Lanzamiento

Con "Vibras", J Balvin avanza en su conquista del mercado

El nuevo disco del colombiano refleja cuáles son sus intenciones

J Balvin
J Balvin. Foto: Instagram @jbalvin

El reggaetón nos molestó tanto desde que empezó a difundirse, nos invadió tanto, se instaló tan rápido en tantas plataformas —radio, televisión y las mil posibilidades de internet; incluso en celulares sin auriculares en los ómnibus— que lo odiamos.

Lo rechazamos, los que no somos “del palo”, como rechazamos a cualquier cosa de la que sea imposible escapar y esté fuera de nuestro círculo de intereses. Y si a eso le sumamos que melódica y rítmicamente es monótono, y que sus letras son misóginas y no tienen consistencia alguna, el rechazo aumenta. Las letras del género son, más bien, el acompañamiento de una música que entretiene a quien la baila.

Pero el reggaetón, por más rechazo que haya, crece, muta, evoluciona, se expande, bate récords, porque está claro que las reglas del juego están definidas y las ponen el mercado y la industria discográfica. Y hacia allí nos han llevado, a esa universalización del gusto que hoy tiene al trap, al reggaetón y a lo urbano y un poco al hip hop, como estandartes.

Y a un disco de reggaetón, un sitio de referencia para melómanos y roqueros como Pitchfork le acaba de dar ocho puntos sobre 10; Rolling Stone le dio tres estrellas y media de un total de cinco, y The Guardian, cuatro sobre la misma media. Porque si el reggaetón crece, muta, y bate récords, mucho tiene que ver con J Balvin, que con su flamante "Vibras" sigue siendo el chico mimado por parte de la crítica.

Balvin es probablemente el reggaetonero con mayor aceptación en el hemisferio norte —ha colaborado con Beyoncé, Pharrell Williams, Cardi B, Liam Payne o Major Lazer entre otros— y, aunque muy famoso, uno de los menos mediáticos en Uruguay. El año pasado agotó entradas en el Palacio Peñarol, pero con mucho menos revuelo que la visita de Maluma, quien ha llenado el Velódromo en más de una oportunidad.

Y de todos, es el más interesante. No sólo ha hecho que estadounidenses canten en español invirtiendo la dinámica habitual, sino que procuró darle algo más al reggaetón. Ya lo había demostrado con Energía, un álbum capaz de hacer mover a cualquiera, y ahora lo confirma con Vibras.

“Hago música que entretiene; el mundo nos quiere, nos quiere, y me quiere a mí”, canta en “Mi gente”. Es así.

Lo más destacable de Vibras es que está concebido como un álbum. Si bien hay canciones que habían sido lanzadas como singles, el disco mantiene unidad y no es un simple recopilatorio de hits. Hay un desarrollo con un inicio lordiano en colaboración con la mexicana Carla Morrison (“Vibras”), que se funde con el carácter explosivo de “Mi gente”, y da paso a una oscilación rítmica y melódica que juega con las dinámicas y va y viene del reggaetón convencional a otros lugares experimentales. “Brillo”, en colaboración con la cantante Rosalía, es la joyita del álbum, una pieza minimalista y sensual con aires folclóricos.

La influencia folclórica está tanto como la impronta urbana, la intención pop y mucho de dancehall, una mezcla amalgamada por la producción de Sky, el gran aliado de Balvin en todo esto, que termina en “Machika”, ese pastiche rítmico que es el mejor ejemplo —así como el tono “suave” de sus letras más sensuales— de que el colombiano está buscando hacer del reggaetón una suerte de world music. ¡Si hasta hay un toque de candombe en “En mí”!

Machika
Mirá el videoclip de "Machika", tema del nuevo disco de J Balvin

Balvin tiene una intención bastante más ambiciosa que ser famoso y llenar estadios, y Vibras se potencia con eso. Y con un disco así, al reggaetón, eso que tanto rechazamos, se le puede dar una chance.

Ficha
Vibras
J Balvin
DiscoVibras
¿Está online?Sí, en plataformas digitales, y en disquerías editado por Universal. Además, tiene varios videoclips
¿Está bueno?Sí. Balvin es de lo mejor del género
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)