VIDEO

Los Stones alborotaron Montevideo y se fueron

Andrea Ghidone les bailó tango y Jagger conoció a Parrado.

La estadía fue breve (duró apenas dos días), pero alcanzó para revolucionar a Montevideo, con especial hincapié en la órbita del Estadio Centenario y el hotel Sofitel.

Ayer de tarde, sobre las 15:00, los Rolling Stones dejaron su hospedaje en Carrasco y se fueron rumbo al aeropuerto. Desde ahí, en el mismo avión de la empresa LAN en el que llegaron el lunes, partieron rumbo a Río de Janeiro. El sábado la gira América Latina Olé empezará su período brasileño, que abarcará cuatro shows.

Al igual que el día de su arribo, Jagger salió del Sofitel con la ventanilla baja, registrando todo el movimiento y los eufóricos saludos de los fanáticos. Haberlo visto en acción el martes de noche no les impidió a varias decenas arrimarse al hotel para tratar, una vez más, de ver a sus grandes ídolos.

Fue el último en irse del hotel, en un lujoso Audi negro. Igualmente, llegó a tiempo para el vuelo y emprendió viaje junto al resto del grupo.

Las últimas horas de los Stones en Uruguay fueron tranquilas. Después del intenso recital, que soportaron con enterza a pesar del calor, la banda volvió al Sofitel mientras el escenario ya empezaba a desmontarse.

Se quedaron en la sala VIP del hotel junto a su entorno cercano. Allí cenaron, y después presenciaron el show de tango que les ofreció la bailarina uruguaya Andrea Ghidone, quien bailó los temas "La cumparsita" y "Tanguera".

Como lo hizo en el recital ante 50.000 personas, Jagger le preguntó a la vedette por la procedencia de Carlos Gardel, dejando claro su conocimiento sobre el ritmo regional.

Recién sobre las 04:00 el cantante y los que quedaban levantados se fueron a descansar. Habían ocupado los pisos tres y cuatro del Sofitel.

Se manejó que ayer se irían a José Ignacio, aunque nunca se pudo confirmar. Despertaron cerca del mediodía, y horas después ya estaban dejando Montevideo para seguir adelante con sus compromisos.

En las redes sociales, antes de irse, hubo algunos guiños. Las cuentas oficiales de los Stones compartieron un video del show al ritmo de "Out of control", y el Facebook de Keith Richards compartió algunas imágenes de su paso por Uruguay (incluyendo la banda sonora que lo acompañó en el camarín). Además, el corista Bernard Fowler, de los que más cerca de los fans estuvo, publicó fotos desde afuera del hotel, con una bandera uruguaya en la mano. Fowler había salido el día anterior a charlar con los fanáticos y firmar autógrafos.

Ayer, Jagger se reunió,además, con Fernando Parrado, según se supo a través de la cuenta de Twitter de la comunicadora Ximena Barbé. "Mick Jagger se reunió con Fernando Parrado y su mujer. Hablaron, intercambiaron libros y MJ le firmó 2 para sus hijas", tuiteó Barbé agregando una foto de los dos departiendo. Del encuentro, Jagger se llevó una edición firmada del libro Milagro en los Andes. Ese encuentro fue junto a una cena en un restaurante de Pocitos y la visita a la casa del Lobo Núñez en Barrio Sur, los únicos asuntos públicos de la agenda de Jagger en Uruguay. Fue el único Stone que por lo visto se aventuró más allá del hotel.

Fue una visita rápida y a esta altura ya están los Stones en Río de Janeiro, una ciudad que conocen y en la que se sienten cómodos. Se fue un vendaval de estrellas que conmovió más allá de la calurosa noche del Estadio Centenario.

Mick Jagger se fue filmando y saludando a los fanáticos. Foto: G. Rodríguez
Mick Jagger se fue filmando y saludando a los fanáticos. Foto: G. Rodríguez
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)