Gal Costa llega hoy, a las 21.00, al Auditorio del Sodre

La sofisticación de Brasil en una noche de clásicos

Apocos días del show que Gilberto Gil y Caetano Veloso dieron en el Velódromo, otro emblema de la música brasileña llega a Montevideo. La cantante Gal Costa, quien se inició como artista junto a Veloso en los sesenta en plena ola del tropicalismo, actuará por primera vez en el Auditorio Nacional del Sodre Dra. Adela Reta hoy a las 21.00, con el show "Espelho d’agua".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"La idea es revisitar grandes canciones y grandes momentos de mi carrera", dijo Costa.

Las entradas están en Abitab y en boleterías del Auditorio y van desde 1.200 a 2.900 pesos.

La dueña de una de las voces más destacadas del Brasil acaba de editar un nuevo disco, Estratosférica, pero el show de esta noche será muy abarcativo: un recorrido por sus casi 50 años de carrera con un único músico como compañía. Guilherme Monteiro, guitarrista y violinista, será su sostén en una presentación cálida e íntima.

"La idea es revisitar grandes canciones y grandes momentos de mi carrera", había comentado Gal Costa en entrevista exclusiva con El País a propósito de su nuevo espectáculo, que también servirá para que el público se reencuentre con las facetas diversas de la artista.

Hace cuatro años que la brasileña no se presenta en Montevideo (su último recital en Uruguay fue en Punta del Este), y esta vez volverá con la misma energía y vigencia de siempre, pero con un formato singular que sobre todo se diferenciará, a entender de la artista, por sus toques de sofisticación.

"Monteiro tiene gran experiencia, trajo más sofisticación a mis canciones y en este show hace unos juegos que son un colchón perfecto para mí", dijo Costa a El País, resaltando que con este dúo logra rescatar la misma "entidad" que la tomó mientras estuvo girando con su disco anterior, Recanto.

Costa tiene 34 álbumes entre las grabaciones de estudio y en vivo, y en cada uno se puede apreciar su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos y reinventarse constantemente. Recanto y Estratosférica, sus dos últimos trabajos, confirman esa tendencia que le permite mantenerse vigente a sus 70 años.

Sin embargo, el oficio de Costa le permite salirse del momento de ruptura que está atravesando y de su proceso de cambios para volver a los sitios más tradicionales, a los clásicos que marcaron su carrera y la transformaron en la voz femenina brasileña de más prestigio.

Esos clásicos sonarán hoy en el Auditorio del Sodre, desde "Garota de Ipanema" a "Chuva de prata" y otros tantos himnos de la canción norteña que siempre la han tenido como cómplice en cuanto a la interpretación. De las visitas brasileñas del año, esta es de las más destacadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados