MÚSICA

Los versos de un poeta que tiene los pies en la tierra

Con Pablo López, voz en ascenso del pop español.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo López. Foto: Difusión

"Es un perfume muy embriagador el de viajar, pero hay que intentar tener la cabeza bien puesta y los pies en el suelo", asegura el cantante español Pablo López que, cuando habla con El País, está de gira de prensa por Argentina y compartiendo escenario con Juanes, invitado de su disco El mundo y los amantes inocentes.

Es, gracias a ese álbum y a una carrera que venía forjando hace algún tiempo, una voz en ascenso dentro del pop melódico español y tras consagrarse el año pasado en su país, y proyectarse a nivel internacional, busca ahora afirmar su nombre pero sin perder el eje ni sus verdaderos objetivos, asegura.

"El año pasado lo viví con el intento y la lucha constante de tener perspectiva, y ser consciente de lo que estaba pasando. Es importante, para que no se te vaya la cabeza a otro lado", comenta López, malagueño como sus colegas Pablo Alborán y Vanesa Martin, dos que ya han conquistado a los uruguayos.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Serán los boquerones, a lo mejor", bromea, "pero históricamente hay un listón muy alto. Fíjate que Pablo Ruiz Picasso es de nuestra tierra, Antonio Banderas y un sinfín de gente. Yo creo que tiene que ver con que se sabe vivir allí; la gente tiene problemas como en todas partes, pero es experta olímpica en el deporte de vivir".

Con ese decir poético, López escribe canciones que hablan del amor, con una fuerte presencia de piano y electrónica y enmarcadas en el pop melódico internacional. Su disco El mundo y los amantes inocentes, de 2015, fue un éxito de ventas y le permitió retomar una carrera que tras un llamativo paso por Operación Triunfo, donde fue vicecampeón.

—¿Qué hallaste en El mundo y los amantes inocentes?

—Una canción es un hotel cinco estrellas con una moqueta flamante, pero un sabe de la lavandería, el parking y la ropa sucia de la canción. Lo que me doy cuenta ahora es que todas mis frustraciones y todo lo que no me atrevo a decirle al mundo, lo vuelco en esas canciones. Esa es mi manera de decirle al mundo que hace falta más empatía, y menos gilipolleces.

—Mencionaste antes que lo más importante es mantener el eje para no perder los verdaderos objetivos. ¿Cuáles son?

—Mi objetivo es pasármelo bien haciendo música, y si en el camino me da de comer, me parece magnífico. Puede parecer bohemio este discurso pero es tan simple como eso: sólo soy feliz si estoy tocando, si se cuece algo musical entre mis manos. Lo demás es anexo.

UNA EXPERIENCIA Y UN APRENDIZAJE

"Operación Triunfo sobre todo me enseñó, y curiosamente no en la música sino en lo social. Fue una mili, una especie de entrenamiento militar para mí para lo que ha venido después", cuenta López sobre su pasaje por el reality show español, en 2008. "Tuve una gran brecha temporal entre Operación Triunfo y cuando empecé a hacer una carrera, y me sirvió para un mensaje clarísimo: yo vivo de las canciones, no de salir por la tele".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados