La banda actuó en Nueva York y El País estuvo allí, los vio y conversó con ellos

No Te Va Gustar: el rock uruguayo tomó Manhattan

Ya falta poco para empezar el recital de No Te Va Gustar y la fila para entrar al recinto todavía da la vuelta a la cuadra. Adentro, los integrantes del grupo de rock uruguayo se preparan para salir al escenario. Hay mucha expectativa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Más de mil personas recibieron a la banda en el Stage 48 de Nueva York.

"No sé cómo esté allá afuera", dice Emiliano Brancciari, el líder y vocalista principal de la banda, minutos antes de salir al escenario.

Más de un millar de personas recibió al grupo flameando banderas del Uruguay, alguno con la camiseta de Peñarol y otros con la de Racing, pero todos unidos gritando en coro "Uruguay, Uruguay".

Esto fue lo que ocurrió la semana pasada a 8.500 kilómetros al norte de Montevideo, en el club Stage 48 localizado en el sector este de Manhattan en Nueva York. Y aunque la "capital del mundo" está geográficamente alejada de la capital uruguaya, para los integrantes de No Te Va Gustar es un lugar lleno de simbolismos, memorias y oportunidades.

Fue hace tres años, un 14 de julio de 2012, que el tecladista de la banda Marcel Curuchet falleció en un accidente cerca de Manhattan. Brancciari recuerda el episodio con amargura y esquivo.

"No llegamos a tocar, nos enteramos durante la prueba de sonido. Y suspendimos el show nuestro y nos fuimos enseguida para el hospital. Íbamos a tocar en el BB King también junto a Los Auténticos Decadentes", dijo a El País antes de su recital en el Stage 48.

Brancciari volvió a Nueva York el mismo año del fallecimiento de Curuchet. "Entonces fue un poco enfrentarme a esta ciudad, digamos, a cambiar los sentimientos que me generaba la ciudad. Y en 2013 volvimos a tocar en este mismo lugar (el Stage 48) y fue bastante emocionante".

Su gira Viajando sin espada en Estados Unidos incluyó las ciudades de Los Angeles, Nueva York y Miami. Pero fue en "la Gran Manzana" que este grupo de rock uruguayo rompió con las expectativas. Además de llenar el club Stage 48 junto con Los Auténticos Decadentes, también se presentó en el famoso SummerStage de Central Park donde cantó Vicentico y la mexicana Ximena Sariñana. Este concierto marcó la conclusión de la Conferencia de Música Alternativa Latina (Latin Alternative Music Conference).

"Es una emoción tocar en un lugar tan importante, tan lindo, y bueno, nada, imagináte, nosotros hacemos lo que más nos gusta y salimos de un país tan pequeño, estar tocando en el Central Park es todo un orgullo", dijo Brancciari.

Sus exitosos recitales en Estados Unidos ocurrieron después de que el grupo llenó dos veces el estadio Vélez en Buenos Aires.

Una evolución musical.

Antes de cantar "Comodín", uno de los éxitos de su última grabación El tiempo otra vez avanza, Brancciari se dirigió al público en el Stage 48 y apuntó a un hombre con barba y camiseta blanca que se encontraba entre el público: "Esta canción la tenemos gracias a Joe Blaney. Gracias por venir al show".

Humildemente Blaney sonrió de vuelta agradeciendo con un gesto a Brancciari. Blaney, un conocido productor musical, ha trabajado con legendarios grupos como The Clash y The Ramones, y también con Charly García.

Para Brancciari la banda ha ido cambiando, y no se ha quedado estancada. En respuesta a críticas de sus seguidores en las redes sociales que la banda no es la misma después de la separación de Mateo Moreno, y Pablo Abdala dijo que "si se van dos miembros que son parte del grupo importante, la música tiene que mutar, sería ridículo que intentemos seguir haciendo lo mismo con otros integrantes. Lo mismo ocurrió cuando falleció Marcel, no intentamos que la banda siguiera siendo la misma, porque de hecho no lo podríamos lograr".

Brancciari también negó que NTVG haya cambiado para ganar más popularidad dentro del mainstream musical.

"Nosotros cambiamos en base a lo que nos gusta hacer. La verdad que no tenemos presión alguna, de nadie. Somos una banda independiente que no necesita y tampoco sabemos qué hacer para satisfacer gustos de otros. Entonces lo que vamos haciendo es que la música acompañe nuestros cambios o lo vamos escuchando o lo que sea, pero no hacemos caso a ningún tipo de regla al mercado porque no lo conocemos tampoco. Entonces lo que hacemos es elegir las canciones que más nos gustan, las tocamos y si vamos cambiando mucho mejor", dijo Brancciari ligeramente exaltado.

A pesar de que uno de los propósitos de la gira es promocionar su último disco, durante las casi dos horas que tocó NTVG en el Stage 48, Brancciari solamente cantó dos canciones de El tiempo otra vez avanza: "Comodín" y "Paranoia". Los asistentes recibieron con más emoción canciones como "Nada para ver" y "Clara" que salieron en su primer y segundo álbum respectivamente.

El recital concluyó con el tema "Cielo de un mismo color" que fue cantado a todo furor por un público orgulloso del país que dejaron atrás.

"Si estamos representando al Uruguay, o alguien siente que estamos representando al Uruguay, somos felices", dijo Brancciari.

Una banda que en vivo le da una nueva dimensión a sus canciones.

"No te va gustar, una banda de 10 integrantes, tiene melodías ardientes. Pero sus arreglos podrían ser un compilado de música de la década de 1970: Steely Dan, the E Street Band, ska, reggae", escribió The New York Times sobre el recital de la banda en la Latin Alternative Music Conference.

Antes, en el comienzo de la gira en abril, El Universal de México dijo: "No te va gustar trajo la fiesta en su regreso al país. Al ritmo de 33 canciones y poco más de dos horas de música, se dieron tiempo de homenajear al escritor Eduardo Galeano, e hicieron sacudirse, bailar, brincar y cantar a los seguidores…". En el recital en el DF, la banda se presentó en El Plaza Condesa en dos noches con entradas agotadas; el lugar tiene capacidad para unos 2.000 espectadores, según su sitio web.

"Actuar y grabar son dos mundos diferentes", le dijo Brancciari a la revista estadounidense Billboard. "Nos gusta hacer discos pero, de última, cuando estamos tocando en vivo, las canciones toman otra dimensión y se ponen mejores.En todos lados que tocamos se corre la voz de que es un gran show y tenemos una buena concurrencia. Ultimamente hemos podido tocar por toda América Latina y tocar para diferentes audiencias. Era lo que esperábamos hacer todo este tiempo en que estamos juntos, y nos está sucediendo ahora".

La banda está de vacaciones para volver con la gira. De acuerdo a su sitio oficial, el 7 de agosto están en Córdoba (ante las 12.000 personas del Orfeo Superdomo), luego vuelven a México (Monterrey, DF y Guadalajara); otra vez a Argentina (Mendoza, Concepción del Uruguay, Tandil, San Luis y Santa Fe), con un recital en el medio en Lima, el 3 de octubre en el Festival Ciudad Rock en el Estadio Nacional donde también actúan Hombres G, Fito Páez, Café Tacvba y Enanitos Verdes, entre otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados