Crítica MUSICAL

Velada de tangos de mucha historia

A 99 años del estreno de "La Cumparsita".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Nos falta empeño en posicionar al tango al nivel turístico". Foto: Darwin Borrelli.

La Cumparsita", de Gerardo Matos Rodríguez, fue estrenada por la orquesta de Roberto Firpo un 19 de abril de 1917 en el desaparecido Café La Giralda (hoy subsuelo del Palacio Salvo). Por los 99 años de su estreno se presentó la Orquesta de Tango de Montevideo, conducida por Álvaro Hagopián.

Sorprendió que el concierto comenzara con la proyección de un audiovisual sobre los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928, en los que Uruguay salió campeón en fútbol. Hubiera preferido que se iniciara con el cortometraje hecho por la sobrina nieta del compositor, Rosario Infantozzi, por ser sumamente ilustrativo del nacimiento de la obra.

A continuación, Hagopián y su orquesta realizaron una notable interpretación de "La Cumparsita". Luego, el cantante Ricardo Olivera deleitó al público con el tango "En la madrugada" de Tito Cabano, y con la milonga "Miriñaque" de Alberto Mastra. Seguidamente se escuchó el hermoso tango "Al Maestro con nostalgia" del pianista argentino Carlos García, escrito como tributo al compositor Carlos di Sarli.

Continuó Olivera cantando, de Matos Rodríguez, el tango "Che papusa oí" que fuera inmortalizado por Carlos Gardel. La voz de Olivera recordó muchísimo a la del inolvidable Julio Sosa, pues tiene un timbre muy parecido y una forma de decir y sentir el tango que hace que conquiste rápidamente a los espectadores.

Luego intervino la cantante Estefanía Melonio, quien interpretó "Mi vieja viola" y "Un tango para Esthercita". Si bien posee una agradable voz y buena afinación, en estas primeras piezas no llegó a transmitir la emoción que encierran.

Como era de esperar, estuvieron presentes dos obras que junto con "La Cumparsita" forman el tríptico de la música típica uruguaya: el vals "Desde el alma" de Rosita Melo y la milonga "La Puñalada" de Pintín Castellanos.

Luego fueron recordados dos argentinos: Enrique Maciel a través de "La pulpera de Santa Lucía", y Toto DAmario con "Noches del Odeón". Melonio, al cantar "Hasta siempre amor" de Donato Racciatti, mostró más expresividad y se despidió interpretando a dúo con Olivera el tango "Los boliches" de Yamandú Palacios. La velada finalizó con el tango "Murmuyos" de Froilán Aguilar, y con la inmortal "Cumparsita".

Hagopián demostró una vez más su talento como pianista y director. Sus arreglos para orquesta estuvieron muy bien realizados, y la participación como invitado del bandoneonista Néstor Vaz dio un realce especial a todas las obras.

Orquesta de Tango de Montevideo. Dirección, arreglos y piano: Álvaro Hagopián. Bandoneones: Néstor Vaz y Martín Pugin. Violines: Matías Craciun y Franco Locardi. Contrabajo: Charlie Cardozo. Cantantes: Ricardo Olivera y Estefanía Melonio. Bailarines: Esteban y Virginia, Federico e Iahara. Coordinación artística: Ignacio Suárez. Programa: Obras de Matos Rodríguez, Alberto Mastra, Rosita Melo, Pintín Castellanos, Donato Racciatti y otros. Dónde: Teatro Solís. Cuándo: Martes 19 de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados