aniversario

"Toto" Méndez celebra su trayectoria junto a sus compadres

Esta noche en el Teatro Solís, el guitarrista festeja 50 años de carrera musical junto a varios invitados.

Toto Méndez
Toto Méndez, un guitarrista de cumpleaños

En el living de su casa, Eduardo “Toto” Méndez guarda aquellos recuerdos que resumen sus 50 años de trabajo en la música uruguaya. Entre los numerosos reconocimientos a su trayectoria, resalta una cartelera que está ubicada justo detrás de la mecedora donde se sentará para charlar con El País sobre su recital de esta noche en el Teatro Solís.

Allí conviven varias fotografías donde siempre se repite el mismo patrón: se lo ve abrazado a numerosas figuras de la música nacional con las que trabajó, como Fernando Cabrera, Roberto Darvin, Larbanois & Carrero, y Jorge Nasser. Entre todas esas postales de su larga carrera resaltan dos fotografías que guardan una especial conexión emocional para el guitarrista. En ellas se lo ve tocando junto a Alfredo Zitarrosa en el famoso recital Adempu Canta, realizado el 7 abril de 1984 en el Estadio Franzini, una semana después de que el cantante haya regresado de su exilio.

Para Méndez, haber trabajado con Zitarrosa (a quien acompañó desde 1984 a 1989, año en que falleció) significa haber cumplido el objetivo de toda la vida. “Siempre lo admiré y lo sigo admirando”, dice. “Es el cantor popular de mayor estatura”. Además de haber participado en los recitales de Zitarrosa, el guitarrista también documentó su característico sonido en los discos Guitarra negra, Melodía larga, Melodía larga II y Sobre pájaros y almas.

“Yo soy intuitivo. No tengo formación académica pero he trabajado mucho para tener mi propia sonoridad”, asegura Méndez cuando se le consulta acerca de cómo delineó el sonido tan personal y admirado que proviene de su guitarra Banchetti, esa que utiliza hace más de 40 años para cada una de sus grabaciones.

Según explica, parte de esa sonoridad se debe a su formación autodidacta, que se forjó en su Tacuarembó natal. “La guitarra me sedujo desde chico, cuando veía tocar a mi padre. Después cuando empecé a tocar fue increíble. Es un instrumento perfecto”, asegura. Años más tarde, escuchando el disco Esto es tango!, de los argentinos Aníbal Troilo y Roberto Grela, notó que tenía que crear su propio sonido. 

“Los grandes maestros te dan información y quieren ver qué hacés con eso”, dice, y ese es el mismo método que utiliza con sus alumnos jóvenes. “Yo les tiro el centro y quiero ver qué hacen. No que me muestren cómo toca ‘Toto’ Méndez porque ya sé cómo toco, dice.

“Yo soy intuitivo. No tengo formación académica pero he trabajado mucho para tener mi propia sonoridadEduardo "Toto" Méndez

Además de haber acompañado a Zitarrosa y las personalidades de las fotos que llenan su cartelera, el guitarrista grabó con Bajofondo, León Gieco, Jaime Roos, Jorge Drexler y La Vela Puerca. Una de las experiencias que más atesora es la de haber grabado con Mercedes Sosa la canción “Milonga por él”, dedicada a Zitarrosa. “Para este arreglo necesito las guitarras de la otra orilla, la de ‘Toto’ Méndez”, le dijo la cantante a su hijo, Fabián, que era su mánager. “Que me tengan en cuenta quiere decir que estoy plantado, que está en la oreja el sonido del ‘Toto’ Méndez”, dice el guitarrista.

Esta noche, Méndez celebrará 50 años de trayectoria en el Teatro Solís. “Va a ser una reunión de amigos”, dice. Además de “sus compadres” (Carlos Méndez, Carlos Morales, Santiago Peraza, “Checo Anselmi” y Jorge Trasante), se acompañará de Esteban Klísich, Hugo Fattoruso, Roberto Darvin, Julio Cobelli, Cacho Labandera, Sebastián Teysera, Spuntone y Mendaro, y Jorge Nasser. “Vamos a hacer un mano a mano con cada invitado en las canciones que elijan y va a ser muy especial”, dice.

Una guitarra que juega en varias canchas

Uno de los momentos que “Toto” Méndez tiene más presente se dio en 1994, cuando Jorge Nasser lo invitó a abrir el recital de Níquel en el Cine Plaza. “Ellos estaban bien arriba y llenaban en todos lados”, relata el músico. Frente a ese nuevo público, Méndez se presentó junto al Cuarteto Zitarrosa (que incluía a Carlos Morales, Silvio Ortega y Julio Corrales). Al principio estaba inseguro con respecto a cuál sería la recepción del público, pero el resultado lo sorprendió.
”Cuando salimos a tocar hubo un silencio bárbaro y fue muy bien recibido. Salimos muy contentos de que la gente nos hubiera escuchado, porque es nuestra música”, recuerda. Un año más tarde, Nasser financió el disco Milonga igual (1995), que incluye varios temas de la autoría de Méndez y un homenaje a Zitarrosa. Su relación con Nasser se mantiene hasta la actualidad y ha participado en varios de sus discos y en sus recitales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)