UN DÍA PARA LA HISTORIA

Los Stones llegan hoy a Uruguay: estrellas de rock y también turistas

Mick Jagger ha paseado por Santiago, por los parques de Palermo en Buenos Aires, por el Cementerio de la Recoleta y ningún fotógrafo ni fanático logró descubrirlo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El show en el Centenario quedará en la historia musical de Uruguay. Foto: Reuters

No es todo trabajo en el mundo de los Rolling Stones, o por lo menos no en el del cantante. Desde que llegó a Sudamérica ha tenido tiempo de pasear tranquilamente por las calles y de disfrutar de cenas en su honor, para después compartir las imágenes a través de sus redes sociales.

Durante la estadía de la banda en Santiago, los músicos se alojaron en el hotel San Cristobal Tower, y poco se supo de sus movimientos. En el show, Jagger bromeó con una visita a la casa de Pablo Neruda, aunque lo que hizo fue visitar la Plaza de Armas y fotografiarse en la Catedral.

Lo hizo de noche, lo que explica de alguna manera la tranquilidad de su movimiento. Sin embargo, en Argentina circuló de día e incluso así nadie lo descubrió. Todo gracias a su equipo de seguridad, que hace mil maravillas para que los miembros de la banda puedan tener momentos de tranquilidad y conocer los lugares que eligen, sin el asedio de sus hinchas.

Tuvo una "encantadora caminata" por el parque de Palermo y recorrió el histórico Cementerio de la Recoleta, y además cumplió con una cita tradicional que repite cada vez que pasa por Argentina. Fue a cenar a la casa de Marcos Gastaldi y Marcela Tinayre, donde le prepararon un banquete en su honor.

Allí también estuvo Ron Wood, que volvió a ver un show de tango. Ya había presenciado un espectáculo de Rojo Tango en el restaurant del hotel Faena, donde se hospedó, y hasta posó con la pareja de bailarines. Lo mismo hizo Keith Richards, con quien también fue a la parrillada La Cabrera, donde los recibió el dueño del lugar.

Arribo.

Hoy, a una hora que se mantiene en reserva, los Rolling Stones llegarán por primera vez a Uruguay para ofrecer las bondades de su arte, en el enorme escenario que se ha instalado en el Estadio Centenario. Todo está pronto para la espectacular actuación. Ya está en Montevideo la parte del staff que se sumó a la labor del equipo local para verificar que todo haya salido de acuerdo con lo planificado. En el fin de semana, en el Centenario se colocaron la pasarela y las torres de sonido que van en el campo.

La banda y sus allegados se manejan con independencia respecto al resto del equipo y de la producción local, que no tiene horarios.

Las cuatro estrellas del rock se alojarán en un hotel de Montevideo, mientras que el resto de su equipo se alojará en otro. Se quedarían en Uruguay dos noches, para luego continuar con la gira por Brasil. El primer show allí está fijado para el 20 de febrero, en el Estadio Maracaná.

En cuanto a lo que harán los Rolling Stones, al margen del show, se supone que algo de baile repetirán: la uruguaya Andrea Ghidone aseguró que les dará un espectáculo durante su breve estadía en Montevideo.

Del que no se sabe mucho aún es de Charlie Watts. Del itinerario del baterista no trascendió nada, lo que indica que prefiere la vida tranquila del hotel donde se aloja. Su nieta lo acompaña en esta gira latinoamericana.

Teniendo en cuenta lo que han sido estas semanas, es previsible que Jagger recorra algún punto particular de la ciudad, y que varios de ellos salgan a comer a algún restaurant capitalino.

También trascendió que pidieron ir a Maldonado, aunque no se ha confirmado que lo vayan a hacer.

El País supo que los Rolling Stones solicitaron choferes con buen manejo de inglés y amplio conocimiento de la ciudad, para que los pueda informar a medida que se muevan por Montevideo. Los elegidos, claro, ya firmaron contrato de confidencialidad.

Un encuentro con Macri en su quinta privada

La actividad final de los Rolling Stones, en Argentina, fue un encuentro con el presidente Mauricio Macri, quien los recibió anoche en su quinta particular Los Abrojos, ubicada en el municipio bonaerense de Malvinas Argentinas.

Fuentes oficiales confirmaron a La Nación la visita de la banda de rock al mandatario, después de los tres conciertos que ofrecieron en el Estadio Único de La Plata. Los voceros indicaron que fue "un encuentro privado", pero hubo otros invitados, en un marco informal alejado de todo protocolo.

Hubo 155.000 fanáticos en los 3 shows

El fenómeno que constituyen The Rolling Stones quedó expuesto en La Plata: atrajo a 155.000 fanáticos para los tres espectáculos, que dejaron ingresos por 100 millones de pesos argentinos. Esas cifras fueron reveladas por el diario La Nación, que situó el gasto promedio por persona en $ 1.000 por noche. Los conciertos de la América Latina Olé Tour, movilizaron toda una serie de actividades complementarias como fue la venta de comida y refrescos dentro del Estadio Único, así como en zonas cercanas.

El sábado por la noche, los Stones hicieron su presentación final en La Plata en un estadio colmado. "¿Será la última fiesta Stone en Argentina? Se lo habrán preguntado las 155.000 que pasaron por La Plata durante los tres shows", indicó La Nación. "Durante las tres noches mantuvieron una lista de temas vertebral y sumaron algunas mínimas variantes en los comienzos del show. En el último día, arrancaron con Start me up y terminaron con Satisfaction".

La crónica destacó que Mick Jagger estuvo especialmente comunicativo "y hasta confesó: Es triste que sea el último show. También se despachó con el clásico saludo Stone: Hola, vieja".

Esta vez, el tema elegido por el público a través de las redes sociales fue You Got Me Rocking, del disco Voodoo Lounge.

"El rock parece ser el secreto de la fuente de juventud de los Rolling Stones", estimó La Nación. "Y los escenarios el lugar donde siempre quieren estar para obtener más satisfacción".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)