crítica

Una velada con altos y bajos

Se inició la velada con la obertura "Coriolano" de Beethoven, compuesta en 1807 y estrenada por su autor en Viena en marzo de ese año en el palacio del príncipe Lobkowitz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Orquesta Juvenil del Sodre.

El compositor precisaba una nueva obertura para un concierto y encontró que el tema más apropiado era la tragedia "Coriolano" de su amigo, el dramaturgo Heinrich von Collin. No se puede considerarla una obra programática: Beethoven buscaba su inspiración en el carácter de un personaje particular sobre todo si este era un héroe. La figura trágica de Coriolano presenta un conflicto entre el orgullo y el amor, esto se ve reflejado en los dos temas de la obertura, uno muy impetuoso y otro lírico.

La versión de "Coriolano" que ofreció el director y pianista argentino Horacio Lavandera fue satisfactoria, pudiéndose apreciar muy bien los acentos expresivos así como la pureza en los timbres. Luego escuchamos el "Concierto nº 1" para violoncello y orquesta de Haydn teniendo como solista a Magela Suárez, ganadora del "Concurso para Solistas 2014 de la Orquesta Juvenil". Con solo 19 años, Suárez demostró tener el aplomo que se requiere para una obra tan difícil como lo es el concierto de Haydn, ante un numeroso público que podía haberla amedrentado. No debemos olvidar que ese día ella debutaba como solista con la orquesta. Fue maravilloso el hermoso y potente sonido que extrajo de su instrumento lo que denota la excelente formación que ha recibido de su maestra Lyllián del Puerto. Si bien tuvo pasajes técnicos a mejorar, la calidad expresiva que volcó en el "Adagio" hizo olvidarlo. Con las condiciones que tiene, promete mucho. El acompañamiento que brindó la orquesta fue muy respetuoso de no opacar al intérprete y supo resaltar las partes donde la orquesta tiene sus solos.

Para cerrar se escuchó el "Concierto nº 5" de Beethoven donde Lavandera se desempeñó como director y pianista. Lavandera tiene más condiciones como pianista que como director: debería observar que los grandes directores de orquesta del mundo jamás recurrieron a las exageraciones de géstica para mostrar su sensibilidad. Su versión del concierto de Beethoven técnicamente fue indiscutible pero en lo que atañe a la expresividad fue sumamente opaca y antipoética. Lamentamos que el público continúe sin leer el programa de sala donde se especifican los movimientos de las obras, pues tanto en Haydn como en Beethoven se aplaudieron como si fueran piezas independientes.

SABER MÁS

Orquesta juvenil del Sodre


Director y Pianista : Horacio Lavandera. Solista: Magela Suárez (violoncello). Programa: Obertura "Coriolano" de Beethoven, Concierto nº 1 para violoncello y orquesta de Haydn y Concierto nº 5 "El Emperador" para piano y orquesta de Beethoven. Auditorio Nacional del Sodre, 10 de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados