CRÍTICAS

Un solista que debería volver

Evidentemente este último concierto de la Orquesta Filarmónica de Montevideo constituyó el hecho musical de mayor trascendencia de la temporada 2015, al presentar dos obras poco frecuentes que no sólo requieren gran responsabilidad técnica sino que además exigen una excelente calidad en la interpretación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Filarmónica, un concierto destacado de la temporada. Foto: L.Carreño.

Especialmente para Stravinsky el director estable Martin Lebel contó con el aporte invalorable de Martín García como maestro preparador y tanto la Ossodre como el Teatro Colón colaboraron prestando instrumentos para su realización. Se escuchó en la primera parte el Concierto nº 3 para piano y orquesta de Prokofiev que fue estrenado el 16 de diciembre de 1921 por la Orquesta Sinfónica de Chicago bajo la conducción de Frederick Stock con el propio autor como solista. Hacía muchos años que esta obra no se ejecutaba en Montevideo y después de haberla escuchado interpretada brillantemente por nuestra pianista Fanny Ingold teníamos dudas sobre la versión que nos brindaría el pianista coreano.

Sin embargo Kun Woo Paik demostró ser un intérprete de jerarquía muy fuera de lo común. Admiramos de él su touché aterciopelado, su musicalidad tan vivida, su maestría en el uso del pedal, que en ningún momento desdibuja, confunde o dilata su hermoso fraseo.

Lebel hizo que la Filarmónica acompañara al solista con claro sentido del equilibrio sonoro. Kun Woo Paik fue largamente ovacionado por el público que no dejó de aplaudir hasta conseguir el ansiado bis que fue el bellísimo Valse Oubliée nº 1 de Franz Liszt. Sería fantástico que este artista fuera invitado nuevamente por la Filarmónica para actuar en la próxima temporada y que el Centro Cultural de Música lo convocara para ofrecer un recital.

Luego del intervalo se escuchó la música para ballet "La Consagración de la Primavera" de Stravinsky que fuera estrenada en Paris el 29 de mayo de 1913 dirigida por Pierre Monteux. La última vez que se ejecutó en nuestro país fue el 30 de julio del 2013 con motivo del centenario de su estreno pero curiosamente no fueron nuestras orquestas las que la interpretaron, fue la Banda Sinfónica de Montevideo dirigida por su actual director estable Martín Jorge que demostró que este organismo sinfónico decano del Uruguay puede superar cualquier desafío.

La Filarmónica se desempeño en forma realmente encomiable, volviendo accesibles y claros aún los pasajes en donde el tratamiento armónico impone una extremada justeza de afinación, a fin de que se esclarezca debidamente la intención del autor.

Lebel supo dar una versión bien comprendida y eficazmente realizada pudiéndose apreciar una notable identificación entre el director y la orquesta logrando prolongados y justos aplausos del público.

ORQUESTA FILARMÓNICA DE MONTEVIDEO

Director: Martin Lebel. Solista: Kun Woo Paik (pianista). Programa : Concierto nº 3 para piano y orquesta op.26 de Sergei Prokofiev y "La consagración de la primavera " de Igor Stravinsky. Teatro Solís, 14 de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados