CRÍTICA

Una velada maravillosa con un maestro en el público

Crítica del concierto que realizó la Ossodre junto al solista Michael Barenboim el 27 de julio en el Auditorio Sodre

Con la batuta: Diego Naser recibió el apoyo de la directiva. Foto: Marcelo Bonjour
El maestro Diego Naser dirigió a la Ossodre que contó con el solista Michael Barenboim durante el "Concierto para violín y orquesta" de Beethoven. Foto: Marcelo Bonjour

El maestro Diego Naser al frente de la Ossodre presentó la Obertura del Concierto op. 12 del compositor polaco Karol Szymanowski. Esta obra fue escrita entre 1904 y 1905. Su estreno tuvo lugar en Varsovia el 6 de febrero de 1906 actuando la Orquesta Filarmónica local bajo la dirección de Grzegorz Fitelberg y constituyó un evento histórico pues fue el primer concierto del grupo “Young Poland in Music”.

Esta hermosa obertura compuesta en un estilo wagneriano-straussiano se caracteriza por una enorme expresividad e intensidad de sonido, donde el tratamiento temático encadenado y las dinámicas contrastantes son constantes dentro de una refinada orquestación.

Naser logró el clima festivo que tiene la obra consiguiendo homogeneidad en el sonido de la orquesta y pulcritud en los detalles expresivos.

ficha
Diego Naser
Orquesta Sinfónica del Sodre
DirectorDiego Naser
SolistaMichael Barenboim (violín)
Dónde y cuándoAuditorio Nacional del Sodre, 27 de julio

Programa: Obertura de concierto op.12 de Karol Szymanowski, Concierto para violín y orquesta op.61 de Ludwig van Beethoven y Tres piezas orquestales op.6 de Alban Berg.

Luego se escuchó el Concierto para violín y orquesta op. 61 de Beethoven siendo el solista el violinista francés Michael Barenboim —hijo del famoso director y pianista Daniel Barenboim. Si bien con la Ossodre fue su debut, para el público montevideano fue su segunda presentación en nuestra capital, ya que había actuado por el Centro Cultural de Música en el concierto del 25 de junio de 2014 como integrante del "Cuarteto Erlenbusch"

La versión que brindó Barenboim puede calificarse de antología. Fue admirable escuchar la belleza y el volumen de sonido que extrae de su instrumento. Su espontánea expresividad se vio reflejada en la emotiva interpretación. Poseedor de una sólida escuela instrumental que percibimos en su impecable técnica y segura digitación así como en el excelente juego de su arco que hacen que este violinista sea considerado como uno de los más promisorios de su generación.

Ante las fervorosas aclamaciones del público ofreció como bis el último movimiento denominado “Allegro Assai” de la Sonata nº 5 para violín sólo de Johann Sebastián Bach. El acompañamiento orquestal que brindó Naser estuvo a la altura del distinguido solista.

Como cierre del espectáculo se escucharon las Tres piezas orquestales op.6  de Alban Berg. Naser demostró haber captado plenamente la complejidad de esta impresionante obra. Consiguió que la orquesta realizara una buena disección de planos y de voces. Tanto las estructuras barrocas como clásicas que aparecen en estas piezas fueron expuestas con emotividad y claridad. Se pudo percibir un concienzudo trabajo previo de todos los músicos de la orquesta, donde el compromiso con la obra fue la prioridad.

El maestro Daniel Barenboim viajó expresamente desde Buenos Aires para asistir a este concierto. Imagínense la sorpresa de Naser al ver que en la platea se encontraba su admirado mentor. No obstante Naser no se amedrentó y logró salir airoso probando que las enseñanzas recibidas están dando sus frutos.

Indudablemente desde que comenzó su gestión en el 2018 podemos hablar de una resurrección de la Ossodre que vuelve al sitial que tuvo otrora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)