Llegada

Una visita que se demoró y que viene con disco

El 20 de marzo en el Teatro de Verano estará David Byrne, uno de los grandes de la historia del rock

David Byrne
David Byrne. Foto: Difusión

Hacía 14 años que David Byrne no sacaba un nuevo disco exclusivamente propio. American Utopia que lo volvió a unir con su clásico productor y socio, Brian Eno y del que ya se conoce un primer adelanto, va a saldar esa deuda.

También hacía 14 años que no venía a Uruguay, un lujo que nos dimos en dos oprtunidades: a mediados de la década de 1990 cuando estaba en plena fase salsera y en 2004 cuando precisamente vino a presentar aquel último disco, Growing Backwards. Ayer se anunció que también honrará esa deuda: estará el 20 de marzo en el Teatro de Verano.

No es que en estas últimas tres décadas, Byrne se haya quedado quieto, una virtud (o un defecto) que está claro no tiene. Grabó discos a dúo con Eno (Everything That Happens Will Happen Today, 2008); Fatboy Slim (el conceptual Here Lies Love de 2010), con Caetano Veloso (Live at Carnegie Hall, 2012) y con Anne Clark, o sea St. Vincent (Love This Giant, 2012). Además hizo la banda de sonido de una serie (Big Love) y un par de libros (uno de ellos, Diarios de Bicicleta, se consigue a Uruguay) y realizó eventos tan disparatados como utilizar un edificio, el Battery Maritime neoyorquino, como un instrumento musical. Además es promotor de la llamada “world music”, una tarea que impulsó la carrera de artistas como Veloso o Juana Molina además de un montón de músicos africanos.

David Byrne
"Everybody's Coming To My House", el nuevo video de David Byrne

Byrne también apareció en la película This Must Be The Place de Paolo Sorrentino, en la que hacía de sí mismo, y, en la certificación de su importancia en la cultura popular contemporáneo en un episodio de los Simpson.

En certificaciones más oficiales ganó un Oscar, un Globo de Oro y un Grammy por la banda sonora de El último emperador de Bernardo Bertolucci; otro Grammy por Everything That Happens Will Happen Today, su último disco con Eno e integra el Rock and Roll Hall of Fame desde 2002 como integrante de Talking Heads.

Fue en ese cuarteto que este escocés de Edinburgo, se destacó como una de las mentes más poderosas del punk neoyorquino de la década de 1970, un movimiento poco monolítico que tuvo en Talking Heads, su lado más intelectual y más arty. Talking Heads no tenía lo lúdico de los Ramones, ni lo pop de Blondie, ni lo poético de Patti Smith, ni lo salvaje de Richard Hell, ni lo cerebral de Televisión pero eran una isla de influencias literarias, musicales y performáticas que dejaban claro lo grande de sus ambiciones.

Después de un perfecto disco debut (Talking Heads 77 donde estaba “Psycho Killer”, su primer gran éxito), la banda encontró en Eno, un buen catalizador de sus inquietudes arty con los sonidos negros neoyorquinos. La asociación con Eno duraría una década donde el grupo (donde también militaban y eran una parte importante del encanto, Tina Weymouth, Chris Frantz y Jerry Harrison) consolidaría su fórmula y dejaron una carrera visionaria, brillante y llena de buenas canciones. Una buena manera de conocer esa etapa es Stop Making Sense, uno de los más grandes conciertos hechos películas, dirigido por Jonathan Demme.

Después de alcanzar su máxima popularidad en el popero (y sin Eno) Little Creatures y mostrar el cansancio de la estructura en Naked, Byrne se concentró en su carrera solista. Su primer disco fue Rei Momo, en el que experimentó con otro sonido neoyorquino, la salsa. El ecleticismo, la ambición y una ética de trabajo envidiable, serían la marca de toda su vida artística. Aunque nunca alcanzó las glorias creativas de Talking Heads (porque esas cosas se dan una sola vez en la vida), su arte siempre fue inquieto, interesante y muy personal. Es una de las grandes personalidades en la historia del rock-

A juzgar por el primer single, “Everybody is Coming to my House”, American Utopia, el disco que impulsa la gira que lo trae a Uruguay, es un compendio de Talking Heads y algunos momentos de su carrera solista. Allí en el medio, o sea en un buen lugar, vamos a encontrar a Byrne en el Teatro de Verano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)