Entrevista

Spuntone - Mendaro festejan ocho años del dúo, y saltan al vacío con su nuevo disco

En Equilibrio, que lanzan este mes y adelantan hoy en Inmigrantes, el cantante y el guitarrista muestran sus temas

Guzmán Mendaro y Alejandro Spuntone. Foto: Leonardo Mainé
Guzmán Mendaro y Alejandro Spuntone. Foto: Leonardo Mainé

En los ocho años que llevan tocando juntos, todo ha decantado naturalmente entre Alejandro Spuntone y Guzmán Mendaro. Primero hubo un encuentro en vivo, después varios más, después un disco (Estado natural), un Graffiti y un rápido ascenso de popularidad; después shows en las principales salas del país, y después dos discos más (El refugio y En vivo en el Teatro Solís, ganador de otro Graffiti).

Y con esa misma naturalidad, el dúo llega a un nuevo disco en el que hay cambios que, necesariamente, iban a aparecer en el camino. Equilibrio, que se edita en la segunda quincena de noviembre, suma más instrumentación al formato de guitarra y voz, se acerca al rock del que sus dos mitades vienen (Mendaro como guitarrista de Hereford y Spuntone como cantante de La Trampa), y le da paso a las composiciones inéditas, propias y ajenas.

Hoy a las 22.00 en Inmigrantes (Paullier y Guaná), Spuntone y Mendaro festejarán los ocho años del dúo, en su forma y sonoridad original, y adelantarán temas del nuevo álbum.

“Nosotros no elegimos a cuánta gente le va a gustar lo nuestro, pero sí elegimos lo que queremos hacer. Y eso no tiene que ver con una estrategia”, dice Mendaro en charla con El País. “De hecho, es un riesgo que asumimos”, complementa Spuntone, “porque en realidad, lo otro estaba bien. Nosotros podíamos seguir buscando canciones perdidas, pero como artistas necesitábamos algo más. Y en este disco necesitamos decir cosas, tocar con una banda, sentir otra presión y ver qué reacción genera. Está bueno tener esa adrenalina”.

“Con este disco vencimos un montón de baches propios: escribimos, compusimos, armamos y arreglamos. Por eso se llama Equilibrio: porque estamos en esa búsqueda de un lugar entre el compositor y el intérprete. El disco no está en equilibrio, es la búsqueda de”, resume Spuntone.

—¿Disfrutaste el proceso de composición de Equilibrio? Alguna vez me has dicho que te cuesta componer.

Alejandro Spuntone:
Me cuesta. Pero fue justo un momento de quiebre de este año; nos empezamos a juntar con Guzmán y fue muy rápido, de ida y vuelta. Para mí componer es muy difícil, pero esta vez fluyó. Y yo admiro mucho a los compositores; trabajé mucho con Garo (Arakelian) o Víctor Nattero, compositores de la hostia, y no pretendo ser ni uno ni el otro. Sí tengo una vara alta de mi filtro, e intentaré hacer lo mejor posible. Y para Guzmán es lo mismo.

—¿Y en tu caso, Guzmán? Sos un tipo que aporta lo suyo en muchos proyectos, pero retomar la composición para un disco, es diferente.

Guzmán Mendaro:
Claro, aparte soy un guitarrista muy identificado con la guitarra eléctrica, a través de mi banda de toda la vida. Y desde que dejé de tocar con Hereford, dejé de mostrarme tocando la eléctrica. Y a mí me gusta tener un motivo importante para mostrarme, entonces cuando empezamos a hacer las canciones, a mí se me ocurrían cosas, porque soy esencialmente un guitarrista de hard rock, rocanrol o pop rock, y Ale es un gran cantante de hard rock. Entonces fue una instancia muy buena para los dos, porque nos habíamos juntado en una frontera que no tenía que ver con nuestros orígenes. Y ahora sí nos juntamos ahí, en la canción rock o pop rock.

—La canción “Indignauta”, sobre las redes, es re Spuntone.

A. S.:
Claro. La cantidad de acción es cada vez menor comparándola con lo que se ve en las redes, y me incluyo, porque la hice mirándome a mí. Cada canción tiene un porqué.

G. M.: Y hay una cosa que vive adentro de las canciones, que es cómo nos metimos uno en el otro en esa instancia. En algunas ocasiones, él se puso en mis zapatos, en lo que yo estaba sintiendo; en “Para imaginar” escribió una letra mortal.

A. S.: Estamos acostumbrados a que todo sea una mierda, y nosotros intentamos dar un paso más allá. Esa canción habla de eso, de pensar que en algún momento todo va a estar mejor, porque es la manera de seguir adelante. Es lo contrario a “Nada queda de ti”, donde está todo mal. Esa canción (de Fabián Marquisio) es increíble. Decirle a alguien: “El niño que fuiste se avergüenza de quién eres, el hombre que eres no lloraría si te mueres”, es atroz.

"Nos habíamos juntado en una frontera que no tenía que ver con nuestros orígenes. Y ahora sí nos juntamos ahí, en la canción rock o pop rock"

Guzmán MendaroMúsico

—Ese es uno de los momentos del disco. Las guitarras eléctricas son intensas.

A. S.:
¿Y sabés cómo arreglamos esa canción? Estábamos en Colonia y dijimos: “Esto es así y así”. La grabamos en el celular y nos debe haber llevado 20 minutos. Después hicimos las maquetas, esa quedó pendiente, y un día Guzmán me dijo que iba a ir a hacer las bases, yo no llegaba y lo canté después. Y cuando fui a cantar y escuché lo que había grabado él, era fascinante. Me puse los auriculares y fue como si la hubiera cantado 300 veces. La guitarra suena como un cuchillo.

G. M.: Y hay una dialéctica ahí, entre la guitarra lead que hace los solos y el canto de Ale. Arranca con un solo que es una melodía muy fuerte, y Ale entra a cantar, y cuando deja hay otra melodía fuerte, después el estribillo... Como hace Santana, ¿entendés? Está buenísimo.

Destacado

“Santa Lucía”, el nexo con los otros álbumes

En Equilibrio hay obras del dúo, de Fabián Marquisio, Nicolás Bagattini de La Saga, Diego González, y uno de Denis Ramos de No Te Va Gustar con Socio (Fede Lima). El único tema editado que se incluyó es una versión de la hermosísima “Santa Lucía”, de Roque Narvaja. El dúo la venía tocando en vivo y decidió incluirla en el álbum, para no perder el contacto con lo hecho hasta ahora. Esta interpretación, que a Spuntone lo conecta con su abuela, contó con la aprobación de Narvaja, quien avisó que tenía “el derecho moral de vetar la versión si fuera irrespetada”, pero quedó muy conforme.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)