La banda toca hoy a las 19.00 en el Teatro de Verano

"Venimos creciendo de a poco"

Cuatro pesos de propina es una banda particular, que funciona como una pequeña comunidad. Nunca editó un disco con un sello, siempre fue autogestionada y sus integrantes se dividen para dar las notas, tratando de evitar las individualidades fuertes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"El en vivo es el punto fuerte de esta banda".

Una banda que no hace mucha publicidad, no es promocionada por ningún sello y ha sacado tres discos en 10 años —el último hace tres años— es casi increíble que se haya vuelto popular en Buenos Aires o que junte a 4.000 personas en el Teatro de Verano como van a hacer hoy a la noche. Pero el secreto está en los muy fieles fanáticos del grupo (ver recuadro).

Al principio muchos de sus recitales eran gratuitos —siguen haciendo algunos así—y otros se hacían para apoyar distintas causas sociales. Una vez, incluso, como había quedado gente afuera de su show hicieron otro en la calle, para que nadie se perdiera de escucharlos. Así, de a poco fueron conquistando fanáticos y ahora cada vez que tocan en el Teatro de Verano lo agotan.

Ahora presentan su DVD, Muerto pero vivo, en el que quisieron justamente capturar la magia que tiene su música en vivo, que es coreada por los fanáticos casi como un himno. Mientras, están en proceso de componer un nuevo disco, aunque sin apuro, explica el saxofonista de la banda, Rodrigo Baleato.

—¿Cómo fueron los comienzos de la banda?

—Arrancaron tres amigos de liceo a los 15 años, Pablo Viñas, Emiliano Pagano y Gastón Puentes, ya en ese momento habían puesto el nombre Cuatro pesos de propina. Después Diego Rossberg de Argentina. Se juntaron y empezaron a componer temas propios, ya empezó a tomar forma. Había dos cantantes primero, dos mujeres. Hubo millones de variantes, percusionistas, trompetistas, saxofonistas. Hasta que hace diez años entramos el percusionista, el bajista y yo, ahí fue cuando se empezó a trabajar para el Se está complicando. Empezamos a tocar en vivo y a tener cierto orden.

—Empezó como una banda de amigos, ¿cuándo se fueron profesionalizando?

—Hace un par de años entraron el batero, el tecladista y el trompetista nuevos que son músicos increíbles y que viven de la música hace mucho tiempo. A partir de ahí terminó siendo un bloque de gente que trabaja de la música, piensa en música y son músicos por naturaleza. Somos lo profesionales que se puede ser en el Uruguay. Cuando estás tocando en lugares que no te pagan o vas a tocar para poca gente es como raro llamarle profesional, pero siempre el encare fue super serio. Siempre se ensayó muchísimo.

—¿Sentís que hubo grandes saltos en su historia?

La banda siempre fue paso a paso y el último es el mejor. Por suerte no nos ha pasado de retroceder o estancarnos, salvo en Argentina. Siempre es un poquito mejor. Nunca hubo un escalón tan grande que nos dejara preguntándonos ¿qué pasó?. Al ser progresivo siempre estás conforme y con ganas de seguir.

—¿Porque decidieron grabar DVD?

—La idea fue porque el espectáculo en vivo estaba siendo bastante bueno, nos estaba gustando el resultado que había. También hubo un recambio de gente, entró gente nueva que no había grabado en el disco anterior, en Surcando, y entonces ahora queríamos mostrar cómo era la banda ahora.

—El vivo para ustedes es muy importante.

—Sí, es el punto fuerte de la banda. Si bien en los discos se trabaja bien, se trabajaron distintos conceptos en cada uno. Se está complicando fue pasar lo que ya estábamos tocando a estudio, el segundo es bien de estudio, de exploración y de búsqueda. Después en Surcando se trabajó con Francisco Fattoruso con un trabajo más de producción y se logró un resultado que estuvo genial. Pero el vivo estaba faltando mostrarlo y era un punto fuerte.

—Además las entradas son siempre accesibles o incluso gratuitas, ¿por qué esa elección?

—De repente no se ve el esfuerzo de lo que es una producción, todo lo que implica, los gastos que representa hacer un recital. Pero para nosotros poner una entrada, hoy en día, a 300 pesos como están las del Teatro de Verano es un esfuerzo. Así como lo fue el recital pasado, que fue con entrada libre. Queríamos que estuviera lleno, porque se iba a filmar el DVD, pero eso representó un gasto enorme de dinero.

—¿Pagaron todo ustedes?

—Sí, porque primaron otras cosas antes que la plata. Lo que importaba es que el DVD estuviera buenísimo, que pudiera ir todo el mundo y que se llenara. Nunca escatimamos en gastos en cuanto a la calidad del espectáculo. Siempre se está trabajando muy profesionalmente en todos los aspectos, a una entrada muy accesible. Nosotros tenemos un público que no está acostumbrado a pagar sumas altas y nos tenemos que adaptar al público que tenemos.

—¿Ustedes buscaron destacarse por el vivo o fue algo que surgió?

—Es difícil darse cuenta. Siempre tocamos con muchas ganas, nunca hubo un compañero que estuviera tocando porque sí nomás, siempre hubo muchas ganas y energía. A su vez las ganas de crecer cada uno como músico hace que también las ganas de crecer sean otras. Después de estar tocando diez años juntos hay un gran nivel de comunicación en el espectáculo y tranquilidad a la hora de tocar, eso genera un buen espectáculo. También la energía de los temas en sí, el tipo de música que hacemos, tiene mucho que ver con que el público responda y de esa manera se hace una comunión en el espectáculo.

—¿Cómo sentís que fueron evolucionando en estos diez años?

—Los primero discos claro, tenían cosas que eran carentes, no estaban todas las cosas tan buenas, pero es un proceso. Llegamos a Surcando y ahí encontramos un resultado con el que realmente nos sentimos conformes y más todavía en este DVD. Así que sí, musicalmente se fue creciendo, también pasamos de tener 20 a tener 30. Pasó mucho tiempo.

—¿Te sorprende el lugar donde está la banda ahora?

—No fue un proceso de cero a cien el nuestro, venimos creciendo bastante de a poco. Hace diez años que estamos tocando y siempre fuimos avanzando un poquito más. Lo vas aceptando y canalizando tranquilamente. Por eso no nos da miedo el Teatro de Verano.

"ALTA FIESTA" CON ESTRENO COMO EXCUSA

El show que darán hoy a partir de las 19.00 servirá para cerrar el año y para presentar a lo grande su primer DVD. El material se llama Muerto pero vivo, fue grabado el año pasado justamente en el Teatro de Verano Ramón Collazo y fue exhibido el pasado Día de la Música en el Prado.

Pero más allá de esta excusa, que da la pista de que el repertorio será casi igual al de ese DVD, será "alta fiesta". Así lo prometen los músicos en su página de Facebook. A esa fiesta estará invitada Klezmeron Orkestra, y la musicalización quedará a cargo de Dinamita Soundsystem.

Las entradas están a la venta en todos los locales Abitab a 330 pesos, o a 280 en la tienda online de la banda.

Un público fiel que los acompaña hace 10 años

 El público de Cuatro pesos de propina es similar al de Once Tiros y La Vela Puerca: les gusta cantar a todo pulmón, bailar y saltar. Tal vez sea por el ska, un género que comparten las tres bandas.

—Su público es muy hincha de la banda. ¿Ustedes lo sienten así?

—Hay bastante gente que nos sigue de cerca y nos acompaña. Es un placer enorme, de repente aparecen cosas como: "bueno, ¿cuando vienen a Chile?". Y nunca fuimos a Chile. A México fuimos solo una vez y se generó algo muy lindo y todo el tiempo nos agitan para que volvamos. Ver a la gente disfrutar es de lo más lindo. Está todo tan complicado, la gente anda con sus rollos, pero en el momento que están ahí están cantando, bailando y agitando, y estamos conectando con esa energía. Es algo sumamente positivo para todos.

—¿Cuándo sentiste por primera vez que tenían fans?

—En 2005 nos fuimos a Rocha a tocar en distintos lugares. Cuando volvimos hicimos dos shows en un lugarcito muy chiquito en Mercedes y Vázquez. Esas dos fechas se llenaron —no se necesitaba mucho— y ya no eran los amigos que estaban acompañándonos; era público que nos estaba siguiendo. En BJ, al poco tiempo, probamos sonido y nos fuimos a comer unas pizzas. Cuando volvimos vimos una cola gigante para entrar. La mitad quedó afuera y terminamos tocando también para los que no pudieron entrar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados