LA PROPIA DISCOTECA

"There Goes Rhymin’ Simon", un disco que muestra al Paul Simon más optimista

Un canon personal de la historia de la música popular. Hoy: "There Goes Rhymin’ Simon" de Paul Simon

Paul Simon, aún vigente a pesar de los años.
Paul Simon. Foto: Difusión. 

"¿Conocés este disco?”, me preguntó una mañana Miguelucci, un italiano que vendía vinilos en la feria de Tristán Narvaja. Cuando señaló la portada de There Goes Rhymin’ Simon, el tercer álbum solista de Paul Simon, reconocí la imagen de inmediato: la había visto decenas de veces en la lista de los 500 mejores discos de la historia, según la revista Rolling Stone. Cada semana leía las reseñas y trataba de memorizar las portadas por si aparecía alguna en las bateas de ofertas. “Llevalo y si no te gusta me lo traés el domingo que viene”, me dijo. Nunca volvió.

Apenas llegué a mi casa, puse el vinilo en el tocadiscos que me había reglado mi tía Marisa. Empezó a sonar “Kodachorme”, un tema alegre sobre los recuerdos, y cuando me quise dar cuenta estaba repitiendo aquel estribillo insistente que salía por los parlantes. Me cautivó enseguida y no necesité escucharlo demasiadas veces como para incluirlo en mi lista de discos preferidos.

Simon grabó algunas de sus canciones más optimistas inspirado en los ritmos con los que se crió: góspel (“Loves Me Like a Rock”), doo-wop (“Tenderness”), dixieland (“Take Me to the Mardi Grass”), lullaby (“St. Judy’s Comet”) y blues (“One Man Ceiling Is Another Man’s Floor”).

Cada vez que suena en mi tocadiscos, There Goes Rhymin’ Simon me transmite una sensación alegre que se mantiene durante 35 minutos y 19 segundos, la duración exacta de sus 10 canciones.

FICHA
There Goes Rhymin’ Simon
Paul Simon
Disco: There Goes Rhymin’ Simon
¿Está online?
Año:1973
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)