MÚSICA

Un sueño a ritmo de cumbia pop

La banda Dessia el Otro tiene disco y lo presenta el viernes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los Dessia el Otro aseguran ser "una banda de amigos". Foto: Difusión

"Todo el mundo nos pregunta por el nombre y sí, es obvio, aunque ahora todas las bandas tienen nombre raro", dice Marcelo Lowinger, quien soñó con tener una banda de cumbia desde que fue adolescente y, una vez que la concretó y tuvo que salir a buscar un nombre, decantó por Dessia el Otro, un latiguillo que venía del liceo (una deformación de "decía") y que, en una conversación, usaban para dar a entender que de lo que se hablaba era "cualquier cosa".

Ese sueño adolescente de nombre raro que Lowinger empezó a hacer realidad desde Barrio Sur, con su hermano Leo y su amigo y segunda voz en la banda Ale De Luca, se convirtió en un grupo que explotó de la mano de la ola de la cumbia pop: su primer tema lo lanzaron en 2012 pero fue con "Julieta", hace casi dos años, que se produjo el quiebre.

"Ahí es cuando empezamos a tener más llegada, a trabajar de verdad. Yo creo que el comienzo profesional, en el momento en que nos insertamos en el mercado laboral, fue ahí", asegura el cantante. "Y si yo le digo a alguien el presupuesto que usamos para hacer el videoclip de Julieta, se me ríen en la cara. Pero pegó y fue hermoso". Ese recorrido y ese golpe de suerte se resumen ahora en un primer disco.

Con estilo propio, editado por el sello Montevideo Music Group, tiene 11 canciones propias y apenas un cover (un recurso que en la nueva tanda de grupos suele ser bastante usado), algo que Lowinger destaca con orgullo. Presentan el disco este viernes a las 18:00 en el local de Todomúsica de Montevideo Shopping, con entrada libre y la intención de generar además un espacio de diálogo con quienes vayan a verlos.

"Esto no nació como un producto comercial", cuenta a El País, "y nosotros, que somos muy orgullosos —capaz que demoramos tanto por eso—, queríamos hacer algo propio. La gracia siempre fue, en mis sueños de niño, subirme a un escenario y que la gente cantara una canción que escribí, no de otro", asegura Lowinger.

Esa es una de las características que define a Dessia el Otro, que en sus letras aborda los temas propios de la cumbia pop (el amor, la fiesta, la noche) y que trata de marcar una diferencia sutil en el sonido, jugando con los cambios de ritmo y abriéndole la puerta por pequeños momentos a la fusión con el reggaetón.

Lowinger, quien desde niño fue a la Escuela Municipal de Música, hizo varios años de solfeo e incluso guitarra clásica, y después llegó al canto, una veta donde terminó encontrando su vocación (al menos la de ahora, porque tiene 22 años) al punto de que trabaja dando clases de canto, reconoce que el boom vivido con "Julieta" —"éramos El Polaco en su mejor momento", bromea— ya pasó, pero la banda pudo hacerse conocida y ahora trabaja para mantenerse.

"Eso es lo más difícil, porque en este género hay mucha moda y hay tantas bandas, tanta competencia, que tenés que estar buscando todo el tiempo ese tema bomba para volver a pegarla. Quién te dice que no sea el próximo", comenta antes de avisar que en las próximas semanas lanzarán "Escápate", un corte de este disco, en colaboración con RC Band. "Y le tenemos tremenda fe", cierra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)