MÚSICA

La voz femenina del hip hop local

Eli Almic presenta su disco este miércoles en Sala Camacuá.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eli Almic

Con historial de actriz, intenciones de ser rapera desde la adolescencia y una experiencia de cuatro años como cantante en los escenarios montevideanos, Eli Almic (nacida Elisa Fernández) finalmente está lista para presentar su primer disco, Hace que exista, que lanzó a través de su Bandcamp en agosto.

El miércoles a las 21.00, Almic tocará en Sala Camacuá y hay entradas en venta en el servicio Tickantel a 300 pesos. Se presentará con DJ RC (Rodrigo Chávez), con quien hizo este disco, y con una banda que integran los músicos Sebastián Gagliardi en teclados, Flavio Galmarini en batería, Miguel Nieto en bajo, Gonzalo Vivas en guitarra y Nicolás Grieco en trompeta.

"No quería sacar el disco así nomás y este fue el momento donde me organicé. Los temas no son muy nuevos, la mayoría estaban hechos del año pasado y algunos son de 2014. Pero ahora estoy contenta de haberlo sacado", dice Almic en diálogo El País. "Es más, ya tengo ganas de grabar otro", agrega.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Eli Almic es ahora la voz femenina del rap en uruguay, siempre con las limitantes de una escena que crece pero sigue siendo para un público acotado. Y se ganó ese lugar por perseverancia, ya que cuando empezó a tratar de hacerse espacio en la movida local del hip hop asegura que no conocía a nadie y no tenía más que las ganas de decir cosas. De hecho, empezó rapeando en inglés porque sabía que no todos iban a entender lo que estaba diciendo, y podía soltar "cualquier bolazo".

Después llegó Rodrigo Chávez y con él empezó el camino de la producción. Juntos grabaron el EP Rara vez y ahora el disco Hace que exista, en el que Almic logra lucir su voz respetando el formato de la canción, y nutriéndose del soul y el rhythm and blues. Es un muy buen primer trabajo.

"De chica empecé a rapear pero no me lo tomaba muy en serio, hasta que lo empecé a hacer más seguido y me empecé a grabar para ver qué me gustaba de mí y qué no. Mi primer toque fue en 2012 y el segundo ya fue con RC. Él me propuso rápido empezar a laburar juntos", cuenta respecto a este proceso que terminó desembocando en un disco y una presentación.

Almic está satisfecha con este trabajo pero también reconoce que sigue en un camino de búsqueda que tiene que ver con varias cosas: sobre todo con la manera de decir, de cómo poner su voz para encontrar su estilo propio que también tiene que ver con la lengua en la que elija rapear.

De hecho es parte de otra banda, Atlántico negro (que está por presentar su segundo disco de estudio) , que fusiona géneros y donde Almic canta de una manera totalmente distinta. Es todo parte de esa exploración musical.

Pero ese camino de búsqueda lo está haciendo a su tiempo, porque si no lo disfruta no tendría demasiado sentido. Parte de ese disfrute será su show del miércoles en la Camacuá, donde con las canciones intentará hacer que las cosas sucedan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)