MÚSICA

Tres hermanos con una causa musical común

La banda argentina Airbag toca el jueves en La Trastienda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La banda argentina Airbag. Foto: Difusión

Pasaron más de 10 años desde que los hermanos Sardelli aparecieron en la escena rioplatense y desde entonces han cambiado, crecido y mutado estética y sonoramente. Sin embargo, siguen creyendo en el poder de tener una banda y por eso Airbag sigue adelante, mirando a la distancia aquellos cortes adolescentes como "La partida de la gitana" y "Amor de verano", que estaban entre la influencia beatle y las boy bands de la factoría Disney. Hoy todo es muy diferente.

Airbag es ahora una banda más oscura, más dura y una de las que goza de mejor salud en Buenos Aires: el año pasado agotó tres funciones en el Luna Park y el 22 de diciembre será la banda que reabrirá el Estadio Obras, un buen logro. Viene además de telonear a Guns N Roses, y con todo ese impulso llega a Montevideo para reencontrarse con su público.

El show es en La Trastienda, este jueves a las 21.00, y quedan entradas en Red UTS desde 860 pesos. Las adquiridas para la fecha inicial (19 de setiembre) conservan validez.

"Estamos muy entusiasmados por volver", cuenta vía mail a El País el cantante y guitarrista Patricio Sardelli. "Allá te sentís como en casa", asegura el hermano del medio: el menor es Guido, guitarrista, tecladista y baterista, y el mayor es Gastón, que oficia de bajista.

Airbag viene con Mentira la verdad, un disco editado este año que continúa una etapa que comenzó con el anterior, Libertad, que fue el que los volvió a posicionar en la escena porteña. Sin abandonar el toque pop que los caracteriza, los Sardelli están apostando a un rock más pesado, que podría ubicarse en algún lugar entre Rata Blanca y U2.

"El cambio en el sonido es algo que se da natural; la evolución de una banda es un proceso infinito. No nos obligamos a nada, es una expresión libre", afirma Sardelli, quien con 13 años compuso "La partida de la gitana", uno de los más grandes éxitos de este grupo pero también una mochila que hubo que cargar mientras trataban de demostrar que eran más que eso.

"Nosotros empezamos de muy chicos", dice, "y en este ambiente hay gente de mierda y gente muy buena. Nos hemos cruzado con los dos porque es parte del camino".

—¿Qué aprendieron de ustedes mismos haciendo Mentira la verdad?

—Que la única verdad es que todo es una mentira.

—¿Cuál fue el mayor desafío a la hora de sostener una banda de hermanos? ¿Y cuál es su mayor logro?

—Creo que el mayor logro es seguir tocando y haciendo cosas nuevas que nadie hizo, no solo en lo musical sino en los conciertos, en vivo, en videos, en transmisiones. Es difícil, pero vale la pena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados