Reseñas de novedades discográficas

La unión y diez buenas canciones hacen la fuerza

Meteoros, un supergrupo con promisorio disco debut.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De izq. a der.: Cachorro López, Ale Sergi, Julieta Venegas y Didi Gutman. Foto: Difusión

Es lícito desconfiar de los supergrupos, un concepto rockero medio arcaico surgido en la década de 1960 que refiere la unión de artistas consagrados buscando un segundo empleo en un proyecto común.

El primero fue el apropiadamente llamado Cream en el que militaban Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker que es de 1966 pero una lista apresurada debería incluir a Crosby Stills Nash & Young, Emerson Lake & Palmer, New Race, Asia, The Firm, The Power Station, el Tin Machine de David Bowie, los Traveling Wilburys, Velvet Revolver, The Postal Service, Monsters of Folk y Broken Bells. Hay decenas más, claro.

El rock en español también ha sabido de eso. Uno de sus grandes grupos, Serú Girán, fue una reunión de celebridades del rock argentino (Charly García, Oscar Moro y David Lebón, además del novato Pedro Aznar) pero el modelo no ha abundado. Actualmente, un supergrupo en español es De la Tierra, proyecto de trash metal integrado por Flavio Ciancarullo de los Cadillacs, Alex "El Animal" González de Maná, Andrés Kisser de Sepultura y el ex A.N.I.M.A.L., Andrés Giménez.

Y está Meteoros, el gran supergrupo pop argentino-mexicano que acaba de editar su primer disco.

De antemano parecería ser un proyecto de Cachorro López, el ex Abuelo de la Nada que tiene una impecable carrera como productor que incluye a muchos de los éxitos del pop latinoamericano de los últimos 20 años. Pero el compromiso en el proyecto parece estar repartido entre todos los miembros de Meteoros: Ale Sergi de Miranda!, Julieta Venegas y Didi Gutman, argentino pero de fama con los neoyorquinos Brazilian Girls. López es el bajista del grupo y los cuatro comparten la producción y la composición de todas las canciones.

El espíritu es muy Miranda! y Julieta Venegas es cierto, pero se notan otros aportes como en el dub de "Contradicción" (la única cantada por Gutman) o lo acústico de "La ciudad", la canción que cierra un disco que se termina muy pronto.

Pero lo mejor está, qué se le va a hacer, cuando transitan territorios más conocidos. El doblete inicial de "Decirnos la verdad" y "No me acuerdo" es una invitación al mejor pop que cumple su promesa en canciones como "Desconfío", "Esclavos del silencio", "No hay tiempo" y "Detenerme".

El disco tiene 10 hits y todos están buenas. Con ese material, la producción se limita a dejar que las canciones brillen con sus propios méritos. No hay muchos ornamentos y los arreglos son más bien discretos.

El secreto de un supergrupo es que las piezas se ajusten y todo transcurra como una unidad más que una carrera de egos. Meteoros es un proyecto exitoso y generoso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)