Bob Dylan saca “Shadows in the night” el 3 de febrero

Sombras, noches y canciones tradicionales

El periodista Robert Love tuvo que aclarar que ya no trabajaba en la revista de rock Rolling Stone, donde estuvo 20 años, cuando fue contactado para entrevistar a Bob Dylan. "Pero no, me dijeron que era justamente para hablar con los lectores de AARP", comentó el autor de la primera entrevista que Dylan concede en tres años, con motivo de su nuevo disco, Shadows in the night.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dylan vuelve con un repertorio de canciones que alguna vez fueron grabadas por Sinatra.

Lo curioso del caso es que AARP es una de las principales revistas para los jubilados en Estados Unidos, si no la principal. Dylan, de 73 años, le habla entonces a su generación, la de los veteranos. "La pasión es un juego para el hombre joven. Un viejo tiene que ser más sabio", dice en una parte de la entrevista.

Shadows in the night, el nuevo disco de Dylan que saldrá a la venta el próximo 3 de febrero, es un álbum de standards: un conjunto de canciones que forman parte del repertorio más tradicional y conocido de la música popular de su país. Canciones que forman parte de lo que algunos llaman "El gran cancionero estadounidense" (y del cual Rod Stewart ha sacado cuantiosos provechos en el ocaso de su trayectoria como intérprete).

No es la primera vez que Dylan saca un disco con un repertorio que no es de su autoría. Hace unos pocos años dedicó un álbum entero a distintos villancicos: Christmas in the heart (2009).

Lo que sí tiene de particular el nuevo trabajo es que hay una voz que atraviesa, desde el más allá, todo el repertorio: la de Frank Sinatra. Todas las canciones que figuran en el nuevo disco de Dylan fueron en algún momento interpretadas por Sinatra. Eso, obviamente, establece comparaciones entre uno y otro, pero Dylan no quiso ahondar entre los eventuales puntos de contacto que sus canciones tienen con las que grabó Sinatra. Eso sí, no elude la influencia del crooner: "Cuando uno empieza a hacer estas canciones, Frank tiene que estar presente en ti. Porque él es la montaña. Es la montaña que hay que escalar, aunque solo abarques una parte del camino".

Love le pregunta entonces si no le parece "arriesgado" grabar canciones sobre las que Sinatra estampó su garganta: "¿Arriesgado? ¿Como caminar a través de un campo minado o trabajar en una planta industrial donde se fabrica gas venenoso? No hay nada de arriesgado en esto de grabar discos. ¿Compararme con Sinatra? Tienes que estar bromeando. Que me mencionen en el mismo párrafo que él es un altísimo elogio. Nadie le llega a los talones. Ni yo ni nadie".

En épocas en las que la comercialización de música va por caminos cada vez más singulares por la importancia que tiene la distribución digital, Dylan dice que entiende que la manera de escuchar canciones ha cambiado a lo largo de los años: "Espero vender discos, claro. Y me gustaría que la gente escuchara estas canciones, de una forma u otra. Pero, créase o no, todas las canciones de este disco fueron grabadas en el orden que figuran en el álbum. Con mi banda, el método habitual era grabar una canción en unas tres horas. No hay mezcla. Así es como sonaron. No se tocaron botones, no se mejoró nada. Lo que se escucha es lo que fue. Es que fue hecho mal tantas veces que quise hacerlo bien".

Aunque en su nuevo trabajo cante temas del siglo pasado —varios de ellos de la primera mitad del siglo XX— Dylan le dijo a Love que no se siente un "arqueólogo" musical. "No. Es que estas canciones me gustan, y conecto con ellas. Me gustaría que la gente conecte con ellas de la misma manera que yo. Sería arrogante pensar que estas canciones van a encontrar un nuevo público. Aquellos que por primera vez las escucharon, ya no están con nosotros".


Si no puede ver el video haga click aquí

Lo que se ve desde arriba del escenario


Dylan pasa 100 días del año arriba de un escenario. Y esto es así desde hace muchos años. De ahí el mote "The neverending tour" (La gira interminable) a sus recorridos. ¿Qué ve Dylan desde el escenario? "Veo a un tipo trajeado al lado de de otro con vaqueros. Y otro con un blazer al lado de uno con una remera. Veo mujeres de vestido, y chicas punk. Me doy cuenta de la diferencia, pero esa diferencia no tiene nada que ver con la edad. Fui a ver a Elton John. Había al menos tres generaciones ahí. Y todas se veían igual. La gente hace mucho pamento de cuántas generaciones que siguen a un tipo de artista, pero ¿qué importa eso si todas esas generaciones son iguales?", comentó Dylan en esa charla.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados