VIDEO

Un supergrupo unido por el padre del reggae

Mono Roots se reúne mañana para rendir tributo a Marley.

DIVERTITE - Mono Roots explica a Marley
DIVERTITE - Mono Roots explica a Marley

Tenían pendiente hacer algo juntos y encontraron en Bob Marley un punto en común para sacarse las ganas de tocar entre amigos. Eso fue lo que puso en marcha a Mono Roots en 2002, y lo que la mantuvo activa hasta 2008, tocando con mucha frecuencia en el circuito nacional de salas. Después, aunque no hubo un punto final, las agendas se volvieron imposibles de acompasar y entonces, hasta ahora, se juntaron apenas un par de veces. La última fue en 2013 y dicen que cada tanto alguien tira un mensaje con la intención de reactivar el motor.

Mañana, Alejandro Larrandaburu de Kimia Na Mokili, los No Te Va Gustar Emiliano Brancciari y Gonzalo "Japo" Castex, Martín Paladino y Coco García del Congo, y Checo Anselmi de Socio, se juntarán una vez más para poner aunque sea por un par de horas, ese motor en marcha. Será a las 21:00 en Plaza Mateo (rambla y Sarmiento) y hay entradas en venta en Abitab a 300 pesos.

"Esta vuelta es porque nos estábamos extrañando", dice Brancciari entre risas, "y todo está ahí: la música, el humor, las anécdotas... Lo más lindo".

Es algo que se percibe en la sala de No Te Va Gustar: en su primer ensayo, a tres noches del show, la versión de "I Shot the Sheriff" sale como si la tocaran todos los días, con la misma naturalidad con que aparece la historia de aquella vez que le rompieron el eje al vehículo del fletero, en Mercedes y Florida. "Lo mejor eran las camionetas, y los viajes al interior", acota de costado Larrandaburu, quien le pone la voz a estas buenas versiones de Bob Marley, en las que Brancciari se repliega a la posición de guitarrista y el Japo Castex, que habitualmente es percusionista, se adueña de la batería.

"Desde el primer momento estuvo bueno lo que pasaba con la gente, nos descomprimía de nuestros trabajos y tenía eso de solo tocar por diversión, sin otro fin", repasa Brancciari de aquel comienzo de la banda. "Y si nos gustaba escuchar reggae, no sabés lo que es tocarlo. Logramos un nivel de coloque que pasa por otro lado, y está buenísimo", destaca el guitarrista.

El objetivo para mañana será, antes que nada, volver a ese coloque, que ya estuvo presente en el ensayo. "Porque siempre fue así: Mono Roots arrancó con medio ensayo, nos juntamos un martes y el jueves estábamos tocando", asegura el bajista Checo Anselmi, resaltando la inmediatez y la fluidez que tuvo siempre el grupo.

"Y el público que iba, iba porque le gustaba la movida que se generaba, la gente con la que se encontraba", dice Castex, mientras que Martín Paladino, ya sin las rastas que lucía en aquella época, destaca también la "universalidad" de Marley. "Siempre se daba eso de que hasta al que no le gusta el reggae en sí, le podía resultar atractivo por la vida propia que agarraba el ambiente, y también porque hay varios temas conocidos", dicen.

"Para el sábado, lo más interesante es lograr ese coloque de antes y disfrutarlo nosotros", anticipa Brancciari. "Porque lo hacemos para nosotros, y para que la gente que vaya, se vaya feliz".

Ensayo: el miércoles se juntaron por primera vez en varios años. Foto: G. Rodríguez
Ensayo: el miércoles se juntaron por primera vez en varios años. Foto: G. Rodríguez
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)