música

"Springsteen On Broadway", un relato honesto de una estrella de rock

En este especial de Netflix, Bruce Springsteen se abre a su público y reversiona varios de sus clásicos

"Bruce Springsteen On Broadway". Foto: Netflix
"Bruce Springsteen On Broadway". Foto: Netflix

El especial de Netflix Springsteen On Broadway es uno de los retratos más honestos que se puede ver de una estrella de rock. Filmado en el teatro Walter Kerr de Broadway, que tiene capacidad para 975 personas, la propuesta se aleja enormemente de los recitales multitudinarios que Bruce Springsteen suele ofrecer en sus giras. Este cambio de ambiente le brinda un espacio perfecto para abordar la intimidad. Durante las dos horas y media que dura —que fue filmado durante uno de los 236 conciertos que brindó entre octubre del 2017 y diciembre de 2018— se despoja de su banda para quedar solo en el escenario.

En este show, las canciones que lo hicieron uno de los músicos más importantes del rock pasan a segundo plano. Lo que en realidad importa aquí son las historias y escuchar los recuerdos del hombre detrás de grandes canciones como “Born In the USA”, “Dancing In The Dark”, “Born to Run”, “Thunder Road” y “The River”. Estos temas son los que convirtieron a Springsteen en uno de los mayores cronistas de la realidad norteamericana de los setenta y los ochenta: las ilusiones, las guerras, los amores, la política y la esperanza de una mejor vida.

En "Springsteen On Broadway", el músico deja de lado su imagen de icono rockero que fue forjando durante cuatro décadas para mostrarse como un ser humano. Un hombre con virtudes y defectos. Una persona que, a pesar de haber vendido 120 millones de discos en todo el mundo, y de que su obra haya sido aclamada por la crítica, esconde muchas inseguridades. Aquí las pone al desnudo.

A través de una talentoso método de narrar historias —grita, se ríe, agita el puño, hace pausas abruptas, estira vocales y utiliza el silencio como un recurso más de expresión—, Springsteen indaga en varios de los aspectos que formaron su personalidad. Al igual que lo hizo en su excelente autobiografía, Born To Run, el músico expone los recuerdos de su niñez, su familia, sus amigos fallecidos y su vida en un pequeño pueblo de New Jersey.

A lo largo del espectáculo, adapta varias de sus canciones más famosas a un formato acústico y cálido, que se encargan de terminar de darle sentido a sus anécdotas. Acompañándose de guitarra, piano y armónica, el estadounidense va interpretando algunas de las grandes canciones de su repertorio junto con algunas de las más autorreferenciales. 

Al escuchar los relatos de Springsteen, las canciones que interpreta adquieren un nuevo sentido. Por ejemplo, en una relectura blusera de “Born In the U.S.A.” basada en una guitarra slide, Bruce relata cómo, junto a dos amigos, hizo su mayor esfuerzo para no pasar el examen de admisión para entrar al ejército y combatir en la guerra de Vietnam. Tras contar que no fue seleccionado, dice, con tono doloroso, “ ¿Quién habrá ido por mí?”.

Tráiler de "Springsteen On Broadway"
Tráiler de "Springsteen On Broadway"

El momento más emotivo de este especial llega antes de interpretar “Long Time Comin’”. Con lágrimas en los ojos y la voz quebrada, Springsteen se muestra totalmente vulnerable bajo los focos del teatro Walter Kerr. Mientras mira al vacío, su imagen de hombre duro se va desnudando a medida que relata la primera charla honesta con su padre —un hombre frío y alcohólico al que minutos antes definía como su “gran héroe” y su “mayor enemigo”—. “Has sido muy bueno con nosotros... Y yo no fui muy bueno contigo”, cita Springsteen mientras describe que su padre lo visitó días antes del nacimiento de su primer hijo. “Mi padre se acercó para dejarme ver los errores que había cometido para que no los repitiera con mis hijos. Fue como una especie de disculpa. Ese fue el mejor momento de mi vida con mi padre. Era todo lo que necesitaba”.

En la actuación, el responsable de discos como The River y Born In the U.S.A. también hace referencia a sus inicios en la música. Repitiendo un arpegio folk en su guitarra, cuenta cómo haber visto en 1956 cantando a Elvis en televisión le supuso una especie de epifanía musical. “La revolución había sido televisada”, dice. Al igual que toda una generación, Springsteen empezó a soñar con la música gracias a él.

En este especial, Springsteen no deja casi ningún momento de su vida afuera; lo que faltó es que hubiera indagado un poco más en su depresión, que en su autobiografía, Born to Run, se convierte en uno de los ejes centrales del relato, y es una de las revelaciones más importantes para sus fanáticos. También, hubiera sido interesante que en el especial de Netflix se incluyeran subtítulos en las canciones, ya que son las que terminan de darle sentido a todo el círculo del relato.

"Springsteen On Broadway" es fundamental para aquellos que quieren entender más sobre la vida de uno de los músicos más importantes de Estados Unidos. Springsteen se abre al público y se muestra como un hombre honesto a través de su excelente capacidad para relatar historias, que son tan buenas como su letras. Quienes vean este especial de Netflix van a poder entender por qué lo conocen como “El Jefe”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)