MÚSICA

Una velada de estilo mozartiano

La Filarmónica comenzó la velada con el "Concierto para violín y orquesta nº 5" de Mozart teniendo como solista a la violinista rusa de origen coreano, Olga Pak.

En su interpretación se pudieron apreciar sus condiciones depuradas de virtuosa, afinación impecable, ajustado juego de arcada, segura digitación y sonido de exactas gradaciones. Además demostró buen entendimiento del estilo mozartiano y seriedad interpretativa.

El acompañamiento orquestal que ofreció la Filarmónica, a través de la batuta del director peruano David del Pino, fue correcto. Curiosamente fue la primera vez que un concierto de la Filarmónica se inició con una obra para solista y orquesta; normalmente se interpreta en primer lugar una página sinfónica.

La obra siguiente fue la obertura de la ópera "La flauta mágica" de Mozart. Esta obertura, así como la ópera, contienen varias implicancias masónicas, entre ellas el número tres y su carga simbólica. Se observó en los tres acordes iniciales y la tonalidad de mi bemol con sus tres alteraciones como en los protagonistas, ya que entre los personajes hay tres damas y tres niños.

La obertura consta de dos movimientos: un adagio seguido de un allegro fugado, cuyo tema Mozart tomó prestado del primer movimiento de la "Sonata para piano en Si bemol mayor op. 24 nº 2" del compositor italiano Muzio Clementi. Éste y Mozart, a instancias del emperador José II, el 24 de diciembre de 1781 se batieron en un duelo musical en el que Clementi, considerado el mejor pianista de Europa, fue vencido por el genio de Salzburgo.

Del Pino presentó una versión bien comprendida y eficazmente realizada de esta compleja obra. Luego se escuchó la obertura "La Gruta de Fingal" de Mendelssohn, que fuera inspirada durante el viaje que realizara al norte de Escocia en el verano de 1829. La partitura fue escrita en Roma entre diciembre de 1830 y enero de 1831 y la llamó primeramente "La Isla solitaria". Luego en su estadía en París en 1832 le dio el título definitivo de "Las Hébridas", acompañada del subtítulo "La Gruta de Fingal".

Éste último título resulta ser el más apropiado pues hace alusión a la gruta basáltica que hay en la isla de Staffa, que constantemente es invadida por las aguas debido a las mareas. La versión que brindó Del Pino fue clara y precisa y se pudieron apreciar las bellezas instrumentales y los motivos en determinados relieves de los timbres. Para finalizar este concierto se interpretó la obertura "Carnaval Romano" de Berlioz. Del Pino rindió tributo a la potencialidad sonora de la obra dejando lamentablemente en segundo plano la matización.

Temporada principal - concierto 7

Orquesta Filarmónica de Montevideo. Director: David del Pino (Perú). Solista: Olga Pak (Rusia). Programa: "Concierto para violín y orquesta nº 5 K. 219" y "Obertura de la ópera "La flauta mágica" k. 620" de Wolfgang Amadeus Mozart, "La gruta de Fingal" de Félix Mendelssohn y "Carnaval Romano" de Héctor Berlioz. Dónde: Teatro Solís. Cuándo: Martes 19 de julio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados