MÚSICA

Tango rockero que nace en la escuela y las calles

Orquesta Típica Ciudad Baigón toca mañana en la Zitarrosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ciudad Baigón tocaba en San Telmo y ahora hace giras. Foto: L. Lasalvia

Varias veces en la charla con El País, Hernán Cabrera, director de la Orquesta Típica Ciudad Baigón (además de pianista y compositor), se refiere al "tango nuevo" como un movimiento musical que está en pleno crecimiento en Argentina. La propuesta de este grupo que comanda hace 10 años se inserta en esa expresión cultural, que toma un género histórico del Río de la Plata y lo revitaliza con energía rockera y letras modernas.

Un poco de ese tango nuevo, que en Uruguay no es tan fácil de encontrar (y no por falta de artistas o propuestas, sino de espacios) es lo que traerá Ciudad Baigón mañana a la Sala Zitarrosa. El show Luz artificial será a las 21:00, y hay entradas a la venta en Tickantel y boleterías, a 300 pesos.

"De a poco se va sumando gente a nuestra música popular, que durante mucho tiempo formó parte de un perfil social con el que los jóvenes no se identificaban. Sigue pasando que se identifican más con el rock, pero hay una movida muy grande ahora en la que los pibes se empiezan a interesar mucho por el género, y está buenísimo que pase: es la única manera de que el tango se mantenga vivo", dice Cabrera, quien se formó en la Escuela de Música Popular de Avellaneda, igual que varios de los que están haciendo tango ahora.


Si no puede ver el video, haga click aquí.

Baigón salió de una escuela pero también de la calle: en una esquina de San Telmo, literalmente, empezó a contar su historia una década atrás, cuando sacó un piano a la calle y puso una gorra para quien quisiera apoyar. "Con esa plata pudimos grabar el primer disco; pagamos con monedas. Lo empezamos a vender y pudimos producir el primer viaje", cuenta Cabrera. Así empezaron a crecer, con los problemas que eso acarrea: tuvieron que dejar de tocar en la calle ("tuvimos muchísimos problemas legales", admite) y terminaron abriendo un espacio propio, Galpón B, donde suelen tocar.

Hoy la orquesta tiene ocho giras europeas a cuestas (les es más sencillo tocar en el viejo continente que en Argentina, reconocen), tres discos editados y trabaja en otro. La integran 12 personas.

Rock.

La gran influencia de Ciudad Baigón es Astor Piazzolla, un compositor pasional con puntos en común entre el tango y el rock. Y también el rock argentino, ese que los músicos escucharon en su juventud. De esa vertiente vienen sus canciones, que ahora se codean con las del mismísimo Indio Solari.

El ex Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota cedió a la orquesta dos letras inéditas, las más tumberas que tenía en su haber: "Las ventajas de rezar solo" y "Una manera difícil de cantar un gallo". Eso también sirvió para que el público rockero se arrimara a escuchar esta nueva propuesta, que hace el tango desde un lugar particular, dramático y furioso.

El aporte de Solari ha sido un notable empujón mediático en la carrera de este grupo, que alguna vez tuvo que pensar en un nombre para darse a conocer y pensó en "Ciudad Baigón", canción del disco El tesoro de los inocentes del Indio Solari, que habla de infiernos y paraísos personales, de pobres diablos y paisajes callejeros. Al final, todo se conecta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)