CANDOMBE

Tres noches al ritmo del tambor

El festival Candombe Vivo empieza hoy en la sala Nelly Goitiño.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Candombe Vivo inaugura hoy tres días de celebración. Foto: Horacio Gómez

Tras conseguir buena repercusión en una primera oportunidad, hoy comienza la segunda edición de Candombe Vivo, este festival de candombe que se va a estar desarrollando hasta el domingo en el Auditorio del Sodre Nelly Goitiño (18 de Julio 930), los tres días a partir de las 20:00.

La actividad arrancará hoy con tres bandas que abordan el género de maneras bien personales: se trata de Tucutá & Nyanza, Los Cuerpos y La Calenda Beat. Mañana seguirá con Aborigen, Trabajo de Hormiga, Chabela Ramírez y La Candombera, y se cerrará el domingo con un desfile de la comparsa Valores Ansina por la avenida, y luego con el show de la banda para niños Palacatún, Julieta Rada, Radio Palermo y Eduardo Da Luz.

A esta edición, además, se le sumará una exposición de arte y artesanías de raíces africanas; y para todo esto las entradas están en Tickantel a partir de 250 pesos.

"La iniciativa de hacer este festival es de la comparsa Valores Ansina", cuenta Agustín Romano, uno de los organizadores, "por la necesidad de la escena de tener un festival donde las bandas locales puedan mostrarse, con la intención de poder incluirlas a todas, yendo poco a poco".

"Yo tengo 32 años, mi madre canta candombe y nunca había ido a un festival así", asegura por su parte Diego Paredes, que es el dueño de la comparsa que generó esta movida y que desfilará el domingo por 18 de Julio previo a la última fecha de este segundo Candombe Vivo. Es, además, el hijo de Chabela Ramírez, activista, cantante y compositora de candombe.

—¿Y eso por qué pasó? ¿Por qué no hubo antes otro festival de este tipo?

Diego Paredes: Porque muchas veces uno tiene que generar el espacio. La gente se interesa por otras cosas, el mercado acá es chico y el candombe no tiene eso que tienen otros géneros a la hora de vender. Si bien esto no tiene un fin económico, hay que buscarle la vuelta para que vaya generando algo y la gente pueda trabajar.

"La idea de esto también es sacar el foco de la competencia de las comparsas y también de la calle, y tener un espacio como este, una sala. Está bueno para el segmento del candombe y para las bandas que son ajenas a eso y acá tienen otra oportunidad", señala Romano, quien además está atrás de la jam de candombe que todos los miércoles se realiza en El Tartamudo.

"El otro objetivo es poder llevar el festival al interior y que sea un festival en movimiento, que no se quede estático en una fecha", agrega.

Por lo pronto, Candombe Vivo se instala este fin de semana en Montevideo para mostrar lo que está pasando con el género entre las bandas y los solistas que están recorriendo el circuito montevideano con una fiesta que arranca esta noche.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados