Carnaval 2018

Sociedad Anónima tuvo un notorio repunte y está en carrera

Buenas actuaciones de Tronar de Tambores y Metele que Son Pasteles. Momolandia tuvo altibajos en sus libretos, pero igualmente lució un coro de excepción

Sociedad Anónima
Sociedad Anónima. Foto: Captura de YouTube

Sociedad Anónima fue el punto fuerte de la cuarta etapa de la segunda rueda del Concurso Oficial, en un Teatro de Verano que contó con escasa concurrencia. Los dirigidos por Carlos Barceló realizaron importantísimas modificaciones a su espectáculo, lo que determinó una amplia respuesta en sus dos humoradas en comparación con una ronda anterior donde el humor se consiguió en cuentagotas.

La primera humorada, protagonizada por los Gauchos Patones de Cerro Ñato, se introduce en el universo del candombe y su simbología, disparando escenas desopliantes, de la mano de Cléber “Pato” Esteche, el principal comediante del grupo. Se notó una mayor dinámica y hubo varios agregados positivos a las escenas, así como una mejor postura interpretativa del elenco.

La segunda, ubicada en un conventillo, tiene intermitencias y algunos altibajos en el texto, pero aprovechó el clima dejado por la anterior y también alcanzó buena comunicación con la platea.

Los aspectos técnicos son siempre un punto alto y esta vuelta no fueron la excepción. Hubo buena ejecución musical, logradísimo entorno, destacada puesta en escena y danza. Hasta el momento, los humoristas maragatos han logrado el mayor cambio en la comparación del rendimiento entre primera y segunda rueda, calibrando al alza sus expectativas. Son una apuesta segura en la liguilla.

La apertura de la noche la realizó la comparsa Tronar de Tambores, que propuso un espectáculo de buen nivel, donde se destacaron su coreografía, puesta en escena, cuerpo de baile y vestuario.

El grupo que dirige Julio “Kanela” Sosa apostó por un espectáculo original, que describe múltiples modos de migraciones humanas. Una de ellas, la muerte, es la que toma los momentos centrales de la propuesta, significándose desde un lugar alegre, seductor, desmitificando su carga dramática y angustiante en la cultura occidental.

Hubo un muy buen lucimiento de sus personajes típicos y varios candombes sabrosos, ejecutados por Edelweiss Loyate, Néstor Silva y Gerard Grimaud. El punto más bajo nuevamente fue el sonoro, área en la que hubo dificultades auditivas durante la primera mitad del espectáculo. De todos modos, es un número puesto para la ronda final.

Las murgas Metele que son Pasteles y Momolandia hicieron sus presentaciones a segunda y tercera hora, con distintos efectos en sus propuestas.

Metele que son Pasteles apostó por un trabajo de alta elaboración de sus libretos, con un discurso inteligente, sólido y muy fundamentado, mientras que Momolandia tuvo su mayor virtud en el coro. Ambas superaron lo realizado en la primera rueda, aunque por distintas vías.

Mientras que Metele que son Pasteles tuvo mayor repercusión en sus primeros momentos del espectáculo, Momolandia tuvo mejoras técnicas en el sonido, las que posibilitaron una mayor comprensión de la propuesta. La primera es una murga que interpela la actualidad, con un discurso crítico, que va a fondo, aunuqe con mucha carga de información, una decisión narrativa que, a veces, puede generar distancias.

Sin embargo, el humor es un buen condimento para matizar y dar buenos sobresaltos a un trabajo que, aunuqe con riqueza de ideas, suele estar planteado de un modo un poco lineal. No es uno de los coros más potentes del carnaval, pero logra buenos matices, bellos climas e impecable interpretación.

Momolandia, por su parte, tiene altibajos en sus libretos. Se destacó su cupletero, Martín “Pollo” Perrone, con muy buena pisada humorística en el cuplé sobre un foráneo que llega a mirar y satirizar las costumbres y acciones más sobresalientes de los uruguayos.

Ambas tienen posibilidades para la tercera rueda, pero no son seguras. Si bien Metele que Son Pasteles es una propuesta más contundente, Momolandia tiene altísima nota en el rubro coral, que puede sellar su pase.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)