Vienen con más canas pero igual de rebeldes

La banda española cerrará este domingo el primer Cosquín Rock uruguayo

Ska-P. Foto: difusión
Ska-P. Foto: difusión

Uruguay hubiese sido un gran cierre para la gira”, dice Pulpul, guitarra y voz de la banda española Ska-P, en entrevista con El País. Se refiere a la gira que hacían en 2014 y que debía terminar acá, en el Velódromo. Contrario a los rumores de peleas internas, dice que no llegaron por una gripe que afectó a casi todos los del equipo, porque los médicos dijeron que debían descansar.

El descanso llevó cuatro años y recién ahora, en 2018, volvieron, decididos a saldar la deuda con su público uruguayo. El cierre del Cosquín Rock Uruguay, que será este domingo, fue el primer show que agendaron.

La vuelta a los escenarios viene como una muy buena noticia para los fanáticos. En noviembre de 2017, cuando hablaron del regreso, contaron que grabarían un disco aunque no sabían si iban a volver a tocar en vivo, por los problemas de salud de Pulpul.

“La parada ya estaba prevista, porque tengo un problema serio en los oídos, Tinitus, un pitido interno que solo escuchamos los que padecemos el síntoma”, explica el cantante, un poco aliviado. Después de recorrer y recorrer diversas alternativas médicas, supo la verdad: no tiene cura, todavía, pero le enseñaron a no prestarle atención. “Con el tiempo lo he conseguido”, dice.

Sobre eso, admite: “He tenido miedo tremendo a quedarme sordo. Me tranquilizó mucho la audióloga, Isabel, porque me dijo que no iba a quedar sordo por eso, que simplemente era algo muy molesto. Pero es muy difícil, jode mucho; normalmente los oídos y la garganta son tus herramienta de trabajo”.

Ska-P. Foto: difusión
"Jaque al Rey", primer corte difusión de Game Over

Para demostrar que están más viejos pero con los mismos cojones, la nueva etapa de Ska-P los descubre con “Jaque al Rey”, el primer adelanto de Game Over, el disco que sale mañana, en el que se suman a las críticas a las monarquías europeas. Siempre, como están acostumbrados, con un tono ridículo y con un ritmo que se baila a los saltos.

—¿Qué nos pueden adelantar de lo que viene con Game Over?

—Primero que "Jaque al Rey” ha sido el primer corte y ha sido una sorpresa por como le ha ido en reproducciones, sobre todo pensando en que es un tema complicado hablar de la monarquía aquí en España. El Rey es algo intocable. Nosotros queremos demostrar que no, que si de verdad vivimos en una democracia tenemos que estar abiertos a toda libertad de expresión.

—Pensaba que hace un tiempo condenaron a tres años de prisión a Valtónyc, el rapero que habló contra la corona.

—Sí, tenemos un rapero en rejas por expresarse libremente, y Pablo Hasel (poeta español) también tiene problemas con esto. No solamente está pasando en el mundo de la música, sino a humoristas y demás, por la maldita ley mordaza que puso el partido popular. Pero con Ska-P ya llevamos tantísimos años que seguimos nuestra línea, de la reivindicación social, política; no nos va a hacer cambiar una ley, y si vamos a tener problema con la justicia, pues sin miedo ninguno.

—Para Ska-P, ¿la música como una rebelión ha sido siempre el hilo conductor?

—La música es nuestro instrumento de protesta. Hay mucha gente que nos pregunta por qué no hacemos canciones de amor; a ellos, siempre digo lo mismo: todas las canciones de Ska-P son de amor, o casi todas. Lo que pasa es que no es la típica canción de amor. Cantamos lo que vemos, simplemente eso. Las injusticias o la vida desde la perspectiva de un trabajador, un inmigrante; intentamos darle voz, amplificar todo esto lo más posible, ya que los grandes medios de comunicación los silencian.

—Los ideales se mantienen, ¿pero qué cambia en 25 años?

—Yo creo que somos más viejos, nada más.

—¿Los años no te modifican?

—Si agarras cualquier canción de Ska-p, en cualquier disco, es actual, o sea que poco ha cambiado. Entre nosotros, seguimos igual, más viejos, más canas, más calvos.

—Sin Pipi, ¿cómo volver a los escenarios sin él?

— Pipi aportaba mucho en cuanto al espectáculo visual, y más en países donde no se habla castellano, pero si vamos a Uruguay o Argentina, te comunicas con la gente, te expresas libremente como quieres, te entienden. No vamos a intentar sustituir a Pipi por otro. Sí veremos si algún otro miembro de la banda se disfraza. Si no no pasa nada, lo importante son las canciones y me imagino que a la gente le importará la banda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º