Crítica

Un sonido que se creía perdido y estaba bien vivo

Se editó el disco perdido de John Coltrane, uno de los grandes nombres del jazz

John Coltrane
John Coltrane, un saxo tenor aventurero

A John Coltrane había que seguirlo. Una de las mentes más brillantes de la historia del jazz, era capaz de transportar a quien escuchara su saxo a un trance lleno de inquietudes, sí, pero fraternalmente bello.

Pensemos, por ejemplo, en el Coltrane de mediados de la década de 1960. Había utilizado el bebop como plataforma de lanzamiento de una amplitud artística que en 1965 alcanzaría las alturas de A Love Supreme, una de sus obras magnas. Murió en 1967 y su carrera solista había empezado a comienzos de esa década, por lo que aunque brevísima es brillante.

Durante ese tiempo, Coltrane produjo ocho discos para el sello Impulse!, todos con su cuarteto más clásico integrado por el bajista Jimmy Garrison, el baterista Elvin Jones y el pianista McCoy Tyner, un seleccionado jazzero.

Uno de esos discos se daba por perdido. Hasta ahora. Both Directions at Once: The Lost Album recoge una sesión de todo un día que, todo indica (son siete temas), iban a ser parte de un disco. La cinta fue encontrada por la familia de la primera esposa de Coltrane, Juanita Naima Coltrane, quien conservaba una copia.

Ficha
Coltrane
John Coltrane
DiscoBoth Directions at Once: The Lost Album
¿Está online?
¿Está bueno?Muy bueno porque Coltrane es uno de los grandes

El disco fue grabado en los estudios de Rudy Van Gelder, uno de los grandes productores de la edad de oro del jazz, el 6 de marzo de 1963. Los especialistas dicen que es lo más parecido a ver al cuarteto de Coltrane en vivo, una experiencia que, aseguran, era removedora.

Para el oyente menos avispado, entre los que se encuentra este cronista, el disco es toda una experiencia. Primero porque la música de Coltrane siempre es removedora y llena de vericuetos que impiden cualquier distracción. En ese sentido, Both Directions at Once es un disco en el que se termina sumergiendo inevitablemente transportado por los filigranas del saxo tenor de Coltrane y por una banda que estaba a punto caramelo. El disco tiene experimentaciones cercanas al free jazz, pero también algo de bop tradicional, el territorio del que viene Coltrane, quien tiene discos increíbles con Miles Davis, por ejemplo.

A mitad de camino entre un demo y un disco de estudio, la edición de lujo incluye todas las tomas alternativas lo que completa un panorama y le da a los jazzeros esa idea de intimidad que tanto les gusta.

Nunca está de más volver a escuchar a un genio. Y vaya que John Coltrane lo era.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)