MÚSICA

Esa vieja costumbre de hacer bailar a la gente

Hoy, en la Zitarrosa, Antillano celebra sus 50 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Antillano 5.0: el grupo tropical tiene todo preparado para la fiesta. Foto: Difusión

La banda de música tropical Antillano festeja hoy sus 50 años de trayectoria ininterrumpida en la Sala Zitarrosa haciendo lo que mejor saben: hacer bailar a la gente. Van a tener un montón de bailarines espontáneos porque las entradas ya están agotadas.

Antillano, una de las bandas tradicionales de la "cumbia uruguaya", nació "en una esquina de barrio que nunca en la vida se pensó que llegaría a esto", dice Raúl Cabrera, su director.

Para esta noche, Antillano cantará algunos de sus nuevos temas, y viejos éxitos como "Huele a peligro", "La conciencia", "El Mesías", "Quiéreme" o "Virgen de los colores", canciones que han acompañado a más de una generación. Y como el espectáculo es un homenaje a su trayectoria, también dirán presente varios cantantes que han pasado por la banda.

Pero Antillano no sólo vive de su recuerdo, por lo que comenzará a grabar el mes próximo su nuevo disco, nuevamente con el sello Sondor. Será un disco con canciones inéditas y otros clásicos de la banda.

Cabrera recuerda que en sus comienzos, cuando no había radios FM, "si te pasaba la radio Monte Carlo seguido, te hacías conocido y surgías". Por eso "cuando grabamos la canción La gaita de las locas, Monte Carlo la llegó a pasar más de seis veces por día y así fue como se dio el despegue en todo el país".

Antillano también ha sido un éxito de ventas a lo largo de los años: "Fuimos el primer grupo que consiguió el Disco de Oro y de Platino, un logro que para ese entonces era muy raro, más que nada para una orquesta de cumbia", dice Cabrera.

Enfatiza que "hoy es una noche especial que se vive con intensidad y con muchos ensayos para conseguir un despliegue impresionante y recibir a varios amigos de la orquesta". En el escenario se espera a Mariel, Yesty Prieto, Daniel Espinosa, "Chato" Arismendi, Alejandro Cabrera y Beto Núñez; en la conducción estarán Cucuzú y Leonel Acuña.

El secreto para mantenerse se debe, asegura Cabrera, "a todos los músicos y cantantes que estuvieron en estos años, ya que fueron ellos quienes hicieron posible que hoy podamos celebrar estos 50 años".

Pero más que nada la vigencia de este grupo se da por haber logrado adaptarse a los cambios constantes del mercado, "los cuales son, hoy por hoy, mucho más rápidos que antes".

Género popular.

Si bien hoy la música tropical es el género musical que reúne a más gente junto con el folclore, también es cierto que tiene el público más variado en edades y estratos sociales. En los comienzos no era tan así. Cabrera lo asemeja a lo que fue en su momento el tango, "salvando las diferencias, claro está. Porque cuando comenzó, el tango se miraba como una música de lugares de bajo estatus, pero que fue creciendo y ahora se escucha en todos lados, al igual que la cumbia", dice Cabrera.

Pero este género, como tanto otros, también ha tenido sus altibajos, y si bien lo escuchaban en "Carrasco y Pocitos", lo cierto es que "no se aceptaba que gustara la música tropical, pero hoy por hoy se ha metido en todos lados y ha logrado un estatus muy grande porque se ha profesionalizado gracias a buenos músicos", dice Cabrera.

Sobre la "cumbia cheta", el director de Antillano señala que "es un estilo y hay que aceptarlo porque está gustando mucho". Pero también indica que lo más importante es lo que ha logrado esta movida nueva "que entró con gran fuerza en Argentina, cuando estábamos acostumbrados a que de allá nos mandaran estilos para acá. Y ahora lo estamos exportando y por eso lo veo importante". Han pasado muchas cosas en estos 50 años de Antillano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados