Música

La Vela Puerca y lo que hay detrás de la música

Festejar para sobrevivir explica a una banda de 20 años

La Vela Puerca
Sebastián Teysera de La Vela Puerca. Foto: Marcos Mezzottoni

Es como si estuviera flotando. Es de madrugada, estoy cansada, pero me entrevero en un pogo caliente y lejos de esforzarme por mantener el equilibrio y no caer por algún empujón, es como si estuviera flotando. De fondo, Sebastián Teysera canta alguna de las canciones que cierra el primer día del Montevideo Rock, y siento aquella sensación que sólo se encuentra por algunos segundos en un recital, o en una tribuna en la cancha.

Empiezo esta nota hablando de mí porque hay algo en La Vela Puerca, algo que no se explica fácilmente pero que está ahí, desde el comienzo de su historia y hasta ahora, algo que me llevó a ese pogo. Algo que está más allá de la música y de los gustos. Basta el inicio de Festejar para sobrevivir, el audiovisual editado el año pasado que resume los 20 años que transita la banda con el concierto hecho en el Velódromo en noviembre de 2016 como colofón, para ver que el grueso de su público sigue siendo muy joven, y es que hay algo que sigue enamorando adolescentes.

Festejar para sobrevivir es, estrictamente, un librillo de tapa dura que contiene dos discos de audio y un DVD en HD con un documental y el show del Velódromo; además de un pliego con decenas de fotos. Estéticamente, es una de las mejores ediciones de 2017.

Pero además, "Festejar para sobrevivir" es una buena manera de explicar, buscada o no por los directores Rodrigo Labella y Lorenzo Paradel, esa cosa inexplicable de La Vela, esa que lleva al pogo como un imán, esa que conquista jóvenes.

Porque midiéndola con las otras dos bandas actuales y nacionales de más alcance internacional, No Te Va Gustar y Cuarteto de Nos, La Vela es la que musicalmente menos ha mutado desde aquel Deskarado, la que menos de su sonido primario ha sacrificado en pos del éxito fuera de fronteras. Puede convocar a 20.000 personas en el Velóromo como puede pasar meses en el ostracismo, para después volver intacta, como siempre. Ese modo de ser ha hecho salir adelante a este grupo que mantiene su integración inicial salvo el cambio obligado de baterista en 2004; y ha preservado un humor y una autocrítica que están bien presentes en el documental.

“Es una gente especial, un grupo que contagia”, dice Pedro Dalton de Buenos Muchachos en el audiovisual, y el resto del material, en el que aparece hasta un fan paraguayo que renunció a su trabajo para no perderse un show, le da la razón.

La Vela Puerca
"Llenos de magia" del DVD Festejar para sobrevivir

Y allí, entre el no-cambio y la “gente especial”, desperdigada en todos los discos y seguramente presente ahora en las sierras de Córdoba, donde la banda está preparando su nuevo material, está la explicación de lo inexplicable: La Vela es lo que es, y da lo que tiene para dar. Sin demasiada pretensión. Y así son sus canciones, himnos mínimos para los que están tratando de aguantar el temporal, para los que quieren querer sin vueltas, para los que encuentran en el festejo diario la única alternativa para sobrevivir.

Uno tras otro, en estos discos y DVD pasan los versos que con distintas palabras insisten sobre una idea: esto es lo que hay y no siempre está bueno, pero hay que pasarla lo mejor posible. Festejar para sobrevivir es una presentación de dos horas y media de ese grupo que se consagró gracias a las canciones que nos recuerdan que siempre va a escampar. Porque en el acierto o en el error, La Vela Puerca se convirtió en esa banda amiga que aguanta corazones, y por ahí pasa su magia.

FICHA

Festejar para sobrevivir [****]

Dirección: Rodrigo Labella y Lolo Paradell. Grabación: Esteban Demelas y Francisco Trillini. Mezcla y masterización: Esteban Demelas y Nicolás Lieutier. Banda: Sebastián Teysera (guitarra, voz, armónica), Sebastián Cebreiro (voz, guitarra), Santiago Butler (guitarra eléctrica), Rafael Di Bello (guitarra), Nicolás Lieutier (bajo), PP Canedo (batería), Carlos Quijano (saxo tenor), Alejandro Piccone (trompeta y flügel), Diego Méndez (teclado).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)