MÚSICA

El uruguayo que viene de afuera a conquistar

Julián Marchante toca mañana y el viernes por Montevideo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El uruguayo Julio Marchante. Foto: Estudio Urbano

Julián Marchante era la voz de Los Roques, una banda que hoy ve como "bastante ridícula", pero que en su momento lanzó un disco llamado La casa de las plantas y el tiempo que estaba muy bien. Hacía rock divertido pero sucio, entre el garage y el ska; tuvo corta vida y en internet casi no hay rastros.

Hoy, Marchante dice que "cantautor" es una palabra que le desagrada, y si tiene que definirse prefiere el término "hacedor de canciones". Le aplica bastante bien a este genial compositor uruguayo que recién se está abriendo paso en el mercado local, tras ganarse el under de Buenos Aires.

Mañana a las 22.00 tocará en Bluzz Bar junto a su banda (Los hombres más fuertes del mundo), y como invitada tendrá a Alfonsina, con quien compartió fecha en Buenos Aires y que acá le abrirá el show. El viernes, también con banda, tocará en el Brecha Bar y Café a las 21.00; también lo hará Lucía Ferreira, vocalista de La Tabaré, a quien conoce desde Los Roques.

En octubre de 2015, Marchante volvió a tocar en Uruguay por primera vez en tres años. "Y estuvo increíble", cuenta. "Las canciones tienen vida propia y uno a veces pierde la dimensión de eso. Me sorprendió que había guachos que se sabían los temas, porque acá siempre tocamos para gente distinta y el público varía un montón. Fue jugar de local".

Tocado por la crisis económica que afectó al país y a su familia a principios de los 2000, se fue a España "a ver qué onda", y cuando podía viajaba a Montevideo a grabar. Después sintió que Sevilla no era el lugar ideal para la música que estaba generando, se debatió entre Barcelona y Buenos Aires y eligió esta última. Allí vive hace unos cuatro años, básicamente de la música y los toques.

Marchante viene a presentar Cuerpo Afuera, que es su tercer disco y a la vez el primero. "Te puedo decir que es mi primer disco solista, los otros pertenecen a una etapa de búsqueda. Este es el primero donde, por ahí, me encuentro un poquito a mí mismo cuando lo escucho".

Los anteriores son La Mitad y El cielo por asalto, que los sigue tocando y les sigue teniendo cariño pero los ve más distantes. El primero es folk a lo Bob Dylan, con guitarras, armónicas y, eso sí, mucha luz. El segundo es más rockero en su sonido pero tiene un corazón pop que predomina.

Cuerpo Afuera es distinto: un trabajo despojado y sensible, bastante introspectivo, en el que incluso Marchante canta diferente y encuentra una voz auténtica. "Es el disco que tiene más laburo propio, más horas mías metidas ahí. Gana en todos los sentidos", reconoce.

Es, igualmente, un álbum que suena poco uruguayo; aunque se puede encontrar algo de Gustavo Pena, lo que propone ahora Marchante está más cerca de Lisandro Aristimuño, por ejemplo. Pero él se sigue reconociendo uruguayo, y ahora se embarca en la misión de conquistar el under local, un terreno que en la vecina orilla le ha abierto las puertas.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados