EN MONTREAL, CANADÁ

The Wall ahora pasó del rock a ser una ópera

Se estrenó una versión lírica del clásico de Pink Floyd.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Waters de estreno de ópera. Foto: Reuters

La pionera película, y el disco de Pink Floyd que la originó, The Wall ha sido convertida en una ópera en la ciudad de Montreal, Canadá, donde fue inicialmente concebida por Roger Waters hace 40 años.

Waters, el bajista de Pink Floyd, volvió el sábado a la ciudad canadiense para el estreno de la adaptación, que tuvo un gran éxito.

La muchedumbre aplaudió de pie durante largos minutos a Waters en el escenario donde se desarrolló Another Brick in the Wall: The Opera("Otro ladrillo en el muro: la Ópera") en referencia a la canción más emblemática de aquel álbum de Pink Floyd.

El bajista y compositor de Pink Floyd estaba realizando una gira mundial en 1977 cuando se enfureció con uno de sus ruidosos fans en un concierto en el estadio olímpico de Montreal, que lo llevó a escupirle.

Fatigado y deprimido Waters extrajo de ese episodio la trama de una ópera-rock, editada en 1979, de la que él escribió la casi totalidad, a pesar de que la guitarra de David Gilmour contribuyó ampliamente al éxito del álbum doble más vendido de la historia de la música.

En The Wall, el músico se lanza a la introspección de su malestar. A su imagen, Pink, el personaje central, se encierra, se aísla con el paso de su vida, sobreprotegido por su madre tras la muerte del padre en la guerra, engañado por su esposa y extraviándose en disgresiones propias de las estrellas del rock de su tiempo

Con ese muro metafórico —ilustrado por una decoración sobria pero vivaz gracias a los efectos del video—, el espectador es transportado rápidamente a la realidad geopolítica actual. Un poco por todas partes en el mundo se erigen muros para, a menudo, impedir que inmigrantes encuentren el consuelo tras la desesperación. Como Pink en The Wall.

El compositor Julien Bilodeau, con casi la misma edad que la obra de Pink Floyd, reescribió sin alejarse del espíritu rockero una composición lírica que encanta a los amantes de la ópera sin chocar a los numerosos fans de Roger Waters.

Dominic Champagne hace una puesta en escena a la medida de ese monumento a la música de la década de 1980, donde los cerca de 60 coristas ilustran, escena por escena, el infierno del encierro. El papel principal es para el barítono Etienne Dupuis y la orquesta la conduce y Alain Trudel.

Ya se anunció que en julio de 2018, la ópera se estrenará en Estados Unidos en el recién restaurado (con un costo de 135 millones de dólares) Cincinatti Music Hall.

Waters —cuya gira mundial etre 2010 y 2013 con "The Wall" fue una de las más lucrativas de la historia de la música— le ha dado una impronta política a muchos de sus conciertos. Y en este caso ha expresado su deseo de llevar The Wall a la frontera entre Estados Unidos y México para protestar contra los planes del presidente estadounidense, Donald Trump, de construir allí un muro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)