Quintiero considera que su gran maestro musical fue Charly García, con quien toca desde 1987, donde se sumó a la banda que García reclutó para presentar su disco Parte de la religión. “Esa experiencia me dio el oficio de tocar en vivo y de resolver urgencias que pasan en el escenario”, relata. “Charly es como un preparador físico; una vez llegamos a ensayar 20 horas. No te dejaba salir a descansar, ni parar para comer una pizza. Después de años de tocar juntos, un día con el "Negro" García López nos fuimos a tomar unas cervezas sin avisarle. Cuando volvimos no nos dijo nada; ni se había dado cuenta. La cosa es así con Charly: si preguntás, perdés”.

Quintiero retoma el tema de las improvisaciones cuando recuerda la mayor sorpresa que vivió sobre un escenario. “En la última llegada de los Stones a Buenos Aires se me cumplió un sueño de 40 años”, dice con una sonrisa. 

“Estábamos con Charly en el hotel donde se alojaba Ronnie Wood y se le ocurrió tocar ‘Honky Tonk Woman’ junto con Bernard Fowler (corista de los Stones). De la nada se abre la puerta y entra Mick Jagger. Se hizo el milagro”.

La charla deriva en el 30° aniversario de Cómo conseguir chicas, el primer disco de García en el que Quintiero participó. “Lo más impactante de esa época fue hacer el afiche del show”, dice. “Nos vestimos de mujer y nos maquillamos, hicimos una producción de fotos, tipo modelo, mientras que Charly estaba adelante con un ramo de flores en la mano”. El Zorrito no deja de reírse mientras narra el momento en que vio ese anuncio pintado a mano en la calle Corrientes, para anunciar los recitales en el Gran Rex. Se para, y entre risas imita las poses sugestivas que hacía el Negro García López. “Era todo muy alucinante”.

Entre las anécdotas de Quintiero, el tema de la improvisación vuelve a tomar el protagonismo. Según relata, la canción “Fanky” surgió a partir de una zapada. “Yo tenía una obsesión con que hiciera un tema funky. Un día le hinché tanto las bolas que lo terminó grabando. El tema salió de una frase de teclado mía y de la guitarra del Negro. Es de los pocos temas que hicimos miti miti”, cuenta.

Y Quintiero no para de contar historias aunque, algunas de las más jugosas, prefiere hacerlas off the record. Al final, ya desaparecidos los tentadores huevos benedictinos, reflexiona: “Estas entrevistas no se logran solo con una llamada”. Y tenía toda la razón.

Charly, con ganas de tocar, suelto en el este

“Estos días llegó Charly, sabiendo que yo estaba acá, al igual que el año pasado”, dice el Zorrito. “Vino a pasar unos días y, sin acuerdo previo, ya estuvo tocando en algunos bares donde hay instrumentos. Esa es la clave: si hay instrumentos y sonidos, entonces podemos llegar a caer e improvisar algo”. De esta manera, el jueves pasado García ofreció un recital sorpresa de 40 minutos en el bar Ferona. Luego, el sábado, el argentino se pasó por el recital de Ruben Rada en Medio y Medio y se animó a subir al escenario. Junto a Rada interpretó “Dedos” y “Malísimo”. También comenzó a interpretar “Cinema Verité” (del disco Bicicletas, de Serú Girán) pero se le olvidó la letra. Tras hacer un chiste, se retiró del escenario. Por último, Quintiero comentó a El País que es posible que García participe de su show de esta noche con los Cracks.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)