MÚSICA

Zarzuela: la revitalización de un género

Desde el viernes 8 y por seis funciones, El dúo de La Africana en la Sala Nelly Goitiño.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según Valensky, ahí, "todo tiene que ir en el tiempo justo, tipo reloj". Foto: Sodre.

La zarzuela es uno de los géneros que el Sodre busca revitalizar, apostando a que si se pone en escena con cierto despliegue de producción, el público va a responder. En esa línea de trabajo, este viernes 8 se estrena El dúo de La Africana, que promete desplegar en el escenario de la Sala Nelly Goitiño un montaje al que no le falte nada. Y para el año que viene se baraja la idea de dar un paso más, y hacer una zarzuela en el escenario mayor del Auditorio Nacional Adela Reta.

Para darle más fuerza a este estreno, fue sumado al elenco el conocido actor cómico Petru Valensky, quien incursiona en un nuevo terreno. "Mi personaje es Doña Serafina, una madre pitucona que defiende a su hijo a muerte, aunque no quiere que el hijo cante porque es una aristócrata. El personaje me permite hacer mucho en el escenario, me divierto mucho. Y tiene algo que ver con esos personajes que yo he hecho en la compañía Italia Fausta, tiene algo de las pitucas que yo hacía en Alcanzame la polvera, o No te vistas que no vas", contó Valensky a El País.

El actor fue sumado en 2014 a una ópera, Carmen, y ahora se suma a esta experiencia zarzuelera. "Empezamos los ensayos hace más de un mes, dirigidos por Santiago Bentancor, que es un genio. Me quedo embobado con el coro, con mis compañeros los que actúan, con los que cantan, me encanta. Es muy distinto al teatro: acá es tipo reloj, todo tiene que ir perfecto, en el tiempo justo", dice Valensky.

El dúo de La Africana contará con la dirección musical de Esteban Louise, y la participación del Conjunto de Música de Cámara y solistas del Coro Nacional. Habrá dos elencos de primeras voces: el primero irá el día del estreno, el domingo 10 y el sábado 16; reúne a Eduardo Garella, Kaycobé Gómez y Gerardo Marandino. Y en el segundo son sustituidos por Álvaro Godiño, Julia Araújo y Andrés Presno.

Con texto de Miguel de Echegaray y música de Manuel Fernández Caballero, la zarzuela tiene mucho de comedia de enredos. En ella se desarrollan las andanzas de una modesta compañía de ópera, con un empresario tacaño que se niega a pagar a las coristas, y un tenor enamorado de la soprano, que además es la mujer del empresario. La obra dura una hora y veinte minutos, y en este caso está ambientada a finales de los años 50 y principios de los 60.

"Hay una continua interacción entre el texto actuado, de mucha comicidad, y las partes cantadas. Y dentro de la música, hay dos dúos que son muy importantes, uno entre el barítono y el tenor, y otro entre el tenor y la soprano. Y tiene dos números de coro muy importantes, uno de ellos, El Coro de la murmuración, que es como un coro de susurros", adelanta Esteban Louise, quien subraya la rica musicalidad de la pieza, especialmente por sus ritmos españoles tradicionales, en los que está presente la jota y la mazurca.

El Conjunto de Música de Cámara estará integrado por Juan Cannavó (primer violín), Diego Naser (segundo violín), Stella Maris González (viola), Gerardo Moreira (violoncello), Germán Álvarez (contrabajo) y Julián Bello al piano. "Es una música que se presta perfectamente para esta formación: en la composición original no hay ningún instrumento español propiamente dicho. Pero como su usa habitualmente, y nosotros aquí lo hacemos, en una de las romanzas que canta la soprano introdujimos castañuelas, lo que le da un tinte tradicional sumamente interesante", indica Louise, agregando que dado que la sala no cuenta con foso, los músicos estarán en escena, formando parte de la dinámica de actores, cantantes y coros.

El vestuario y la escenografía van por cuenta de Beatriz Martínez, en una producción totalmente nacional, diseñado todo para la ocasión. "Es algo sumamente sencillo pero junto, tanto la utilería como la escenografía, que deben recrear una sala de ensayo de un teatro, buscando que sea lo más real. Sobre el final, antes de que se desate el caos, se realiza un fragmento de la ópera La Africana, y ahí sí aparecen vestidos como para esa ópera, pero siempre desde la estética de una compañía de ópera barata, que es lo que plantea la trama", advierte Louise.

Un título divertido.

"El dúo de La Africana no es de los títulos más aclamados, pero sí de los más divertidos, y más trasladables a cualquier momento histórico. Porque es teatro dentro del teatro, es mostrar el día a día de una compañía, como hay cientos en el mundo. Y eso hace que sea un título vigente, y fácil de extrapolar y de presentar con diferentes estéticas", considera el director musical, quien cuenta en el elenco con la participación de Fabián Villalba, María Victoria Píriz, Óscar Correa, Pablo Falcón, Débora de León y Alfredo Belloni.

Louise indica que hubo varios puntos que atender, entre ellos la dicción del castellano tan propia de la zarzuela, y formas de pronunciación. "Hemos buscado tener esos modismos, porque la zarzuela tiene un libreto que ya presenta esos modismos, a lo que tratamos de ser lo más fieles, así como los acentos. Y tratamos que sea lo más natural posible, que no quede forzado ni exagerado", dice el director, atento a que "siempre se corre el riesgo de caer en lo caricaturesco".

"Esta es la primera vez en muchos años que la zarzuela vuelve a formar parte de una temporada oficial con un título: el género se ha mantenido latente en pequeñas producciones privadas, que han mantenido al público. El año pasado el Sodre hizo una gala de zarzuela, con gran éxito de público, y como consecuencia este año ya se planteó esta zarzuela, con puesta en escena propiamente dicha. Creo que es un género que acá tiene mucha tradición, que hay un público muy valioso, y que está empezando a resurgir en las esferas oficiales", señala el destacado director de coros.

"En general el público de música clásica es un público mayor. El desafío que tenemos día a día es cautivar a nuevos públicos, desacartonar la música clásica, y romper los mitos sobre que la música académica es algo elitista. Se está luchando y se está logrando; la zarzuela no escapa de esto. Hay mucha gente joven estudiando arte lírico, y las arias y dúos de zarzuela se estudian continuamente. Por ese lado también se está revitalizando", remata Louise.

Las funciones son viernes y sábados a las 20:00 horas, y domingos a las 18:00, hasta el domingo 17 de abril. Entradas en Tickantel y en las boleterías del Sodre. Valen: la platea $ 790 y la tertulia $ 490.

teatro, "El dúo de La Africana", Esteban Louise, Petru Valensky, Sala Nelly Goitiño

De las papas fritas a la pastilla para la presión.

Reconocido comediante y comunicador, Petru Valensky lleva tres décadas aportando su histrionismo a la escena local, dividiendo su actividad entre la televisión y el teatro.

Actor clave de la compañía Italia Fausta, la noticia del apartamiento de esa compañía de esa sala fue un golpe duro para él: "Lo viví con mucho dolor. Fue una pérdida, igual que la pérdida de un ser querido. No lo veía venir, por más que toda la vida decían que el Anglo iba a precisar la sala. Fue un ciclo. Eso confirma que no todo es para toda la vida".

Treinta años atrás, Valensky desayunaba Coca Cola y papas fritas. "En la época de los comienzos le dábamos con eso. Ahora ya no, no puedo. Papas fritas no. Ahora me tomo un vaso de Coca Cola con la pastilla para la presión".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados