Crítica

Vampire Weekend, un esperado regreso que viene con buenas canciones

La banda estadounidense tiene cosas nuevas para decir y las dice en "Father of the Bride"

Vampire Weekend
Vampire Weekend, un sonido siempre interesante

Father of the Bride llega seis años después del celebrado Modern Vampires of the City, un disco con grandes canciones como “Unbelievers”, “Everlasting Arms” y “Diane Young”, que los uruguayos pudieron escuchar en vivo en 2014, cuando Vampire Weekend se presentó en el Teatro de Verano con un enérgico recital en el que compartieron grilla con Johnny Marr y Pixies. Tras ese concierto, el grupo siguió con la gira, que terminó con una actuación en el festival británico Leeds y desapareció por unos años.

Tras un tiempo de hiato, la banda de indie rock volvió a los escenarios a mitad del año pasado y se empezó a palpitar el lanzamiento de su nuevo trabajo. En enero sorprendieron con el lanzamiento de dos canciones: “Harmony Hall” y “2021”, donde se notaba el proceso de maduración que la banda liderada por Ezra Koenig había adquirido, tanto lírica como musicalmente. En la primera, la banda ofrecía una canción cargada de arpegios de guitarras country, armonías vocales y una alegre melodía de piano. “No quiero vivir así, pero tampoco quiero morir”, cantaba Koenig en un estribillo alegre que contrasta con una letra cargada de inseguridades. En la segunda, una pieza de menos de dos minutos que mezcla un sample de “Talking” (de Haruomi Hosono) y de la voz de Jenny Lewis, el músico profundizaba en estos sentimientos: “2021, ¿pensarás en mí? / Puedo esperar un año pero no tres”.

Tras la espera, el viernes Vampire Weekend publicó Father of the Bride, un disco de 18 canciones con un resultado tan bueno como su antecesor. El álbum incluye duetos con Danielle Haim y Steve Lacy. Las dos canciones junto a Lacy (“Sunflower” y “Flower Moon”) están entre lo más llamativo del álbum gracias a los constantes cambios de ritmo, juegos vocales y arreglos basados en el jazz y la música africana.

“How Long?” resume perfectamente el espíritu de Father of the Bride y de la propuesta de Vampire Weekend. Sobre un pegadizo de bajo, sintetizador y armonías vocales, Koenig canta: “¿Por qué se siente como Halloween desde Navidad 2017?”. Con un gran manejo de la ironía, la banda ofrece letras oscuras acompañadas de arreglos pegadizos y optimista que terminan ofreciendo una aceptación de los problemas de la vida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)