Anuncian un show para el sábado 15

Los tesoros compartidos de tres cantautores uruguayos

Mañana sale "Cruzar la noche", el nuevo disco de El Astillero, el trío de Garo Arakelian, Franny Glass y Diego Presa

el Astillero
Presa, Franny Glass y Arakelian, o sea El Astillero. Foto: Guillermo Wood.

Empezó como una idea para una ocasión: Diego Presa (parte del colectivo Buceo Invisible y con carrera solista) invitó a uno de sus shows a Gonzalo Denis (o sea el cantautor conocido como Franny Glass) y a Garo Arakelián (el principal compositor de La Trampa y que también tiene una carrera en solitario). Allí intepretaron canciones de los tres en un formato guitarrero y ameritó una invitación a grabar ese espectáculo lo que terminó en un disco y muchas presentaciones.

Ahora, ese proyecto, que iba a ser por una sola vez, tiene segundo disco, Cruzar la noche, que se edita mañana y estará acompañado por un espectáculo el próximo sábado 15 en la sala Hugo Balzo.

A diferencia del primer disco, en Cruzar la noche hay solo canciones inéditas de cada uno que se volvieron una creación colectiva. Aunque cada uno hace notar su impronta (son tres cantautores de tres generaciones consecutivas y creadores de grandes canciones), los límites ahora son más confusos. Aunque la base de guitarras permanece inalterable, los arreglos son más trabajados y se integran a varios ritmos: hay milonga, rock, folk y algunos toques de eso que se dio en llamar música popular uruguaya.

Pero por encima de todo, este disco está lleno de buenas canciones, y convierten a El Astillero en uno de los grandes números de la música uruguaya.

Sobre el nuevo disco, Arakelián, Presa y Denis charlaron con El País.

El Astillero
Escuche "Todos tus héroes", una de las canciones del nuevo disco de El Astillero

—¿Cuándo se dieron cuenta que El Astillero iba a dejar de ser un proyecto ocasional a convertirse en algo más?

Franny Glass: Cuando hicimos el primer concierto, aún sin ser El Astillero, en ningún momento hablamos de una posible continuidad del proyecto. Y eso que los tres estábamos muy a gusto y contentos con el resultado. Después del concierto, nos encontramos con una propuesta de Bizarro de grabarlo y editar un disco. Y ahí sí, una vez que salió el disco, ya hablábamos de que si El Astillero iba a seguir tenía que ser con canciones nuevas de cada uno.

—¿Y cómo llegaron a esas canciones?

Garo Arakelian: Lo que hicimos fue llegar con lo que teníamos los tres. Hubo varias etapas: primero fue imaginar un probable disco; después empezar a presentar ideas y finalmente combinarlas y después una cuestión arreglística. En realidad, hubo una ausencia de método. Lo que queríamos es que fuera una cosa nuestra, que no estuviera regido por nuestras individualidades. No era una fusión sino una combinación de fuerzas.

FG: Era ir hacia un terreno nuevo, ajeno al que ocupamos como solistas y si había un riesgo de que eso sucediera, desde el arreglo la llevábamos para otro lado.

Diego Presa: La premisa era que iba a ser un disco a tres voces y tres guitarras que se pudiera reproducir en vivo fielmente y para el que cada uno iba a abrir las ideas al trío de forma incondicional.

GA: Era, en definitiva, un contrato de coraje.

El Astillero
"La luz dorada", otro de las canciones de lo nuevo de El Astillero, "Cruzar la noche"

—¿Les salen canciones que sienten que son para El Astillero?

DP: Más que nada tiene que ver con el momento en el que decidimos empezar a componer. Y las ideas de ese momento estaban dirigidas a El Astillero. Todo lo que surgió en estos meses tenían una clara direccionalidad hacia el trío. Y había algunas ideas que por lo abiertas se prestaban para ser trabajadas por los otros dos.

—¿El Astillero se ha vuelto una influencia para sus otros proyectos?

DP: Quizás en lo de conocer por dentro la forma de trabajar de otros autores y eso es como entrar en su intimidad. Y es muy enriquecedor. Y además, una cosa que hicimos fue compartir canciones o artistas que, por alguna razón u otra no habíamos atendido. The Pogues, por ejemplo...

GA: Divine Comedy.

FG: Mucha cosa irlandesa.

—¿Cómo fue el proceso de grabación?

FG: Cuando llegamos al estudio teníamos todo muy armado y si no estaba definido estaba muy conversado. Si bien la grabación tuvo espacio para la creatividad y la discusión, lo que estaba claro era hacia dónde queríamos ir.

GA: Siempre hay tres guitarras sonando. No usamos la tecnología para superponer capas que no podríamos reproducir en vivo.

—A pesar de ser composiciones de cada uno, con el disco ya terminado, ¿piensan que quedó una idea común en la poética, por ejemplo?

DP: Es esa mirada dual entre una lírica más vinculada a los procesos individuales sin perder la dimensión colectiva y del tiempo en el que estamos viviendo. Eso es muy amplio pero hay una intención puesta ahí: no perder la dimensión del Montevideo en estos años. Y eso abarca de lo político, lo ideológico...

GA: Y la cultura del entretenimiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º