VINCE CLARKE

"Siempre habrá nuevas canciones para componer"

Con una trayectoria profesional que arrancó hace 36 años con el primer disco de Depeche Mode, Vince Clarke transitó por el pop británico e internacional al más alto nivel, en particular como parte de Erasure. Ahora, con un nuevo disco recién salido, conversó telefónicamente con El País sobre el presente y el pasado del dúo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Difusión

Luego de ese primer disco con Depeche Mode (Speak & Spell), Clarke armó proyectos y grupos como Yazoo y The Assembly, para luego asentarse como parte del dúo Erasure junto a Andy Bell. Ahí tuvo una carrera que llegó hasta lo más alto de las listas en varias partes del mundo, un éxito que incluso los trajo hasta Uruguay.

Con un nuevo álbum recién publicado, World Be Gone (el número 17 de su discografía), Clarke conversó telefónicamente con El País acerca de esta nueva etapa del dúo, uno de los más importantes del “synthpop”.

—¿Cómo encararon este nuevo álbum? ¿Hay algún concepto o idea que quisieron transmitir?
—Lo único que sabíamos es que no queríamos hacer un disco bailable. Esa fue la idea principal desde el punto de vista musical. Respecto a las letras, están pasando muchas cosas en el mundo que son imposibles de ignorar, ¿verdad? Tratamos de incluir un punto de vista político en las letras. Este enfoque, más orientado a la canción y la melodía, en vez del ritmo, nos resultaba más apropiado para las cosas que queríamos transmitir en las letras.

—Hay canciones en este disco en las que Andy Bell canta mejor que en años. ¿Cambia su forma de componer con él teniendo en cuenta que la voz de Erasure ha cambiado con el paso del tiempo?

—Cuando arrancamos, Andy grababa muchas partes vocales como apoyo a la canción misma. Eso lo fuimos abandonando con los años. Pero esta vez decidimos rescatar eso de los primeros discos de Erasure. Él pasó mucho tiempo grabando partes vocales de apoyo, para que toda la parte cantada fuera muy rica. Buscamos algo que tuviera un aire a Queen.

—Conociéndose tanto, ¿ahora componen más rápido?

—No, más rápido no. Pero sí más cómodos. Componer con otro es una situación delicada, porque uno se desnuda. Y eso no es fácil cuando uno no conoce o respeta al otro. Pero con el paso del tiempo, como nos respetamos tanto, es más fácil sentarse a componer. Ya no hay incomodidad o vergüenza.

—El año pasado, Erasure cumplió 30 años. ¿Alguna vez piensa en el lugar de Erasure en el pop inglés?

—La verdad que no (se ríe).

—¿Nunca se compara con otros?

—No. Obviamente, uno es el resultado de las cosas que escucha, y eso se oye en nuestras canciones, es inevitable. Pero respecto a nuestro lugar en la cultura pop... No te sabría decir, porque soy parte de eso.

—Con el éxito que han tenido, podrían haberse retirado. Pero siguen muy activos. ¿Se considera a sí mismo ambicioso?

—Hmm... (Piensa). Creo que no soy tan ambicioso como cuando era joven. Lo que pasa es que me gusta mucho lo que hago, y tuve la fortuna de conocer a un tipo como Andy, con quien me llevo muy bien. Juntarme con él a componer es algo que disfruto muchísimo. Porque llegamos sin nada, sin ideas, y salimos con una o varias canciones. No quiero que eso termine.

—¿Tuvieron que aprender a llegar sin nada al momento de componer una canción?

—Sí, tuvimos que aprender a darnos cuenta cuándo al otro no le gusta una idea musical. Al principio, cada uno peleaba por su idea, pero ahora cuando veo que a Andy no le entusiasma algo que propongo, lo descarto. Porque siempre va a haber otra canción para componer.

—¿Cómo fue hacer el disco Ssss con Martin Gore, quien lo reemplazó como compositor principal en Depeche Mode?

—¡Cool! Quería hacer un disco de techno, y al principio lo iba a hacer solo. Pero luego me dieron ganas de sumar a alguien para tener una mirada distinta. Y justo Martin estaba libre. Le mandé un correo y listo.

—Pero no se le puede haber escapado que un disco con él era algo fuera de lo común. Algo así somo Depeche Mode vs. Erasure.

—Creo que a muchos le intrigaba lo que podíamos llegar a hacer juntos. Además, si yo quería hacer un disco de música techno, ¿se puede llamar a alguien mejor que Martin para eso? El mero hecho que aceptara me sorprendió (se ríe).

¿No hay resentimientos entre usted y él?

—Para nada. Me gusta Depeche Mode. Me encanta la dirección musical en la que están yendo. Hace poco escuché su nuevo disco, Spirit. El antecesor me había gustado tanto que no sabía si este me iba a gustar. Pero Martin sigue mejorando como compositor.

—¿Qué recuerda de los años más exitosos de Erasure?

—No mucho, la verdad. Todo era una locura, todo pasaba tan rápido. Nuestro primer disco casi que no sonó en la radio y con Andy decidimos tocar en vivo todo lo que pudiéramos, para hacer oír nuestras canciones. Así construimos nuestro público. Cuando salió nuestro segundo disco, entramos en la lista de ventas británica y desde ahí fue todo tan rápido. De repente estábamos viajando a todas partes, como a Sudamérica, donde estuvimos varias veces.

—Ahora se van de gira con Robbie Williams.

—Sí. Nos encanta la idea, porque con él vamos a volver a lugares a los que no íbamos desde hace mucho tiempo.

—¿Cómo se hace para mantener una colaboración como la que tiene con Andy Bell durante tanto tiempo?

—Todo se basa en el respeto. Yo respeto lo que él trae a Erasure, y viceversa. Como te decía antes: si yo veo que él no me apoya completamente cuando propongo una idea, listo, esa idea no va.

Si no puede escuchar el nuevo disco de Erasure World Be Gone, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados