ELEONORA CASSANO

El tango y los riesgos de una figura

La bailarina estará por primera vez en la Semana de la Cerveza, que va desde hoy hasta el otro fin de semanaRombai, Márama, La Beriso y Abel Pintos, entre los destacados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eleonora Cassano. Foto: Difusión

En temporada de festivales internacionales, la Semana de la Cerveza es, en cuanto a su oferta musical, el más importante de los que se realizan hoy en territorio uruguayo. Cada año, Paysandú recibe a los principales números artísticos de acá y argentinos, planteándose una apertura que busca convocar cada vez más, al público de la otra orilla.

Esta noche, a las 21.00, se inaugurará la edición 52ª de esta fiesta popular que, entre varios atractivos, contará con la presencia de la bailarina argentina Eleonora Cassano, que por primera vez llegará al interior uruguayo.

Cassano, retirada de la danza clásica desde 2012 pero actual figura de uno de los espectáculos de Flavio Mendoza, estará el martes en una noche homenaje a "La Cumparsita", bailando junto al local Sebastián Acosta (con el que también trabaja en Stravaganza). Eso motivó esta charla con El País.

—¿Cómo es Sebastián Acosta como pareja de baile?

—Nos llevamos muy bien. Él tiene una forma de bailar que es superintensa. La verdad es que le pone muchísima fuerza a todo, que creo que es una de las cosas que lo caracterizan.

—¿Cuál es tu participación en este espectáculo?

—Participo sólo en tres números. Uno de ellos es "El Choclo" con coreografía de Ana María Stekelman, después hago "Tanguera" —los dos con Sebastián— y después hacemos con un cuarteto "Chador", que es con música de Piazzolla.

—¿Cuándo empezaste a vincularte con el tango desde el lugar de bailarina?

—Hace muchos años, primero desde el tango bailado en punta, muy relacionado a la danza clásica. Los primeros pasos me los hizo dar Juan Carlos Copes, para una coreografía de "El día que me quieras" que bailaba con Julio Bocca y cantaba Plácido Domingo, en Brasil.

—¿Cómo recordás ese primer contacto?

—Siempre me gustó el tango, lo disfruto muchísimo y me encanta. No voy a bailar a las milongas pero me encanta hacerlo en el escenario, y lo disfruto plenamente. Si bien cuando bailaba clásico lo disfrutaba desde un lugar, el tango se disfruta desde otro lugar mucho más interior, sentido.

—¿Más emocional?

—Sí, pasa por la tierra, por la sangre. Por otro lado.

—Estás en el último tramo de Stravaganza, sin reglas para el amor. ¿Cómo has vivido esta temporada teatral?

—Muy bien. Incorporé un solo que con un arnes y hago un bungee, lo que es muy especial para mí porque es la primera vez que lo hago. Me encanta hacer cosas raras, y las hago en Stravaganza (se ríe).

—Te has caracterizado por tomar riesgos en tu carrera.

—Sí, ahora son riesgos tipo acrobáticos, pero he tomado riesgos que iban más allá de eso, desafíos que me sacaban de mi lugar de confort para ingresar en otros lugares que eran riesgosos. Pero de todos se saca algo positivo, y lo he sacado.

—¿Y partís a eso con miedos, con tensión?

—No, para nada. Al contrario, soy arriesgada y creo que no es bueno ser miedosa. Me gusta salir de la cosa habitual y cómoda; es más, creo que rompí mucho con el estereotipo de la bailarina clásica, fui probando cosas nuevas que me fueron aportando a mi carrera.

—¿Cuál ha sido tu mayor aprendizaje en el teatro?

—Se aprende todos los días un poquito, de estar en el escenario. Es una de las cosas que me alimenta el espíritu y la personalidad también, el estar todos los días ahí probando cosas diferentes, y bailar de forma diferente también.

—¿Es premeditado?

—No, absolutamente natural. No puedo hacer una función igual a la otra. Pobre, Sebastián ya está acostumbrado y cuando ensayábamos este espectáculo avisaba que yo me tiro. Es mi forma de ser.

—Se requiere de una gran confianza en el otro.

—Igualmente suelo tirarme sin tener tanta confianza, soy un poco loca en eso (se ríe).

—¿Has seguido el trabajo de Julio Bocca en Uruguay?

—Sí, sé que lo que está haciendo es maravilloso. Pienso que lo que Julio hizo, lo que hicimos acá en Argentina —me engancho en la movida—, lo está haciendo allá desde la dirección. Y lo que movilizó el ballet en Uruguay fue increíble.

—Estás en Stravaganza y antes pasaste por Bailando por un sueño. ¿Te ves a ti misma como una artista popular?

—Sí. Si bien no al nivel de popularidad de Flavio, pero creo que rompí con eso de la bailarina clásica que estaba sólo en el Colón. Fue un trabajo que hicimos junto a Julio y nos llevó años; incluso rompimos el esquema de que el ballet tenía que ser solo para teatros tradicionales. Bailar en una cancha o en el Luna Park, al principio estaba mal visto por nuestros compañeros. Y después esos compañeros se subieron a la movida porque se dieron cuenta que hay que abrir la cabeza. Es que el público baletómano, quieras o no, es pequeño, entonces lo que hicimos fue acercar la danza a la gente. Antes no era habitual ver a un bailarín famoso, ese cambio lo impulsó Lino Patalano, y hoy la misma gente busca al sucesor de Julio o de Eleonora.

—¿Tú los buscás también?

—No sé, creo que es un trabajito que se tiene que seguir haciendo, y no sé si se están preocupando mucho.

ROMBAI, MÁRAMA, LA BERISO Y ABEL PINTOS, ENTRE LOS DESTACADOS.

Paysandú y una fiesta de mucha música

La 52ª Semana de la Cerveza se inaugura hoy, a las 21.00, con el espectáculo La canción perdida en el Litoral Oeste, dirigido por el músico Paco Pintos (de La Triple Nelson), y que involucrará a decenas de artistas lugareños para rescatar piezas perdidas de su cancionero. El domingo se hará una Noche de estrellas tropicales con una treintena de figuras de la movida; el lunes habrá una velada carnavalera con agrupaciones locales, de Colón y Concepción del Uruguay (de Argentina) y con la carolina La Clave; y el martes será la celebración de "La Cumparsita" en la que, además de Cassano y Acosta, participará la Orquesta Juvenil del Sodre y el Coro Nacional. Todo esto es con entrada libre al anfiteatro (la del predio cuesta $ 120 y es siempre obligatoria para acceder al escenario). El miércoles se presentarán Grupo Ruby, Dos Más Uno, Rombai y Márama; el jueves Nanda, Ruta 504, Dostrescinco, Trotsky Vengarán y los argentinos de La Beriso; el viernes La Abuela de Santiago, La Rikardo, Once Tiros, Buitres y Cuarteto de Nos; el sábado 15 Catherine Vergnes, el cuarteto de guitarras Ivirapú, Tito Mendaro, Tabaré Cardozo con su banda y Abel Pintos; y el domingo habrá artistas locales. Estos son con entrada paga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados