Un documental y un tributo para recordar a Nina Simone

La tristeza que decoró una obra de excepción

Cuando corren los créditos finales de What happened, Miss Simone?, un documental original de Netflix sobre la vida de la cantante y pianista Nina Simone, el sentimiento que queda es de tristeza. De profunda tristeza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Simone quiso ser pianista clásica, terminó como líder de una revolución.

Pocas veces a lo largo de la hora y 45 minutos que dura la película, Simone sonríe como en la foto que ilustra esta nota. A pesar de que fue la reina del jazz, el soul y el blues; a pesar de que llevó la música clásica a géneros que en los sesenta no gozaban de prestigio; a pesar de que se transformó en una líder popular, Simone no se ve plenamente feliz nunca. Al contrario, permanentemente tiene un brillo oscuro en la mirada.

Y es triste, considerando que el documental realizado por Liz Garbus y que cuenta con su hija Lisa Simone Kelly como productora ejecutiva, tiene una compaginación excepcional.

Si no puede ver el video haga click aquí

Construido a partir de entrevistas a Simone y a su círculo más íntimo y de imágenes de sus shows, What happened, Miss Simone? se convierte en un relato en primera persona de una vida de obligaciones, en la que la música se le impuso sobre cualquier otra cosa.

Simone aspiró a ser la primera pianista clásica negra en actuar en la sala Carnegie Hall de Manhattan. Y aunque llegó a presentarse allí, no fue feliz: no lo hizo como música clásica, sino como referente del jazz. Su historia fue de autoexigencia.

El formato del documental pone al espectador en los zapatos de la propia Simone, que comenzó a estudiar piano clásico por decisión de otros (la jefa de su madre y una profesora), comenzó a cantar por obligación ("o cantás o te vas", le dijo el dueño del primer bar en el que trabajó como música) y se desarrolló como artista por exigencia de su marido (que la explotó, la golpeó y la violó).

Sin embargo, mientras se convertía en esclava de su propia pareja y comenzaba a notar lo racista que podía ser la sociedad estadounidense, se transformó en una estrella mundial. Su talento inusual para tocar el piano y su registro vocal único la transformaron en una mujer admirada por las masas.

Infeliz pero talentosa, la única decisión que tomó, embanderarse en la lucha contra la discriminación, fue la que la condenó. Simone se cargó la responsabilidad de defender los derechos de los negros y transformó sus canciones en proclamas. Rechazó de manera radical a los blancos, al punto de justificar la violencia como medio para terminar con ellos. Y el mercado tuvo que marginarla.

Enfrentada a la cultura estadounidense, optó por mudarse a África y luego a Suiza. Ya mayor, sus amigos la rescataron de la miseria —vivía en un apartamento sucio, tocaba en bares por limosnas, se vestía con harapos— y la impulsaron a reflotar su carrera. Su despedida fue digna, e igualmente triste. "Ojalá hubiera sido una pianista clásica, porque quizás hubiera sido feliz. Y hoy no soy muy feliz", confesó de adulta.

En su música y en el escenario, Simone era feroz, pues cantaba desde un corazón cargado de rabia y resentimiento. Por eso, el álbum Nina revisited: a tribute to Nina Simone, que acompasó la salida del documental de Netflix, no está a la altura de las circunstancias.

Las versiones de la rapera y cantante Lauryn Hill son delicadas, respetuosas y modernas, pero carecen del sentimiento que transmitía Simone. Es probable que a cualquier persona que ose meterse con una intérprete de semejante talla tenga el mismo inconveniente, aunque la intención sea noble. De hecho, ocurre con invitados de este álbum, como Jazmine Sullivan, Grace o Usher.

La mejor manera de honrar la obra de esta artista es escuchar sus propias canciones, descubrir sus claves, que tienen que ver con el sentimiento y el talento excepcional casi en partes iguales. Para conocerla, What happened, Miss Simone? es una vía dolorosa pero confiable, de esas que hace plantear cómo la desgracia de un ser humano puede alimentar el deleite de tantos que la admiran.

Más opciones para revisar su legado

En junio de 2015 el sello RCA lanzó un compilado de éxitos de Nina Simone, llamado Miss Simone: The Hits. También se puede escuchar en Spotify un álbum que reúne 50 de sus canciones bajo el nombre Little Girl Blue, The Greatest Hits. Además, hay dos películas que están esperando por su pronta salida. Una es The Amazing Nina Simone, un documental contado a través de 50 entrevistas. La otra es Nina, la biopic que protagonizará la actriz estadounidense Zoe Saldana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados