Entrevista + video

Silvina Moreno: “Componer es lidiar con vos mismo”

La cantautora argentina conversó sobre Sofá, el disco que presenta mañana en Sala del Museo

Silvina Moreno. Foto: Difusión
VIDEO | Acústicos en El País: Silvina Moreno cantó en la redacción

Mañana a las 21.00 en Sala del Museo, la cantautora argentina tocará por primera vez ante el público uruguayo, y presentará su disco Sofá, con banda completa (hay entradas en Red UTS). Antes de eso, Silvina Moreno pasó por la redacción de El País y charló de su oficio.

—Has dicho que Sofá, el disco que vas a presentar mañana en Sala del Museo, es tu preferido. Y más allá de que el artista tiende a querer más a su último trabajo, ¿qué sentís que encontraste en él?

—Fue como un nuevo punto de partida, porque nunca compuse tantas canciones para un disco, y lo hice para tener opciones. Hice alrededor de 80 ideas, y lo bueno de eso es que después hilás más fino y encontrás las mejores. Y a nivel sonoro, nunca había trabajado con un productor como Eduardo Cabra: fue un lujo.

—¿Qué te aportó?

—Me transmitió mucha seguridad en el trabajo, y confianza en el proceso. Yo tiendo a ser más ansiosa, a no saber bien hacia dónde se dirige el disco; sin embargo, él fue un capitán de barco muy seguro, pero me tuvo como copilota y entendió que el disco es mío.

—A partir de la gestación de estas 80 ideas que mencionabas, ¿qué tanto sentís que Sofá te modificó como compositora? Las letras están, además, en plan muy confesional.

—Es verdad (se ríe). El camino de componer es infinito, y son como capas de cebolla infinitas: te vas conociendo, vas cambiando los gustos. El proceso de composición, para mí, puede ser superfrustrante. No es mi actividad favorita, pero la catarsis es necesaria para poder hacer esto. Porque sentarte a componer no es solo el trabajo: es lidiar con vos mismo y tu propia guillotina. Hay dos figuras que me influenciaron mucho, que conocí en Breklee, y una fue John Mayer que nos dijo: “Cuidado con la guillotina. No condenen las ideas que salen”. Y al otro que conocí fue a Jorge Drexler, de mis referentes más fuertes, y me confesó que él tampoco disfrutaba tanto de componer. ¡Entonces me sentí menos sola! Pero también hay mucha satisfacción: cuando una canción sale sola, es un lujo.

Silvina Moreno en El País. Foto: El País
VIDEO | Acústicos en El País: Silvina Moreno canta "Zamba del olvido", de Jorge Drexler

—¿Te sentís cómoda en la categoría de cantautora?

—En Argentina no es un término tan instalado todavía; estamos un poco quedados en el tiempo, porque todavía te preguntan si hacés melódico, que en mí generación ya no significa mucho. En realidad lo mío es el género de la canción, cercano al pop.

—Aquí está muy desarrollada la escena cantautoril, y en los últimos años se ha potenciado la figura femenina, entonces es posible que el público encuentre algo muy uruguayo en tu disco.

—¡Qué bueno! Uruguay está muy adelantado respecto a Argentina en muchos aspectos, y para el argentino eso es refrescante. De hecho me intimiadaba venir, porque es como, en Argentina, ir a Rosario. Son lugares donde se respira cultura, y hay que pedir permiso. Y me encanta que haya mujeres, es necesario.

—¿Cómo está la presencia femenina en el circuito en el que vos te movés?

—Hay mucho talento, y eso me entusiasma mucho. Hay varias colegas con las que nos vamos apoyando mutuamente en este camino largo, y me da la pauta de que nos vamos a poder empezar a mostrar de nuevo. Argentina perdió visibilidad en la música latinoamericana en los últimos años; la tuvo muy fuerte, después hizo falta, y hay una ilusión grande de revivir eso.

—¿Te influye como compositora, la revolución feminista que está viviendo el mundo y Argentina en particular?

—Influye, claro. Yo no he sido públicamente muy verbal acerca de mis opiniones, porque suelo ser más reservada, pero me encanta poder ser una voz para las mujeres en temáticas más femeninas. Y creo que eso genera más concientización, fuerza, y como que llevás una bandera que me gusta. Es muy interesante, y para el arte está abriendo muchas puertas y maneras de pensar. Está rompiendo estructuras, y eso está bueno.

Testimonio

Drexler, un referente

"Yo admiraba a Drexler, pero conocerlo fue un antes y un después. Él nos cuenta que la fama le llegó tarde, y eso a él le gustó, porque para cuando le llegó el reconocimiento profesional ya sabía cuáles eran sus prioridades. Ya había pasado muchos años de curtirse. Y es un tipo con los pies sobre la tierra, tranquilo; entonces no es sólo el talento, tiene que ver también con lo que alguien te transmite a nivel humano. Y yo quiero ser ese tipo de artista accesible, porque hace falta gente que no esté en el pedestal", dice la cantante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º