MÚSICA

Tributo a Abel Carlevaro, un revolucionario de la guitarra

Hoy es evocado por Viglietti, Álvaro Pierri, Larbanois y Eduardo Fernández.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlevaro, un uruguayo recordado a 100 años de su nacimiento. Foto: archivo El País

Este año se celebró el centenario del nacimiento de eximio guitarrista uruguayo Abel Carlevaro, y su obra compositiva, no siempre frecuentada por los músicos locales, volvió al centro de los programas de conciertos en vivo. Hoy, viernes 16, que se cumple 100 años exactos de su nacimiento, habrá en el Sodre un gran homenaje a este revolucionario teórico y práctico de la guitarra, en el que participan algunos de los mejores músicos del país, alumnos del artista homenajeados o difusores de su obra: Eduardo Fernández, Álvaro Pierri, Daniel Viglietti y Eduardo Larbanois. Va hoy a las 20.00 en Sala Balzo, del Auditorio Nacional Adela Reta. Entradas en TickAntel, a $ 400.

Carlevaro (1916-2001) es uno de los grandes artistas nacionales que hizo que el nombre de Uruguay trascendiera al mundo como sinónimo de talento. Reconocido mundialmente como compositor, intérprete y pedagogo, su proyección internacional no solo tuvo como motor su calidad como intérprete y compositor. Inquieto renovador de la guitarra en sí, exploró múltiples facetas del instrumento, incluyendo nuevos diseños que incidieron en la acústica. Al respecto hay un conjunto de obra édita que forma parte de su legado a la teoría musical.

Como concertista, actividad a la que dedicó más de 60 años, actuó en salas de todo el mundo, desde Río de Janeiro, París y Londres hasta Corea, Taiwán, y Varsovia, ciudades donde durante décadas obtuvo el reconocimiento del público y la crítica. Su actividad incansable culminó el 17 de julio de 2001 en Berlín, cuando falleció a los ochenta y cuatro años de edad. Por entonces se mantenía en plena actividad.

Hijo del médico Juan Carlos Carlevaro, quien era aficionado a la guitarra, y de Blanca Casal Ricordi, a los cinco años inició sus estudios de guitarra clásica con el profesor Pedro Vittone. Años más tarde este último también comenzó la instrucción de su hermano Agustín Carlevaro, considerado entre los grandes solista de guitarra en tango.

Posteriormente estudió y entabla relación con el célebre guitarrista Andrés Segovia, que en ese entonces residía en Montevideo, con el que trabajó durante nueve años. En 1942 Carlevaro fue presentado públicamente por Segovia aquí en Montevideo, con resonante éxito. Al año siguiente fue invitado por Heitor Villa-Lobos a viajar a Brasil: durante varios meses estuvo en Río de Janeiro estudiando con el compositor brasileño sus obras para guitarra, en particular varios de sus Doce Estudios. Fruto de ese trabajo conjunto, estrenó en Río, en presencia de Villa-Lobos, sus Preludios 3 y 4 para guitarra.

En 1948, con el respaldo del gobierno uruguayo, realizó su primer viaje a Europa, ofreciendo conciertos en España, donde además filmó una película documental. También se presentó en París y en Londres, donde grabó su primer disco. Luego de una larga estancia en Francia, donde trabó amistad con Maurice Ohana y participó en la creación de su primera obra para guitarra y orquesta, retornó a Uruguay en 1951.

Volvió a Europa en 1974 y ofreció su primer concierto de esta segunda etapa en París, en la Sala Pleyel. En 1975 difunde en Europa, invitado por Radio Francia, los fundamentos de su Nueva Escuela de Guitarra. A partir de entonces, viajó a Europa brindando conciertos y clases maestras, así como dirigiendo seminarios internacionales.

"Estudié semanalmente con Abel Carlevaro, casi cinco años. Todo lo que sé lo aprendí con él, lo que no quiere decir que concuerde siempre con él, pero esa es otra historia. El ADN que tengo de guitarra es de Abel Carlevaro. Él tenía varias cualidades como maestro, pero quizá la más grande era que nunca imponía nada. Lo ayudaba a uno a desarrollarse hacia donde quería ir. Y si bien tenía ideas muy claras, en lo técnico y en lo musical, nunca hacía valer la autoridad para imponerlas", recordó el guitarrista Eduardo Fernández sobre su maestro.

Dentro del marco del homenaje, el sello Tacuabé lanzó la Colección Abel Carlevaro, que comprende Recital de música española, 20 Microestudios y Música del Río de la Plata, entre otros registros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados