Ignacio Copani

"Siento que soy telonero del pueblo"

El cantautor argentino presenta su último disco, Llevo en mis oídos, esta noche en el Politeama de Canelones, mañana en Alto Palermo y el domingo, gratis, en el Mercado Agrícola de Montevideo. Previo a los tres shows, Copani fue entrevistado por El País.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Muchas veces tuve la fantasía de venir a vivir a Uruguay". Foto: D. Borrelli

—¿Recordás la primera vez que actuaste en Uruguay?

—Fue en Defensor, en 1989 o 1990. Venía amparado con el éxito y el rebote de algunos programas de televisión de allá y no tenía la chance de mostrar el verdadero contenido de lo que hacía. Hasta el año 1999, que editó el disco Me salva tu amor una compañía uruguaya que se llamaba Obligado, lo que hoy es Montevideo Music Group. A partir de ahí empecé a venir a trabajar como si fuera un artista nacional y lograr que la gente conociera más que algún éxito.

—¿Qué te identifica tanto con Uruguay? ¿Qué te gusta?

—Todo. Me gusta todo. Sin esfuerzo, porque tenemos un ADN idéntico con nuestra configuración de tanos, gallegos, judíos, indios... Como artista siempre me sentí muy agasajado, por la valoración que hacen de mi repertorio.

—¿Alguna vez consideraste mudarte aquí?

—Si cae el peronismo (se ríe)... Muchas veces tuve la fantasía, pero yo no me quiero ir. Me siento muy a gusto; hay una caracterización del uruguayo que a mí me cae al pelo —y que no siento para nada como peyorativa—, que dice que son argentinos unplugged.

—Estás presentando tu nuevo disco, Llevo en mis oídos. ¿Las canciones tienen que ver con esa militancia política tuya que se ha acentuado?

—Sí, pero tiene mucho humor, ese tono que tuve siempre. Es un repertorio interpelador en lo político, porque ofrece una serie de raccontos de lo que estamos viviendo, de que sabemos que se hizo mucho pero hay que ver lo que falta. Y no solamente me gusta dar esa discusión, sino que ¿a quién le puede interesar otra cosa de Copani, o de cualquier otro artista ya maduro? Si uno es sincero, las cosas que le pasan a esta edad tienen que ver con lo social, porque es cuando empezás a sentir tu finitud.

—Tu nuevo repertorio habla de lo que le falta a la sociedad. A vos, como artista, ¿qué te falta por hacer?

—Te diría que nada, más que lo más lindo que es transitar este trabajo. Después de todo, toda nuestra especie vive de tránsito. Lo más lindo es tener energía para seguir comunicándote, haciendo canciones, que es un trabajo hermosísimo. Aparte, pocos pueden saber cuál es la verdadera satisfacción del artista cuando termina la canción, cuando sabe que está completa la idea. Sentís que es tu verdadero oficio. De las cosas de vanidad estoy absolutamente despojado, siento que soy telonero del pueblo. Yo quiero crecer con mi repertorio, aunque me haga vender menos discos.

—¿Te hace perder público el tomar partido, tanto en la política como en el fútbol?

—Sí, pero después lo recuperás. La mayoría recibe un impacto cuando un artista se manifiesta tan abiertamente hincha de un equipo de fútbol, y no solo eso, sino que le haga canciones. Tiene que entender esa dinámica, y la termina entendiendo. No me dediqué a hacerle una canción a River cada vez que salió campeón. Si River gana la Copa Libertadores podría hacer una canción, porque es una cuenta pendiente que tenemos hace mucho. Y en lo político también.

—¿Qué pasa en ese plano?

—Antes recibía insultos de esa cosa maravillosa que son las redes sociales, y se van atenuando, porque la gente empieza a pensar: este tipo debe hacer estas canciones porque les gusta hacerlas. Porque no me pueden encontrar una facturación millonaria. Y el que quiere creerte, que te crea. Siempre digo con todo el corazón: no cobré nunca en mi vida por ir a un acto político, nadie me dicta las letras. El que no tiene amor o convicción, capaz que no lo puede entender.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados