ENTREVISTA

Sérgio Mendes, uno de los músicos brasileños más exitosos, charló con El País

Bajo la dirección de John Scheinfeld, el martes 27 HBO estrenará el documental "In the Key of Joy" sobre el hombre detrás de "Magalenha" y "Más que nada"

Sérgio Mendes. Foto: Difusión.
Sérgio Mendes. Foto: Difusión.

"Dijiste que eras de Uruguay, ¿verdad?”, pregunta Sérgio Mendes desde el otro lado de la videollamada por Zoom. “Te cuento que la primera vez que salí de Brasil en toda mi vida fue en 1961, cuando toqué en un festival de jazz en Punta del Este. Tengo recuerdos increíbles de esa época”, relata. Y en los 60 años que transcurrieron desde aquella primera salida de su país, el músico brasileño se convirtió en una leyenda viva de la música latinoamericana.

Fue uno de los encargados de llevar el bossa-nova al Carnegie Hall, hizo que el mundo cantara en portugués la irresistible “Más que nada”, vendió millones de discos gracias a sus versiones de “The Fool On the Hill”, “Night and Day” y “The Look Of Love”, y trabajó con Frank Sinatra, Sarah Vaughan y Cannonball Adderley. Ahora, a los 80 años, está listo para mirar atrás y analizar el camino recorrido. Y eso es lo que propone Sérgio Mendes In the Key of Joy, el documental dirigido por John Scheinfeld que se estrena el martes 27 en HBO y HBO GO.

Por eso, en esta videollamada por Zoom, Mendes no está solo. Además de los tres Grammys que exhibe con orgullo en el mueble detrás de su asiento, el brasileño se acompaña de Scheinfeld, el hombre de rulos canosos que se encargó de resumir su vida en 90 minutos. “Fue difícil lograr que una persona con una vida tan rica y tanta música entrara en un documental”, admite con su acento de Chicago. “Pero Sérgio tiene muy buena memoria y es un buen narrador, así que me lo hizo más fácil”, le explica a El País y a un medio mexicano que también participa de esta conferencia virtual.

Y con solo ver los primeros minutos de In the Key of Joy, donde Mendes cuenta con ternura que la música le salvó su niñez, uno lo confirma. Es un gran narrador. Junto a fotografías de la época, el músico describe que a los dos años se cayó en la bañera y, tras quebrarse una pierna, le diagnosticaron osteomielitis.

Durante tres años, vio a sus amigos jugar al fútbol, mientras él se quedaba en casa con su yeso. “Como muestra el documental, mi infancia fue un poco problemática”, dice ahora en español. “Pero, cuando mi madre me regaló un piano, la música llegó a mi vida como una cosa muy alegre. Por eso siempre pensé en la música como algo bonito, como la música de Brasil, que es muy alegre. Hago canciones para cantar y bailar”.

Además de la alegría —de donde viene el título del documental— que definió su vida y su obra, el leitmotiv de In the Key of Joy es la serendipia, un concepto que Mendes define como “encuentros mágicos y no planeados” que le cambiaron la vida. Y el filme está repleto de ejemplos: habla Herb Alpert, el trompetista que produjo el debut de Mendes y su grupo, Brasil ‘66, en Estados Unidos; y también aparece Gracinha Leporace, su esposa hace casi 50 años y la salvadora de Brasil ‘66 cuando la cantante original, Lani Hall, dejó la banda.

En el documental también hablan los encargados de resucitar su carrera en tres ocasiones: Joe Pizzulo, el hombre que cantó la hermosa balada “Never Gonna Let You Go”, que en 1983 llevó a Mendes nuevamente a las listas de éxitos; Carlinhos Brown, quien en 1992 cantó “Magalenha”, ese clásico de cotillón que sonó hasta el hartazgo en el auge de la movida del world-music; y Will.i.am, el productor estadounidense que en 2006 ideó Timeless, el exitoso disco donde los clásicos de Mendes se fusionan con el rap. Aquel trabajo, protagonizada por una nueva versión de “Mas que nada” junto a Black Eyed Peas —el grupo de Will.I.am— le presentó ese himno a toda una nueva generación y demostró que las buenas canciones nunca mueren.

Pero, además de ser su mayor éxito, “Mais que nada” fue un salvavidas para el artista nacido en Río de Janeiro. En 1964, cuando la dictadura militar se apoderó de Brasil, Mendes se fue a probar suerte a Estados Unidos. Armó el grupo Brasil ‘66 pero no le fue muy bien: un hotel lo contrató para musicalizar sus noches, lo despidieron en la primera actuación porque el público no podía bailar el repertorio que mezclaba jazz y bossa-nova. Sin ahorros, estaba a punto de perder la esperanza, hasta que apareció la primera muestra de la serendipia con la que define su vida. Se encontró con Alpert, quien le produjo Herb Alpert Presents: Sergio Mendes & Brasil ‘66, el álbum que incluía aquel hit.

“Yo solía tocar ‘Mais que nada’ en los clubes nocturnos de Río antes de irme a Estados Unidos”, le dice a El País. “Cuando la escuché por primera vez en la radio estadounidense no lo podía creer. Fue un momento increíble en mi vida. Tiempo después se extendió al resto del mundo y era la primera vez que una canción en portugués llegaba tan lejos”.

Y por canciones como “Mais que nada” es que Scheinfeld conoció a Mendes. “Cuando yo era chico, mi madre solía poner la música de Sergio y bailaba por toda la casa, así que siempre tuve un recuerdo muy positivo y divertido de él”, explica. Por eso, cuando le ofrecieron dirigir In the Key of Joy, no lo dudó:quería hacerlo para celebrar el legado del brasileño pero también homenajear aquellos días junto a su madre. “Sergio es un innovador”, asegura. “Tomó aspectos de distintos géneros y los unió para generar un sonido único para su época. Me sorprendió ver que siempre está mirando hacia adelante para ver cuál será su próximo desafío”.

Además del documental para HBO, Mendes habla de In the Key of Joy, el álbum que publicó a comienzos del año pasado. Es su disco número 39 y su primer trabajo en cinco años. Cada canción está atravesada por la alegría y cuenta con la participación de Gracinha Leporace, Joe Pizzulo, Hermeto Pascoal y Cali Y El Dandee. “Quiero aprender todo el tiempo”, dice Mendes. “Me gusta conocer músicos, trabajar en el estudio y descubrir cosas. Ese es mi mayor placer”.

in the key of joy

El aporte de célebres amigos

Además de la palabra del protagonista, Sergio Mendes In the Key of Joy incluye el relato de grandes exponentes de la música que han colaborado con Sergio Mendes o de algún modo se han inspirado en su legado musical para su propio trabajo. A lo largo de los 90 minutos, aparecen Herb Alpert, Carlinhos Brown, el actor Harrison Ford (que cuenta una gran anécdota sobre sus días como carpintero del artista), Lani Hall (cantante de Brasil ’66), Quincy Jones, John Legend, Gracinha Leporace, Jerry Moss, Pelé (que incluso se anima a cantar junto al brasileño), Carlos Saldanha (Director de la película Río, nominado al premio Oscar) y Will.i.am, quienes brindan una perspectiva cálida sobre el aporte de Mendes a la escena musical. También se incluyen filmaciones de la sesiones de grabación de In the Key of Joy, el álbum que lanzó el año pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error