CRÍTICA - CLÁSICA

Una temporada que terminó a lo grande

El Centro Cultural de Música cerró con broche de oro su temporada 2016, brindando un concierto a cargo de la renombrada Orquesta Tonhalle de Zurich conducida por el talentoso director Lionel Bringuier.

Se inició la velada con el hermosísimo Concierto para piano y orquesta op.54 de Schumann teniendo como solista nada menos que a Nelson Freire considerado por la crítica internacional uno de los mejores pianistas del mundo.

El pianista brasileño con sus jóvenes 72 años supo imponerse desde los primeros acordes con su característico sello de depurada musicalidad, touché aterciopelado, brillante dominio de la técnica, excelente manejo de los pedales y el transparente fraseo propio de un consumado maestro del teclado. El acompañamiento orquestal que ofreció Bringuier fue condigno.

El público no cesaba de aplaudir obligando al pianista a salir numerosas veces al escenario hasta conseguir el tan anhelado bis.

Freire al igual que en su último recital en Montevideo en julio de 2014,volvió a deleitarnos con la "Danza de los espíritus bienaventurados" de la ópera Orfeo de Christoph Willibald Gluck transcripta para piano por el compositor italiano Giovanni Sgambati, uno de los últimos discípulos de Franz Liszt en Roma.

Muchos pensarán porque siempre elige esta obra como bis, la respuesta es que esta pieza era la que interpretaba siempre la gran pianista brasileña Guiomar Novaes a quien Freire admiraba desde su infancia de allí su constante homenaje.

Luego del intervalo se escuchó la Sinfonía Nº 1 de Mahler. Si pretendiéramos analizar la minuciosa labor de Bringuier, no lograríamos espacio suficiente para expresar con que esplendor de técnica y musicalidad fue vertida esta sinfonía.

La Orquesta de Tonhalle es un instrumento tan perfecto, que realiza los pasajes más difíciles con una transparencia, facilidad y comunicatividad sorprendente. En sus interpretaciones se puede apreciar un ajuste preciosista y riguroso de los recursos técnicos del mecanismo de cada sector instrumental.

La versión de Bringuier se caracterizó por la profundidad del enfoque y por la riqueza tímbrica que extrajo de la orquesta. Indudablemente este joven director tiene muchísimo futuro. Ante las ovaciones del público Bringuier ofreció como bis del compositor Walser Florian —clarinetista de la orquesta— una chispeante pieza pastoril basada en temas populares suizos con la inclusión de sonidos de cencerros y con claras alusiones a la "Sinfonía nº 1" de Mahler.

Un brillante concierto de clausura para la temporada del Centro Cultural de Música.

Orquesta Tonhalle de Zurich.

Concierto de la temporada del Centro Cultural de Música. Director: Lionel Bringuier. Solista: Nelson Freire (piano). Programa: Concierto para piano y orquesta op.54 de Robert Schumann y S infonía nº 1 Titán de Gustav Mahler. Dónde : Auditorio Nacional del Sodre. Cuándo: 13 de octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)