claudia leitte

Vivir la fantasía carnavalera en una fiesta que nunca termina

Charla con una brasileña que quiere conquistar el mundo con sangre latina y carnaval

Claudia Leitte. Fotos: difusión
Videoclip de "Carnaval", la canción de Claudia Leitte con Pitbull

Hay algo seguro para cualquier brasileño, algo que sobrepasa los estereotipos y que fácilmente podría definirse como pasión, una pasión que nace de dos tradiciones que buscan, siempre, mantener en alto: el fútbol y el carnaval. Claudia Leitte ha sabido construir su carrera en el cruce de estos universos que, según ella, se unen porque son fiestas democráticas en la que todos conviven y festejan sin diferencias.

Aunque su ídolo es Roberto Carlos y cada tanto aparecen baladas en su repertorio, a Claudia Leitte, aquel que la conozca, la verá siempre bailando. Primero lo hizo al ritmo del axé (género obligatorio para cualquier bahiana), y desde hace un tiempo se le ha dado por ritmos latinos que le abran puertas fuera de Brasil.

Seguramente muchos la recuerden por haber sido, con Pitbull y Jennifer López, la cantante de “We Are One (Ole Ola)”, canción oficial del Mundial de Brasil 2014, o por haber colaborado con Daddy Yankee en “Corazón”. Ahora, se unió de nuevo a Pitbull para “Carnaval”, un tema que conquistó la fiesta brasileña y que ahora busca llegar a más corazones latinos. Sobre eso, habló con El País.

—¿La idea de hacer esta nueva canción con Pitbull viene desde el Mundial?

—Comenzamos a planear el trabajo juntos en 2013, cuando nos conocimos. Pasó la Copa del Mundo y nos dio seguridad para hacer algo juntos, entonces Pitbull y su equipo comenzaron a trabajar en la canción, y “Carnaval” fue la primera que grabamos. 

—¿Es parte de algo más que estés preparando, o fue un homenaje a la gran fiesta brasileña?

—Es parte de un proyecto que se ha venido desarrollando en los últimos tres años desde que firmé con Roc Nation. A lo largo de este período grabé y escribí muchas canciones con muchos artistas fuera de Brasil, pero no me olvidé de los compañeros de mi país. “Carnaval” es parte de este proyecto y un punto más de mi evolución como artista.

—El carnaval suele ser un momento muy intenso para cualquier brasileño, ¿cómo lo vivís?

—Para mí, todos los días tendrían que ser de carnaval (se ríe). Hay una frase muy conocida de una canción de Bahía que dice: “Yo quería que esa fantasía fuese eterna”. Las personas usan trajes de fantasía durante la fiesta y en ese trayecto bailan más, se ríen más, el otro es más importante. Arriba del escenario no veo a nadie diferente de nadie. Es la fiesta más democrática del mundo. Entonces yo realmente quisiera que esa fantasía fuese eterna, que la vida fuese un carnaval. Que las personas dividiesen el espacio los unos con los otros con la intención de ser felices y de hacer al otro feliz.

Claudia Leitte. Fotos: difusión
Claudia Leitte canta "Amor Perfeito" con Roberto Carlos

—En “Carnaval” y en “Corazón” cantás en español e inglés. ¿Trascender las barreras de la lengua es tu forma de ir más allá de la frontera brasileña?

—Cantar en otras lenguas me deja ser guiada por la música. Es más que trascender las barreras, es concebir que la música va a estar al mando y que va a estar todo bien conmigo. Me hace muy feliz, porque aparte de que soy una persona que respeta el escenario y sabe que la música es la que manda, me gusta mucho comunicarme y no puede haber límites para la comunicación. ¡Es desafiante llevar mi carnaval para el mundo!

"Siempre me sentí muy honrada de ser comparada con (...) Ivete Sangalo", dice

Claudia Leitte. Fotos: difusión
Claudia Leitte

—La cantante de axé de los inicios, con temas como “Exttravasa”, o la romántica de “Pássaros”, ahora, y en “Taquita” ya se siente, va hacia el reggaetón y el pop latino. ¿Por qué el cambio?

—Siempre fui una cantante que buscó la versatilidad. En mi primer disco con Babado Novo grabé un clásico de la década de 1970 del rock progresivo, “D’yer Mak’er” de Led Zepellin. Lo hice con pinceladas de reggae. Siempre fui así, corre por mis venas. Para quien lo ve desde afuera, puede parecer un gran cambio, pero para mí no. El ritmo de “Exttravasa” ya es muy diferente al de “Beijar na boca”, que a su vez es muy distinto a “Pássaros”. Además, el pop latino y el reggaetón siempre me influenciaron, y escucho a Daddy Yankee desde mucho antes de grabar con él.

Estar Detrás

A simple vista, el carnaval parece solamente diversión. Pero estar detrás de la fiesta es mucho más y de eso sabe una cantante de axé que supo ser reina de batería en Río de Janeiro, y que lleva la fiesta todos los años a Bahía. Durante ocho días del carnaval pasado, por ejemplo, Leitte pasó seis horas diarias practicando canto y tres arreglándose para salir impecable por la avenida. Después, ya cuando acababa la fiesta de madrugada, hacía ejercicios para cuidar la voz y descansaba para el otro día. “Eso es un día de carnaval, es una maratón”, dice.

—¿Fue un desafío dejar una banda tan popular como Babado Novo para emprender una carrera solista?

—Ya estaba muy cerca de alcanzar lo que quería. Algunos músicos de la banda salieron conmigo y tuve un gran apoyo. Me dijeron que sería más difícil de lo que fue, en verdad. Escuché de muchos que era una locura dejar un grupo de tanto éxito en un momento tan maravilloso como aquel, para seguir la carrera sola. Mis temores fueron más por causa de lo que escuché que por cualquier otra cosa. Es importante enfrentar los miedos.

—Algunos decían que eras la nueva Ivete Sangalo, ¿qué tan difícil fue lograr una imagen propia y despegar tu carrera de cualquier referencia?

—Siempre me sentí muy honrada de ser comparada con una artista como Ivete Sangalo. Nunca fue un problema para mí, pero sí para otras personas. Siempre quise ser cantante, feliz y hacer música. No puedo decir que sufrí por eso, porque no tuve mucho tiempo. Nunca me preocupé por hacer marketing porque mi identidad se fue revelando de a poco.

—Fuiste una de las estrellas del Mundial 2014, ¿qué tenés preparado para este año? ¿Alguna canción mundialista?

—Para este año no hice una canción específica para la Copa del Mundo, pero apuesto por “Carnaval” porque está hecha para celebrar y bailar. La Copa del Mundo es un gran carnaval, son juegos diferentes, pero el espíritu es el de compartir y no de disputar. “Carnaval” es mi consejo para la copa.

Una suma de decisiones que la ha llevado por el camino del éxito

Claudia Leitte nació en Río de Janeiro, pero se siente más bahiana que otra cosa, porque de muy niña se mudó con su familia a Salvador y fue en esa ciudad que descubrió que su vocación era el canto. Pasó por varios grupos y hasta probó con carreras universitarias tradicionales (empezó Derecho y comunicación social, pero los tiempos no le dieron para continuar). Entonces llegó Babado Novo.

Babado Novo empezó entre amigos, pero se convirtió en un proyecto que le permitió a Leitte traspasar Bahía y conquistar el mercado musical brasileño. Éxitos de esta banda fueron “Cai fora” o algunas versiones de clásicos del repertorio de su país, como “Doce paixão” o “Amor perfeito”, la primera de Raça Negra y la otra de Roberto Carlos, con quien pudo compartir escenario en 2015, ya como solista.

Volverse solista fue una decisión desafiante, pero que le enseñó a superar los miedos. Volverse solista, contrario a lo que le decían, aumentó su reconocimiento a nivel nacional -ejemplo de eso es que su primer disco sola, grabado en vivo, fue certificado con un disco de oro, y la versión en DVD recibió tres certificados de disco de platino-, y ya pasaron 10 años de esa decisión.

Son las enseñanzas que le ha dejado su carrera las que pone en práctica ahora, para saltar la frontera y llegar al mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)