Ahí estuve

La Vela Puerca sigue llena de magia

La banda dio dos shows con entradas agotadas en La Trastienda; hoy y mañana repite

La Vela Puerca
La Vela Puerca en La Trastienda. Foto: Marcelo Bonjour

Sebastián Teysera dirá, ya llegando al final y entre los agradecimientos de la noche (la del miércoles pasado), que sin lentes no ve mucho, y que por eso disfruta este show en La Trastienda: porque la gente está cerca y entonces puede mirar, reconocer caras y sonrisas, sentir ese calor y ese cariño que en escenarios grandes no es tan palpable. Y es que a esos escenarios se ha acostumbrado, en la región, La Vela Puerca, y a esos escenarios le tocará volver en breve, con la excusa de mostrar un disco nuevo. En vivo, Teysera avisó que el sucesor de Érase estará listo en mayo, pero no hubo ningún adelanto ni ninguna revelación más que esa fecha.

Ya no es tan fácil ver a La Vela en un recinto de menos de 1.000 personas en Montevideo, y eso lo saben sus fanáticos que con varios días de anticipación agotaron tres fechas (las del 17 y 18 de abril, y la de hoy martes), y luego la cuarta (la de mañana) que se sumó después.

Lo saben unos fanáticos que llevan a la sala de Fernández Crespo toda una fiesta que no siempre se ve ahí: banderas, remeras y gorros con logos o frases o fechas de distintos recitales de la banda; y un agite que se hace sentir adentro y afuera. Incluso durante todo el concierto del miércoles, habrá un puñado de personas en la puerta, tratando de escuchar de costado unas canciones que ya son clásicos y, seguramente, confiando en que a la salida, verán a sus músicos favoritos.

La Vela Puerca
La Vela Puerca en La Trastienda. Foto: Marcelo Bonjour

Adentro, además de chicas y chicos en los hombros de algún voluntario, también hay una variedad de edad llamativa, porque como les pasa a No Te Va Gustar y sobre todo al Cuarteto de Nos, sus públicos se han renovado o, más bien, hubo un recambio, y los que los siguen son más que nada adolescentes y jóvenes. Cualquiera esperaría, y más en una noche calurosa como la del miércoles, que fuera ese público el que predominara; sin embargo, hubo escuchas de todas las horas, y varios treintañeros (y un poco más) que habrán sabido vivir y disfrutar las primeras épocas.

Ante todos ellos, La Vela es la misma de siempre, y en eso cimienta su magia. En lo musical y más allá de la prolijidad, el oficio y la mejoría técnica que trajeron el tiempo y el trabajo, la banda ha hecho cambios, pero sus resultados son más visibles en estudio.

En vivo, La Vela apuesta a una parte de su repertorio que mantiene una línea estética que se sigue pareciendo mucho a la del comienzo, aunque con una energía pareja.

Sobre el escenario, La Vela se centra en un rock amable y cálido, con algunos momentos más furiosos y otros más festivos, pero con un mensaje que en su abstracción, se siente como un abrazo, que del otro lado el público está dispuesto a completar. Sus canciones —arrancaron con “Va a escampar” que es un canto de esperanza, y cerraron con “El profeta” que es, a su manera, otro canto de esperanza— son siempre coreadas y aplaudidas con entusiasmo pero también con emoción, un sentimiento que predominó en La Trastienda más allá de gustos. Eso es, también, la magia de La Vela: el show, que tiene esa impronta de ritual, funciona como un bálsamo que abarca a todos, banda y público, y que conecta con algo interno, con un buen momento.

La Vela Puerca
La Vela Puerca en La Trastienda. Foto: Marcelo Bonjour

Esa calidez y esa sensación generalizada le ganan a todo lo demás. Teysera ya no tiene la energía de antes, pero eso lo compensa como nadie el histrionismo de su colega Sebastián Cebreiro, que le aporta teatralidad para reforzar los conceptos e imágenes de las letras. Y ante lo aceitado y efectivo del ritual, queda poco lugar para la sorpresa, más allá de la aparición de Manolo, histórico asistente de la banda.

El aire nuevo vendrá con las canciones nuevas, y por lo pronto, la magia es la misma de siempre: la que atrapa y la que hace que La Vela, con 22 años, se mantenga encendida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º