SONIDOS QUE ANDAN EN LA VUELTA

"Sortilegio", el disco de Mandrake y Los Druidas que se sumerge en nuevos sonidos

En "Sortilegio", el segundo de Mandrake y Los Druidas, la banda apuesta por un sonido climático mientras deja grandes canciones como "Están pasando los días" 

Mandrake y Los Druidas. Foto: Difusión.
Mandrake y Los Druidas. Foto: Difusión.

“Están pasando los días, / Y ya no sé qué pensar, / Todo se ha vuelto extraño, /Todo parece irreal, / Se alertan mis sentidos, / Me da miedo soñar”, canta Mandrake Wolf en “Están pasando los días”, un boogie-blues rabioso que, gracias al aporte de una armónica y a un riff repetitivo, recuerda a lo mejor de Hooker ‘N Heat, el gran álbum que unió a John Lee Hooker y a Canned Heat en 1971. Esa canción, por la que van transitando imágenes de “fuegos en la selva, milicos en la calle y fronteras cerradas” es una clara postal de uno de los años más atípicos de la historia. Pero, como siempre supo hacer Mandrake, apareció la inspiración en los momentos más oscuros.

En Sortilegio, su segundo disco junto a Los Druidas, el cuarteto profundiza en el sonido que en 2018 los hizo ganar el Graffiti al disco y a la banda del año. En esta ocasión, el grupo se sumerge en un sonido climático para musicalizar las letras siempre visuales de Wolf. Así va creciendo la bellísima “En la casa fría”, la sensual e imaginativa “Hay una bruja en el bosque” y la mayormente instrumental “Los lugares queridos”. Es un gran álbum.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error