CONFERENCIA

Uruguay es Música pide "empatía" y propone plan de reactivación para la cultura

El colectivo brindó una conferencia de prensa en la que reclamó que la industria musical sea tratada con igualdad respecto a otros sectores

La Trastienda vacía en pandemia del coronavirus. Foto: Twitter @UYesmusica
La Trastienda vacía en pandemia del coronavirus. Foto: Twitter @UYesmusica

El colectivo Uruguay es Música brindó este lunes una conferencia de prensa desde La Trastienda, para hacer una puesta a punto sobre la situación crítica de la industria musical y cultural toda, y para plantearle al gobierno una serie de reclamos que apuntan a la reactivación inmediata del sector, inactivo por última vez desde fines de marzo.

Lea Ben Sasson, Verónica Piana y Leandro Quiroga fueron los productores que tomaron la palabra en la conferencia, para expresarse en nombre de este movimiento organizado que surgió a comienzos de la pandemia, y que reúne a productores, promotores, mánagers, salas privadas y agentes de prensa del país, esencialmente de Montevideo.

Ben Sasson fue la primera en tomar la palabra e insistió en la necesidad de "despolitizar cualquier gestión respecto a esto". Dijo que el nuevo reclamo de UEM es porque "se nos vence el tiempo, la paciencia y la realidad", e invitó a imaginar "estar un año y pico sin ningún ingreso y sin poder dedicarte a la actividad a la que te dedicaste toda la vida".

En ese sentido, la también cantante y compositora pidió "empatía, que se pongan en nuestro lugar; pedir que necesitamos volver a trabajar y queremos contribuir a encontrar juntos, con quienes toman las decisiones, la manera de hacerlo".

Por su parte, el responsable del restaurant y club de jazz Medio y Medio, Leandro Quiroga, señaló que "los apoyos (económicos brindados para artistas y técnicos) no han sido suficientes, y la necesidad de volver a trabajar tiene que ver con la urgencia (...) La reactivación es sustancial para la vida de todos los que involucra la música".

Quiroga fue el encargado de presentar el plan de reactivación que UEM propone a las autoridades gubernamentales, con las que desde 2020 pretende instaurar mesas de trabajo que se han limitado a encuentros puntuales y no han dado paso a instancias fructíferas de ida y vuelta.

La primera etapa de este plan de reactivación es la reactivación inmediata de los shows con público presencial, con los protocolos que estaban vigentes al día del cierre, es decir, el aforo limitado al 30 por ciento de la capacidad de la sala, entre otras restricciones.

"Creemos que somos capaces de volver como lo hicimos desde julio de 2020 de manera responsable y segura", dijo Quiroga y recordó que durante los períodos en los que hubo actividad desde que se desató la pandemia del coronavirus, las salas abarcadas por UEM albergaron más de mil shows y recibieron más de 150 mil espectadores en total, sin focos de contagio.

La segunda etapa tiene que ver con la implementación de un pase responsable, para el que se consideran tres estatus de posibilidad de ingreso que abarquen a la mayoría de la población, ya que el colectivo entiende que "la cultura tiene que ser lo más amplia posible".

Por un lado, el pase responsable que plantea UEM sugiere que aquellas personas ya vacunadas contra el COVID-19 puedan entrar a los espectáculos con certificado de vacunación y sin necesidad de un test de antígenos. Por otro lado, aquellas personas que ya hayan cursado la enfermedad o estén inmunizadas, podrán ingresar estando registradas en la app Coronavirus UY o presentando un examen serológico.

Y por último, solo se requerirá de una prueba de antígenos en quienes no hayan tenido coronavirus ni se hayan vacunado. Ese test se realizaría en farmacias —"no es algo que se puede hacer en las puertas de la sala", aseguró Quiroga— y debería ser subsidiado por el Estado.

En ese sentido, desde UEM prefirieron no opinar respecto al piloto realizado el sábado pasado en el Auditorio del Sodre y que apuntaría a la implementación de un pase verde. Aseguraron no haber sido invitados a participar del evento y aclararon que no estuvieron involucrados con las manifestaciones realizadas en la esquina de Mercedes y Andes.

La última etapa de este plan de reactivación es la normalización total de la actividad, es decir, volver a los conciertos ya sin restricciones, cuando la emergencia sanitaria lo permita. "El éxito va a estar cuanto antes podamos llegar a esa etapa", aseguró Quiroga.

En la conferencia se señaló que las particularidades que tiene el sector cultural respecto a otros ámbitos culturales tienen que ver con esta condición maleable, que permite pensar tanto en un show íntimo en un bar de muy poca capacidad, como en un evento masivo para realizarse en un estadio, a diferencia del teatro o la danza que suelen desarrollarse en salas de determinadas características.

También se aclaró que la realización de conciertos con el 30 % del aforo de la sala es "una manera de hacer girar la rueda", pero "no es que la gente puede vivir" con los ingresos generados en esas condiciones, como aclaró Verónica Piana, productora y mánager del Cuarteto de Nos.

"Plantear horizontes, para nosotros, es fundamental", dijo y aseguró que la respuesta que el gobierno ha dado a UEM respecto a por qué funcionan otros servicios y sectores y no el cultural, "es que habilitar los espectáculos es una señal de que está todo bien". Ben Sasson aseguró que ese tipo de argumentos son "subjetivos y poco ecuánimes".

Quiroga, por su parte, solicitó "que el sector sea tratado de manera ecuánime y respetuosa". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error